Esta cámara de seguridad no pescó a un ladrón sino a un cartero haciendo algo increíble

Por La Gran Época
18 de Marzo de 2019 Actualizado: 18 de Marzo de 2019

El dolor puede ser agobiante y a veces se requiere de un extraordinario acto de bondad para levantar el velo. Leigh Anne Skoda perdió a su esposo de 42 años de edad debido a un cáncer fatal, y fue la completa merecedora de la mano de ayuda de la persona menos pensada: un repartidor de FedEx.

Leigh Anne vive en un pequeño pueblo de Nebraska y tiene una enorme carga de trabajo desde que enviudó. Junto con su esposo, la amorosa madre mantenía su hogar ordenado, cuidaba de sus hijos y además cuidaba de propiedades adicionales que la pareja administraba juntos. Es una muy larga lista de deberes para una sola persona.

Pero eso no es todo, tareas pesadas también recayeron sobre Leigh Anne, tales como trabajos de reparación y mantenimiento del jardín. En Nebraska no son extrañas las fuertes tormentas de nieve y tras una particularmente fuerte, Leigh Anne tuvo que realizar mantenimiento a su auto. Los neumáticos necesitaban aire.

La tarea de inflar un neumático en un día seco y soleado puede ser divertido, pero no bajo montones de nieve fresca recién caída. Leigh Anne necesitaba algo de ayuda.

Leigh Anne y su esposo en el día de su boda. (Cortesía de Leigh Anne Skoda)

Leigh sabía que no podía sola y fue lo suficientemente osada como para apelar por la ayuda de una cara amigable y familiar, que resultó ser la de Brain Scholl, un conductor de FedEx cuya ruta regular pasaba a través del vecindario de Leigh Anne. Ese día en particular, había aparcado cerca de su casa, así que se decidió llamarlo. Feliz de colaborar, Brian la ayudó a arreglar el auto.

Ambos conversaron y aprovecharon la tarea compartida para conocerse un poco más. Brian se enteró del reciente luto de Leigh Anne y expresó su condolencia, pero decidió dar un paso más y no se contentó solo con inflar los neumáticos del auto de la afligida madre.

Imagen Ilustrativa. (Crédito:Shutterstock /5m3photos)

Brian, dispuesto a ayudar sin el más mínimo interés de ser elogiado, decidió extender el gesto de bondad: regresó mas tarde y sin informar a Leigh Anne, empezó a palear la enorme pila de nieve de su cargado porche. Brian sabía lo duro que sería para la ocupada madre completar esa tarea por sí misma.

Lo que Brian no sabía, es que su acto de bondad había sido grabado por la cámara instalada en la puerta de Leigh Anne.

La diligente madre revisó el video y vio lo que Brian había hecho. Abrumada con la sorpresa y gratitud, Leigh Anne subió el conmovedor video a su cuenta de Facebook. “Las cámaras instaladas en las puertas no solo captan a personas robando paquetes”, compartió. “Nuestro amigo de FedEx se detuvo y debido a la bondad de su corazón, limpió mis aceras”.

A través de éste perfectamente juzgado acto de bondad, Brian se las arregló para lograr que Leigh Anne se sintiera completamente apoyada y entendida.

Una vida llena de amor: Leigh Anne recuerda sus momentos felices (Imagen cortesía de Leigh Anne Skoda)

Los medios sociales ciertamente tienen mucho que decir. “Es inspirador saber que hay personas amables allá fuera a pesar de todas las cosas malas que escuchamos”, dijo un usuario representando el entusiasmo de miles. “¡El mejor conductor de FedEx!”.

Sonrojado por el video de Leigh Anne y conmovido por la repuesta pública, Brian contestó: “De nada Leigh Anne Skoda. No fue la gran cosa. Parte de la vida es ayudar a los demás. Estaba contento de hacerlo”.

“Verdaderamente creo que cruzamos caminos con personas por una razón”, concluyó Leigh Anne.

Mira el video a continuación:

Un amor sincero y fiel de esposos que conmueve el corazón

TE RECOMENDAMOS