¿Está México pagando por el Muro de Trump o no?

Por Petr Svab - La Gran Época
12 de Enero de 2019 Actualizado: 12 de Enero de 2019

El presidente Donald Trump ha prometido muchas veces que México pagará por su principal promesa de campaña: un muro a lo largo de la frontera sur.

Desde que asumió el cargo, Trump estuvo presionando al Congreso para que asigne dinero para el muro, llegando finalmente a un punto muerto con los legisladores demócratas, que resultó en un cierre parcial del gobierno que se ha mantenido durante semanas.

Desde diciembre, Trump ha estado diciendo que ya cumplió su promesa y que México ya está pagando por el muro a través de un reequilibrio comercial derivado del Acuerdo T-MEC negociado a principios de 2018.

“Varias veces dije: ‘De una forma u otra, México va a pagar por el muro'”, dijo Trump en un tweet del 13 de diciembre. “Esto nunca ha cambiado. Nuestro nuevo acuerdo con México (y Canadá), el T-MEC, es tanto mejor que el viejo, muy costoso y anti-EE.UU. TLCAN, que solo por el dinero que ahorramos, ¡MÉXICO ESTÁ PAGANDO POR EL MURO!”.

El 10 de enero aclaró: “Obviamente, nunca dije esto y nunca quise decir que van a escribir un cheque. He dicho que van a pagar por ello. Lo están. Están pagando por ello con el increíble trato que hicimos”.

El acuerdo, que aún no ha sido ratificado por el Congreso, recupera alguna ventaja comercial de México, incluyendo el requisito de que los fabricantes de automóviles tengan que usar más piezas fabricadas en Estados Unidos. Tal ajuste podría producir una ganancia de ingresos fiscales para Estados Unidos y una pérdida de ingresos fiscales para México, lo que le daría a Trump la base para decir que México está pagando por el muro.

Esta justificación también es consistente con lo que Trump prometió a los votantes.

Cheque o comercio

En los materiales de su campaña, Trump describió varias opciones para hacer que México pague por el muro, algunas de las cuales incluían la opción de que México emitiera un cheque, como su amenaza de confiscar las remesas que los inmigrantes ilegales envían a México.

“Es una decisión fácil para México: hacer un pago único de 5000 a 10.000 millones de dólares [para la construcción del muro] para asegurar que 24.000 millones de dólares [en remesas de mexicanos que trabajan en Estados Unidos] sigan llegando a su país año tras año”, dice su documento de campaña (pdf).

Pero no dijo que esta era definitivamente la forma en que México pagaría.

El documento enumeraba tres opciones más para obligar al vecino del sur a pagar: amenazar con cancelar las visas para los mexicanos, aumentar las tarifas de las visas y renegociar el comercio.

“No hay duda de que México está incursionando en un comportamiento injusto en materia de subsidios, el cual ha eliminado miles de empleos en Estados Unidos, a lo que estamos obligados a responder”, dice el documento. “El impacto de cualquier arancel sobre los precios de las importaciones será compensado con creces por las ganancias económicas y de ingresos derivadas del aumento de la producción en Estados Unidos, además de los ingresos provenientes de los aranceles en sí. México necesita acceso a nuestros mercados mucho más que lo opuesto, así que tenemos toda la ventaja y ganaremos la negociación”.

El documento no dejaba claro si la amenaza arancelaria debía incitar a México a escribir un cheque por el muro o si un comercio más equilibrado en sí mismo sería satisfactorio para Trump.

Pero durante la campaña, Trump profundizó más y sugirió que se conformaría con concesiones comerciales.

“Usted no está esperando que [el presidente mexicano] escriba un cheque, pero lo que está diciendo es que tendrán que hacer concesiones”, dijo Sean Hannity de Fox News al entrevistar a Trump durante una reunión pública en Carolina del Norte el 9 de marzo de 2016.

“Bueno, hay muchas maneras diferentes. Sí”, respondió Trump.

“No esperará que México diga: ‘Sí, Sr. Trump, aquí tiene un cheque por 10.000 millones de dólares'”, preguntó Hannity.

“No. No. Porque políticamente no es factible. No se vería bien”, contestó Trump.

“¿Crees que los tratos que usted hará compensarán con creces el muro?”, Hannity continuó.

“Sí. Incluso si les cobramos impuestos. Podemos cobrarles impuestos, ¿de acuerdo?”, dijo Trump. “No hay ninguna diferencia”.

Sin embargo, no descartó completamente la opción del cheque.

Un mes después, en Pittsburg, Hannity volvió a sondear a Trump sobre el tema.

“No nos van a hacer un cheque”, dijo Hannity.

“Pagarán”, respondió Trump. “Ellos pagarán. De una forma u otra. Para cuando vean lo que pasó, pueden incluso escribirnos un cheque”.

Acuerdos

Trump ha hablado de su capacidad para negociar un acuerdo: con una postura dura, pero dejando una puerta abierta a las concesiones.

“Estoy de acuerdo en hacer concesiones”, comentó el 10 de enero sobre sus negociaciones para el financiamiento del muro con los demócratas. “La concesión está en mi vocabulario, muy fuerte.”

También dejó claro que no es de los que no aprovechan una ventaja.

“Recuerda la principal estrategia de negociación: el lado que más necesita el acuerdo es el que menos debe dar marcha atrás”, dijo en su libro de 2015 “Estados Unidos lisiado: cómo hacer que Estados Unidos vuelva a ser grande”.

Además, resumió su enfoque de negocios en el libro: “Pienso en grande. Apunto muy alto, y luego sigo empujando y empujando hacia esa meta, y más allá de ella. Al final, puede que no consiga todo lo que quiero, eso lo entiendo, pero nunca cedo en los objetivos básicos que me propuse”.

Siga a Petr on Twitter: @petrsvab

***

Te puede interesar

¿Cuál es el verdadero significado de la esvástica?

TE RECOMENDAMOS