La historia de María, que viajó a China y fue detenida y torturada

Por Katherine Lee
30 de Octubre de 2018 Actualizado: 31 de Octubre de 2018

Una mujer polaca llamada María tuvo un viaje inconcebible a China hace 16 años. Ella era estudiante de la Universidad de Harvard. Un día, encontró un póster con una foto de gente meditando. Ella pensó: “¡Se ven tan serenos!” Luego de ver lo pacíficos que eran los practicantes de Falun Dafa, María comenzó a practicar.

Sin embargo, en 1999, la meteórica popularidad de Falun Dafa atemorizó y volvió paranoico al entonces mandatario chino Jiang Zemin. Luego lanzó una campaña de supresión contra Falun Dafa.

“Escuché esta historia de que Jiang Zemin dijo que Verdad, Benevolencia y Tolerancia no concuerdan con el Partido Comunista Chino (PCCh), y por lo tanto son ilegales. Me pregunté ¿cómo es posible? Mis padres y abuelos me han enseñado esos valores morales”, dijo María.

“Así que quien sea que quiera vivir en base a estos valores, debería ser valorado y respetado mucho, en vez de ser torturado. Pero eso es lo que está pasando en China, y yo quería mostrarle a los chinos que el mundo entero en realidad sostiene esos valores”.

María decidió ir a China en 2002. Fue arrestada el 14 de febrero de camino a la Plaza Tiananmen. Estuvo detenida por 30 horas, durante las cuales fue interrogada y torturada. Luego fue deportada de China hacia Polonia.

“Sabía que había una pequeña posibilidad de que me pasara algo realmente malo. Sabía que la gente en China está sufriendo mucho más. Si a través de mi experiencia y mi persona puedo darles esperanza de que lo que hacen está siendo escuchado y visto fuera de China, y alentarlos a tener valor, eso será lo más grandioso que podría hacer”.

***

¿Sabías esto?

36 occidentales se reúnen en China para una foto grupal: en 20 segundos llega la policía

Se sentaron a meditar en la principal plaza de Beijing. Su mensaje simple sorprendió a todos y su presencia sin precedentes pronto se convirtió en una noticia internacional.

TE RECOMENDAMOS