Esta pareja se casa 24 veces y convierte su matrimonio en una verdadera aventura

Por La Gran Época
30 de Marzo de 2019 Actualizado: 30 de Marzo de 2019

El matrimonio, puede ser un tema controvertido en la sociedad de hoy. Muchas personas pueden preguntarse qué edad les gustaría tener cuando se casen y algunos descartan por completo la idea del matrimonio. Pero una pareja de Rancho Palos Verdes, California, llevan celebrando 24 bodas.

Evan y Susan Money, se conocieron a través del amigo de un amigo en un viaje de surf en México en 1990. Al principio, Susan pensó que Evan era solo otro surf punk.

Después de cinco años de no verse, la pareja se encontró en un supermercado. Evan pidió el número de Susan, no para conseguir una cita, sino para ponerse en contacto con algunos viejos amigos. Sin embargo, cuando Evan la llamó, ella lo invitó al cine.

“Lo invité a salir y él tuvo que pensarlo, así que aún está viviendo ese momento”, dijo Susan a La Gran Época.

Casémonos

A pesar de un comienzo difícil para su primera cita, los dos se llevaban bien. Dos o tres semanas después, la pareja supo que quería casarse. Sin embargo, los dos todavía necesitaban conocerse más. Además, Evan le había prometido a su madre que no saldría con nadie para poder concentrarse en su negocio.

Alrededor de un mes y medio después, Evan llevó a Susan a conocer a su madre. Quería ser soltero para siempre, pero también quería casarse con Susan y pensó que su madre podría desanimar a Susan.

“En el fondo, una parte de mí estaba muy emocionada por casarse con ella…”, recordó Evan. Pero aunque quería casarse con Susan, tenía miedo de renunciar a su estilo de vida de soltero.

Evan y Susan Money durante la boda #14 en Nassau, Bahamas. (Cortesía de Susan y Evan Money)

La madre de Evan, enfatizó lo importante que era su hijo para ella y él convenientemente dejó la habitación para que Susan se encargara de la parte más importante del interrogatorio. Sin embargo, su plan fracasó. Cuando Evan regresó a su apartamento, su madre llamó y dijo: “Evie, Susan es una mujer importante”.

Evan dejó caer el teléfono y su lado de soltero había muerto. Sin embargo, estaba extasiado porque esa era la respuesta que había estado buscando.

Después de salir durante 11 meses, Evan le propuso matrimonio a Susan frente a la clase de francés de la escuela secundaria que ella enseñaba. Seis meses después la pareja se casó, el 5 de julio de 1997, en Manhattan Beach, California. Asumieron que esta sería la única vez que se casarían.

Crecimiento personal

Creciendo en Los Ángeles, Evan tenía tres perspectivas sobre las relaciones románticas basadas en las personas que conocía. Uno puede ser casado y miserable, divorciado y desesperado o soltero y cínico.

“En el fondo, sabía que quería algo diferente”, aseguró Evan.

Evan y Susan, trataron de averiguar cómo podían ser diferentes y terminaron asistiendo juntos a seminarios de desarrollo personal.

“Finalmente nos dimos cuenta que para que las cosas mejoren, teníamos que mejorar. Y para que las cosas crezcan, teníamos que crecer”, explicó Evan.

Evan Money se inclina hacia Susan Money en la boda #22 en Vancouver, Colombia Británica. (Cortesía de Evan y Susan Money)

Fue entonces cuando se embarcaron en un viaje de crecimiento personal. Durante uno de estos seminarios escucharon a un hombre que cada año celebraba una fiesta de aniversario en su casa y se volvía a casar con su esposa. Fue entonces cuando Evan y Susan decidieron llevar la idea unos pasos más allá.

Susan habló con Evan y, con lágrimas en los ojos, le dijo que ella quería lo mismo pero que lo hicieran en un estado o país diferente cada año. Sin embargo, en ese momento la pareja tenía muy poco dinero.

Finalmente, la pareja pensó que podrían volver a casarse con una ceremonia sencilla en Tijuana, México.

Una serie de nupcias

Sin embargo, como los dos estaban planeando la boda, ganaron un viaje con todos los gastos pagados a París, Francia.

A pesar de no tener mucho dinero, la pareja pudo volver a casarse en el jardín del Palacio de Versalles. Fue esta segunda boda la que realmente abrió sus mentes de hasta dónde podían llegar para volver a casarse.

Aunque cada una de las 24 bodas ha sido especial, tanto Evan como Susan tienen ciertos favoritos. Para Susan, la renovación de sus votos en el Atlantis Resort en las Bahamas fue particularmente especial. Se casaron entre delfines y ambos tenían sus propios delfines como sus respectivos “mejores mamíferos” y “mamíferos de honor”.

Para Evan, una de las bodas más especiales fue en Green Bay, Wisconsin en Lambeau Field. Uno de los entrenadores de los Green Bay Packers, ofició la boda con toda la ropa de entrenador y recitó las citas de Vince Lombardi sobre el amor y la unión.

Evan y Susan Money durante la Boda #16 en Lambeau Field en Green Bay, Wisconsin. (Cortesía de Evan y Susan Money)

La pareja, también se ha vuelto a casar en un molino de viento de 300 años en Alemania y en un globo aerostático sobre Nuevo México.

Una vez se suponía que la pareja se volvería a casar en Portland, Oregon, pero el pastor tuvo que cancelar por una emergencia. La pareja solo tuvo unas pocas horas para regresar al aeropuerto y terminaron renovando sus votos en la esquina de la terminal del aeropuerto.

Tanto Evan como Susan, son tan felices como pueden ser y siempre están planeando otra boda o están disfrutando de otra luna de miel. Tienen una relación tan increíble porque ambos trabajan en ello y ambos están constantemente enfocados en ser mejores. Ellos esperan que otras parejas puedan tener la misma experiencia y esperan que no se enfoquen en los aspectos tediosos de un matrimonio.

El dúo está trabajando en un reality show basado en la esperanza llamado “Happily Ever After” (Felices para siempre) en el que presentarán a parejas que se encuentran en una situación de estancamiento, les darán algunas herramientas y aliento para que trabajen en su relación y se vuelvan a casar en un lugar sorpresa en Los Ángeles, California.

Su próxima boda será en la cordillera Teton, Wyoming, en junio del 2019.

“Cada año es totalmente diferente y nos hemos hecho grandes y super pequeños. Simplemente lo convertimos en una aventura, yo armo una boda y Evan consigue una luna de miel y todo está bien”, dijo Susan.

Evan y Susan Money con sus hijos en la boda #24 en Nuevo Vallarta, México. (Cortesía de Evan y Susan Money)

¿Te gustó este artículo?

Entonces, te pedimos un pequeño favor. Compártelo en tus redes sociales, apoya al periodismo independiente y contribuye a que tus amigos se enteren de las noticias, información e historias más interesantes. Tardarás menos de un minuto. ¡Muchas gracias!

Trabajadora de hotel es sorprendida con propuesta de matrimonio

TE RECOMENDAMOS