Esta es la razón de por qué el consumo interno de China es tan bajo

29 de Marzo de 2016 Actualizado: 30 de Marzo de 2016

El consumo interno chino de 1,3 millones de personas es menor que el de los 300 millones en Estados Unidos. China tiene mil millones de personas más que Estados Unidos, con un ingreso per cápita de un país de ingresos medios. Así que, ¿por qué hay tan bajo consumo interno en China? ¿Qué está pasando con el poder adquisitivo de los chinos?

Permítanme arrojar algo de luz sobre el tema mediante la elaboración de dos escenarios. Supongamos que una mina de oro se descubre en Xinjiang.

Alguien invierte en la mina, y el propietario de la mina contrata a 100 mineros para extraer el oro. Su ganancia bruta anual es de 10 millones de yuanes, y el paga a los trabajadores el 50 por ciento de su ingreso bruto en salarios. Así que cada trabajador recibe un ingreso anual de 50.000 yuanes.

Un trabajador gasta 10.000 yuanes en el alquiler, lo que le deja 40.000 yuanes para casarse y educar familia. El propietario de la mina todavía tiene cinco millones de yuanes que le quedan para otros gastos e inversiones. Con los trabajadores que tienen dinero para gastar y la necesidad de establecerse allí, hay una demanda de vivienda. Por lo tanto, el propietario de la mina invierte en la construcción de viviendas para vender o alquilar a los trabajadores. Los trabajadores también necesitan alimentos.

Por lo que el propietario de la mina invierte en restaurantes y gana de nuevo el dinero de los trabajadores. Los restaurantes también necesitan más empleados, por lo que las esposas de los trabajadores ahora tienen puestos de trabajo y también un ingreso. A medida que el aumento de la población y las oportunidades de empleo, se incrementan, el consumo local también se incrementa.

En tales circunstancias, hay 100 familias en este lugar unos años después. Los niños en edad escolar necesitan educación, lo cual atrae a más personas para construir escuelas. Además, cafeterías, bares de karaoke, cines, y tiendas se construyen para que los trabajadores gasten su dinero. Después de 50 años, este lugar se ha convertido en una próspera ciudad de cerca de 100.000 personas. En este momento, la mina queda agotada.

En el segundo escenario, las cosas son un poco diferentes. Supongamos que una mina de oro se descubre en Xinjiang. Alguien invierte en la mina, y el propietario de la mina contrata a 100 mineros para extraer el oro. Sus ganancias brutas anuales son de 10 millones de yuanes. Pero este propietario sólo paga el 10 por ciento de su ingreso bruto a los trabajadores. Por lo que cada trabajador recibe un ingreso anual de 10.000 yuanes.

Esta cantidad de dinero es sólo suficiente para alimentarse. No queda dinero para alquilar un apartamento o casarse. Los trabajadores tienen que apretujarse en tugurios de la fábrica para albergarse. A pesar de que el dueño hace nueve millones de yuanes al año, él tiene que invertir el dinero en otros lugares, ya que la población local es pobre y no tiene poder de consumo.

El propietario compra una casa en Beijing, presta dinero a altas tasas de interés en las áreas costeras, y comienza a invertir para una posible futura emigración a países extranjeros. A nivel local, el propietario sólo compra una lujosa casa de campo, contrata a varios trabajadores como guardaespaldas, y encuentra a una mujer joven para que sea su amante. Los trabajadores trabajan muy duro y tratan de ahorrar algo de sus salarios para emergencias médicas y para la jubilación. No queda dinero para otras cosas.

Como resultado, además de algunas lujosas casas de campo y algunas pequeñas empresas, no existen otras empresas 50 años más tarde. Después de que se acaba la mina de oro, el dueño sale con una enorme cantidad de dinero, dejando atrás contaminación, desempleo y pobreza.

Estos dos escenarios simplistas realmente aclaran este punto. Muestra los diferentes modelos de desarrollo que se encuentran en todo el mundo.

Estados Unidos tiene un mercado de consumo interno de 300 millones de personas. Siempre se ha basado principalmente en el consumo interno para lograr el crecimiento económico. China tiene 1,3 millones de personas, y todo el mundo la considera como el mayor mercado de consumo del mundo. Sin embargo, cada año el consumo interno ha sido deficiente y China tuvo que depender del régimen y el comercio exterior para estimular el crecimiento económico.

La razón es muy sencilla. De la misma manera que lo he descrito en el segundo escenario, el aumento de la riqueza en China no se distribuyó suficientemente entre la población, pero la mayoría fue a dar al gobierno y a los propietarios de empresas. Las inversiones del gobierno impulsan el consumo sólo en una escala muy pequeña.

El efecto de las inversiones del gobierno ha dado un aumento en la capacidad de producción y suministro, lo que ha dado como resultado el grave exceso de producción que vemos ahora en China. Además, para evitar el desempleo masivo y para obtener ventajas de exportación, los costes laborales se redujeron una y otra vez, manteniendo así el poder adquisitivo de la gente por abajo.

Por ejemplo, Xinjiang es una provincia grande que es rica en recursos, comparable al de muchos países de Oriente Medio. La población local debería ser muy rica, pero la realidad es todo lo contrario: Xinjiang es muy pobre. Un lugar rico en recursos no necesariamente es muy desarrollada y próspera. Todo depende en si el gobierno pone a la gente en primer lugar.

El pueblo chino no es rico. Además, deben cuidar de sus pensiones, atención médica y la educación de los niños con su propio dinero. Las personas cuya situación es ligeramente mejor financieramente también están bajo presión. Parte de su dinero está en el banco, algo se invierte en bienes raíces, y algo en el mercado de valores. La cantidad de dinero que tienen parece mucha, pero no circula; es dinero muerto.

Unas pocas personas adineradas tienen una gran cantidad de dinero. ¿Cómo lo invierten y gastan? no tienen muchas opciones. Pueden comprar varios apartamentos. No importa cuántos bienes de lujo compren, no equivale a mucho en términos de inversión o consumo interno. Por lo tanto, los chinos que son ricos han estado yendo al extranjero para comprar casas y negocios.

Cuando un joven bien educado sólo puede comprarse un pequeño apartamento después de trabajar toda su vida, cuando la educación de un hijo vacía los ahorros de la familia, cuando el dinero invertido en el mercado de valores es equivalente a donarlo al gobierno, y cuando el ingreso anual de un granjero es inferior a la comida de un hombre rico, ¿podemos esperar que las personas no sean ahorrativas, que no guarden su dinero, y que no se preocupen acerca de su jubilación? ¿Podemos esperar que las decenas de miles de millones ahorrados en el banco se conviertan en consumo así como así?

Fan Di es un economista independiente y profesor de medio tiempo de la Universidad de Beijing y la Universidad Sun Yat-sen. Obtuvo un doctorado en la Universidad de California, en Berkeley, dirigido por Li Yining de la Universidad de Beijing y el ganador del Premio Nobel George Arthur Akerlof. Fan ha sido un alto ejecutivo y es consultado por los principales bancos, empresas financieras y grandes empresas. Este artículo fue escrito en junio de 2015 y ha tenido una amplia difusión en la Internet china desde entonces.

TE RECOMENDAMOS