Estaba preocupaba por la actitud de su hija con su nueva mascota hasta que una noche los descubre

Por La Gran Época
27 de Marzo de 2019 Actualizado: 27 de Marzo de 2019

Traer una mascota a la familia no es una decisión fácil, la mayoría de los padres se preocupan que sus pequeños estén a salvo cerca de la mascota. Pero una madre soltera, descubrió que no tenía motivos para preocuparse después de presenciar el desarrollo de un vínculo especial.

Britney Logan es fotógrafa y es aficionada a los perros, siempre le gustó traer uno a su familia pero con una hija recién nacida a quien cuidar, el momento no le pareció el más apropiado.

Cuando su hija Laurel cumplió 3 años, Britney finalmente decidió que estaba lista para enfrentar los desafíos de tener una mascota.

“Soy madre soltera y no estaba segura de poder hacer malabares entre un bebé y un cachorro”, dijo Britney a The Dodo. “Ahora que es más independiente, pensé que ya era hora”.

Sin embargo, la madre escéptica estaba un poco insegura ya que el único encuentro de Laurel con los perros ha sido cuando la acompañó a visitar a miembros de la familia.

Fueron por breves momentos y por lo tanto, Logan tenía sus dudas sobre lo bien que se llevarían su hija y el perro.

Sin embargo, decidió hacer todo lo posible para adoptar a un pastor alemán. La llamó Wren. Pronto, los temores de la preocupada madre se disiparon cuando Laurel y Wren se convirtieron en las mejores amigas. Día tras día, la obsesión de Laurel por su mascota fue creciendo.

“Cada vez que salimos de casa, le cuenta a todos los extraños acerca de su ‘muy suave y genial cachorro Wren'”, dijo Logan. “Lo hacen todo juntas”.

Sin embargo, no fue hasta una buena noche que Logan se dio cuenta de que había algo realmente serio entre los dos.

“Estaba despierta trabajando hasta tarde en mi computadora portátil antes de acostarme y escuché a Laurel susurrando”, dijo Logan.

(Foto cortesía de Britney Logan)

“Miré y ella había tomado un hueso para dárselo a Wren y la estaba cubriendo con una toalla a cambio de una manta. Susurrando, ‘Está bien, puedes irte a dormir, shhh, estoy justo aquí’, y Wren solo estaba comiéndoselo”.

Britney, estaba tan conmovida por el acto reconfortante y cálido de su pequeña que se dio cuenta de que traer a Wren a la pequeña familia era una de sus mejores decisiones.

A la hora de acostarse, Laurel se aseguro de que su perrita esté cómoda y tenga todo lo que necesita para una buena noche de sueño.

(Foto cortesía de Britney Logan)

“A veces le pone una almohada bajo la cabeza”, dijo Britney, “y Wren es muy paciente y le sigue el juego”.

Al igual que una madre que arropa a su pequeño en la cama todas las noches, Laurel hace lo mismo con su mascota.

Mientras tanto, la perrita no parece cansarse de los mimos y la atención. Disfruta de estar envuelta y metida en la cama.

“Ella es tan dulce y tan inteligente y es la canina más dócil de todos los tiempos” dijo Britney.

La orgullosa mamá también mencionó: “Varias personas que la han conocido me dijeron que debería estudiar la posibilidad de entrenarla para que sea una canina de apoyo emocional porque es tan tranquila y gentil y tan cariñosa”.

“No puedo esperar a verlas crecer juntas”, agregó.

Podemos reconocer que no nos cansamos del dúo y de sus dulces momentos juntos.

¿Te gustó este artículo?

Entonces, te pedimos un pequeño favor. Compártelo en tus redes sociales, apoya al periodismo independiente y contribuye a que tus amigos se enteren de las noticias, información e historias más interesantes. Tardarás menos de un minuto. ¡Muchas gracias!

Hermoso momento cuando este bebé escucha a su mamá por primera vez

TE RECOMENDAMOS