Estados críticos muestran signos de mejora mientras EE.UU. rebasa las 150,000 muertes por COVID-19

Por Allen Zhong
30 de Julio de 2020
Actualizado: 30 de Julio de 2020

Algunos estados críticos como Arizona, Nevada, Texas y Florida muestran la tendencia de una disminución en los nuevos casos de COVID-19, según un análisis de la Universidad Johns Hopkins. Los datos de los promedios móviles de 3 días de nuevos casos por día se utilizaron en el análisis.

En Texas, los nuevos casos superaron los 10,000 por día varias veces entre el 7 y el 18 de julio. El número disminuyó después. Los datos del promedio móvil de 7 días muestran que el estado probablemente superó el período de mayor brote del virus del PCCh.

Sin embargo, los casos en Missouri y Oklahoma siguen aumentando.

El número de muertes en Estados Unidos por COVID-19 rebasó los 150,000 el miércoles.

Hay más de 4.4 millones de casos confirmados del virus del PCCh (Partido Comunista Chino) en todo el país, según los datos del gobierno recopilados por la Universidad Johns Hopkins.

El debate sobre un mayor estímulo económico y la reapertura de las escuelas en otoño se ha intensificado, ya que algunos beneficios de estímulo económico están a punto de expirar.

Después de que el paquete de estímulo integral inicial presentado por Mitch McConnell (R-Ky.) no lograra obtener suficiente apoyo entre los colegas republicanos y los demócratas, la Casa Blanca y los republicanos propusieron aprobar una prórroga a corto plazo de una versión reducida de los actuales beneficios mejorados de desempleo que están a punto de expirar el 31 de julio.

Actualmente, los beneficios de desempleo mejorados son de 600 dólares por semana. El senador Ron Johnson (R-Wisc.) pidió al Senado el consentimiento unánime para extender una versión reducida —que pagará el 66 por ciento de los salarios perdidos o USD 200 por semana.

Pero el plan fue rechazado por el líder de la minoría del Senado, Chuck Schumer (D-N.Y.).

Mientras tanto, el plan para reabrir las escuelas en el otoño, respaldado por la administración Trump, está ganando más apoyo de pediatras y educadores.

El plan de la Casa Blanca es apoyado por la Academia Americana de Pediatría (AAP), la Federación Americana de Maestros (AFT), la Asociación Nacional de Educación (NEA) y la Asociación de Superintendentes Escolares (AASA).

“Los educadores y pediatras comparten el objetivo de que los niños regresen de manera segura a la escuela este otoño”, dijo el instituto en un comunicado. “Reconocemos que los niños aprenden mejor cuando están físicamente presentes en el aula… También aprenden habilidades sociales y emocionales en la escuela, reciben comidas saludables y ejercicio, apoyo de salud mental y otros servicios que no pueden ser fácilmente reproducidos en línea”.

Los investigadores en el área de la filosofía y la medicina también están preocupados por el impacto negativo que tiene para los niños el quedarse en casa.

“Es inexcusable abrir servicios no esenciales para los adultos este verano si obliga a los estudiantes a quedarse en casa incluso a tiempo parcial este otoño”, escribieron en un artículo publicado en The New England Journal of Medicine.

Siga a Allen en Twitter: @AllenZM


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


A continuación:
Informe Especial: La conexión de la pandemia con Wall Street

TE RECOMENDAMOS