Estados menos restrictivos tienen menor tasa de mortalidad por el virus del PCCh que los estados más cerrados

Por Mark Tapscott
23 de Junio de 2020
Actualizado: 23 de Junio de 2020

Los estados con menos restricciones en los movimientos y negocios de sus ciudadanos en la pandemia del virus del PCCh tienen las tasas de mortalidad más bajas en promedio por la enfermedad, que provocó un cierre nacional a partir de mediados de marzo, según un nuevo estudio.

Por el contrario, los estados más restrictivos muestran tasas de mortalidad más altas en promedio por la enfermedad conocida como COVID-19 causada por el virus del PCCh y originada a fines de 2019 en China.

Dakota del Sur sigue siendo el menos restrictivo de los 50 estados, gracias a la gobernadora Kristi Noem, una republicana que desde el comienzo de la crisis se resistió a las llamadas nacionales para cerrar negocios y mantener a las personas en sus hogares tanto como sea posible. Los estados comenzaron a eliminar las restricciones en mayo, pero a ritmos muy diferentes.

Wisconsin y Utah son el segundo y tercer estado menos restrictivos, seguidos por Carolina del Sur y Dakota del Norte en el cuarto y quinto lugar en la encuesta realizada por WalletHub, un sitio web de finanzas personales que regularmente realiza análisis basados en datos de los problemas actuales.

La encuesta calculó la posición relativa de cada estado en 16 métricas ponderadas por separado, que incluyen, entre otras, la rigurosidad de los requisitos de mascarillas, las restricciones de viaje, las restricciones a las grandes reuniones, la reapertura de restaurantes y bares y el control de temperatura en el lugar de trabajo.

Dakota del Sur tiene la décimo quinta tasa de mortalidad más baja, mientras que Wisconsin es el 24, Utah es el 12, Carolina del Sur es el 23 y Dakota del Norte es el 14 para un promedio de 17.6.

Los siguientes cinco estados menos restrictivos incluyen Missouri, Iowa, Idaho, Oklahoma y Wyoming, en ese orden.

En el otro extremo del espectro, Nuevo México es el más restrictivo, seguido de Vermont, California, Hawai y Nueva York. Nuevo México ocupa el puesto 51 por restricciones y tiene la novena tasa de mortalidad más alta. El Distrito de Columbia está incluido como estado.

Vermont y California están en el puesto 50 y 49, respectivamente, en restricciones, pero este último tiene la tasa de mortalidad 21 más alta, mientras que Vermont se ubica entre los estados con la tasa de mortalidad más baja de 6.

Hawái tiene la tasa de mortalidad más baja de la nación. Nueva York ocupa el puesto 25 en el ranking de tasa de mortalidad. La tasa de mortalidad promedio para los cinco estados más restrictivos es 20.4.

Los siguientes cinco estados más restrictivos incluyen Maryland, New Hampshire, Virginia, Nueva Jersey y Colorado.

La diferencia en la tasa de mortalidad entre los dos grupos de estados aumenta cuando se agregan los siguientes cinco estados, respectivamente: 16.6 para los 10 estados menos restrictivos, en comparación con 27.5 para los 10 estados más restrictivos. Aun así, Hawái y Vermont se encuentran entre los estados con las tasas de mortalidad más bajas.

La tasa de mortalidad más baja en promedio para los estados menos restrictivos parece contradecir las predicciones de algunos funcionarios sobre relajar las restricciones demasiado rápido.

“Las muertes diarias por la enfermedad en Estados Unidos caen dramáticamente desde abril, y esa tendencia a la baja ha continuado hasta junio”, según los cálculos de Jacob Sullum de Reason.

“Incluso teniendo en cuenta el retraso promedio entre la confirmación del laboratorio y la muerte, alrededor de dos semanas, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU., flexibilizar las restricciones de movimiento y actividad económica, que comenzó a fines de abril hasta el momento, no ha llevado al aumento de las muertes por COVID-19 que muchos partidarios del bloqueo predijeron“.

Sullum también señaló que estados como Texas que relajaron las restricciones antes que otros estados han experimentado recientemente aumentos en el número de casos confirmados del virus del PCCh y hospitalizaciones.

“Esos aumentos, que no pueden explicarse completamente mediante pruebas de virus ampliadas, pueden estar relacionados con las reuniones del Día de la Recordación y las protestas masivas contra la brutalidad policial desencadenadas por la muerte de George Floyd”, informó Sullum.

“Se puede esperar que el aumento en los casos que se observan en estados como Texas, provoquen más muertes durante las próximas dos semanas de lo que hubiera ocurrido de otra manera”.

“Pero si los epidemiólogos están en lo cierto al pensar que los sucesos superpuestos durante y después del Día de la Recordación explican los aumentos recientes de infecciones, lo cual tiene sentido dado el momento, el aumento resultante de las muertes diarias debería ser temporal”.

La Oficina de Análisis Económico de EE. UU. (BEA) dijo el martes que la tasa de crecimiento en los estados se desaceleró en el primer trimestre de 2020 (enero-febrero-marzo) a 2.3 %, en comparación con 3.6 por % en el cuarto trimestre de 2019.

Se espera que la tasa de crecimiento para el segundo trimestre (abril-mayo-junio) disminuya considerablemente como resultado del bloqueo por el virus del PCCh, mientras que los datos del tercer trimestre (julio-agosto-septiembre) deberían proporcionar una medida de la relación, si la hubiera, entre la restricción de cada estado y su crecimiento económico.

Póngase en contacto con Mark Tapscott en Mark.Tapscott@epochtimes.nyc


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


A continuación

¿Por qué demandar al Partido Comunista Chino por los daños del COVID-19?

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS