Estados Unidos debería confrontar las prácticas comerciales de China, según encuesta

Por Emel Akan
04 de Septiembre de 2019 Actualizado: 04 de Septiembre de 2019

WASHINGTON—Más de dos tercios de los estadounidenses aprueban el enfoque duro que el presidente Donald Trump tiene hacia China, a pesar de que creen que los aranceles impactarán negativamente en los precios y empleos en EE.UU., según una nueva encuesta.

Una encuesta del Harvard CAPS/Harris Poll mostró que el 67 por ciento de los votantes registrados dijo que Washington debería confrontar las prácticas comerciales injustas de China.

La encuesta también encontró que el 63 por ciento de los encuestados cree que el aumento de los aranceles a las importaciones chinas finalmente perjudicaría a los Estados Unidos más que a China, y el 74 por ciento dijo que los consumidores estadounidenses están pagando el costo de los aranceles.

“El presidente Trump tiene el fuerte apoyo del público estadounidense cuando se trata de enfrentarse a China”, dijo Mark Penn, codirector de Harvard CAPS/Harris Poll a The Hill. “Ellos se dan cuenta de que las tarifas pueden tener un impacto negativo en los empleos y los precios, pero creen que la lucha aquí es la correcta”.

La encuesta, realizada entre 2531 votantes registrados del 26 al 28 de agosto, también encontró que los estadounidenses pensaban distinto sobre los aranceles. El cincuenta por ciento de los encuestados dijo que aprueban los aranceles existentes y planificados, mientras que el otro 50 por ciento se opuso a esas medidas.

Trump ha tratado de adoptar una postura más dura hacia el régimen chino para poner fin a sus políticas proteccionistas y distorsionadas del comercio. El presidente lanzó una campaña arancelaria contra las importaciones chinas el año pasado como parte de su estrategia comercial, lo que llevó a Beijing a contrarrestar con nuevos aranceles sobre los productos estadounidenses.

La disputa comercial entre Estados Unidos y China se intensificó en las últimas semanas luego de que la administración Trump impusiera aranceles del 15 por ciento a productos chinos por un valor de USD 112.000 millones. En represalia, Beijing comenzó a imponer aranceles adicionales del 5 al 10 por ciento a los productos estadounidenses, incluidos la soja y el petróleo crudo.

Trump ha acusado repetidamente a Beijing de ignorar sus promesas y tratar de impedir las conversaciones comerciales hasta las elecciones de 2020, con la esperanza de negociar con un presidente demócrata que tome una postura más blanda con China.

Trump dijo en un tuit el 3 de septiembre que a China “le encantaría tratar con una nueva administración para que puedan continuar su práctica de ‘estafar a los Estados Unidos'”.

Sin embargo, el presidente advirtió que las conversaciones “se pondrían MÁS DURAS” para Beijing si gana el segundo mandato.

“Mientras tanto, la cadena de suministro de China se derrumbará y las empresas, los empleos y el dinero se habrán ido”, dijo.

La opinión del público estadounidense sobre China se volvió fuertemente negativa en medio de la creciente guerra comercial entre las dos economías más grandes del mundo, mostró otra encuesta.

El 60% de los estadounidenses dijeron que tenían una visión desfavorable sobre China, frente al 47% en 2018, según una encuesta del Centro de Investigación Pew publicada el mes pasado. El resultado marcó el nivel más alto desde el inicio de la encuesta en 2005.

La imagen de China entre los estadounidenses ha fluctuado a lo largo de los años. Durante el primer mandato del presidente Barack Obama, las opiniones positivas superaron a las negativas. Sin embargo, las opiniones negativas han superado en su mayoría desde entonces, según el estudio de Pew.

Mira a continuación

Los negocios son una guerra

TE RECOMENDAMOS