Estados Unidos evalúa permitir demandas por propiedades confiscadas por la revolución comunista en Cuba

Por Jesús de León – La Gran Época
17 de Enero de 2019 Actualizado: 22 de Marzo de 2019

Estados Unidos tomó la decisión de evaluar si permitirá iniciar juicios por las propiedades privadas incautadas por Cuba luego de la revolución comunista.

Por medio de su secretario de Estado, Mike Pompeo, el gobierno anunció que suspenderá solo por 45 días la aplicación de Título III de la Helms-Burton contra Cuba, primera vez que esto ocurre desde que fue aprobada esta ley en 1996.

“Esta prórroga nos permitirá llevar a cabo una cuidadosa revisión del derecho a emprender acciones en virtud del Título III, a la luz de los intereses nacionales de Estados Unidos, y de los esfuerzos por acelerar la transición a la democracia en Cuba”, comunicó el secretario de Estado, Mike Pompeo, el 16 de enero de 2019.

En este plazo, la administración Trump, tomará en cuenta factores “como la brutal represión de los derechos humanos y las libertades fundamentales por parte del régimen cubano”, y “su apoyo indefendible a los regímenes cada vez más autoritarios y corruptos de Venezuela y Nicaragua”.

Desde su aprobación en 1996, los presidentes de Estados Unidos suspendieron la aplicación del Título III de la Helms-Burton. Tanto Bill Clinton (1993-2001), como George W. Bush (2001-2009), y luego Barack Obama (2009-2017) la suspendieron.

Cada seis meses, la ley, también conocida como Ley Libertad, exige que el presidente de EE. UU. decida o no suspender la aplicación del Título III.

Durante el gobierno de Donald Trump se suspendió 3 veces la aplicación de esta parte de la ley, aunque al mismo tiempo el presidente endureció las relaciones diplomáticas con la isla. La suspensión actual expira el 31 de enero de 2019.

Ahora Trump decidió ponerle fin a la impunidad del gobierno de Castro, y decidió aplicar lo que es una ley aprobada en EE. UU.

Asimismo, el gobierno estadounidense hizo un llamado a la comunidad internacional para que “redoble sus esfuerzos para que el gobierno cubano rinda cuentas de los 60 años de represión de su pueblo”.

“Animamos a cualquier persona que haga negocios en Cuba a que reconsidere si está traficando con bienes confiscados, e apoyando a esta dictadura”, concluye diciendo la nota del departamento de Estado.

La Ley Libertad de 1996, es conocida como Helms-Burton en referencia a los congresistas que la promulgaron (Jesse Helms y Dan Burton).

El Título III autoriza a las personas sujetas a la jurisdicción de Estados Unidos, a partir del 13 de marzo de 1996, puedan presentar demandas ante los Tribunales de Distrito de EE. UU., contra las personas y empresas que estén utilizando (“tráfico”) bienes situados en la República de Cuba que hayan sido expropiados sin indemnización por el Gobierno de la República de Cuba.

La ley beneficiaría, por otro lado, a cubanos-estadounidenses que reclaman propiedades de ese tipo.

El Titulo II de esa ley esta vigente, y exige la devolución de las propiedades expropiadas.

En la práctica se podría presentar una demanda en un Tribunal de Distrito de Estados Unidos (probablemente principalmente en Miami, Florida y Newark, en Nueva Jersey, donde residen la mayoría de las personas de ascendencia cubana).

Si se pierde una demanda, la apelación sería ante el Tribunal de Apelaciones del Circuito de Estados Unidos.  Si esa apelación se pierde, el siguiente lugar sería en la Corte Suprema de Estados Unidos.

Cuba por medio de una declaración de su canciller, Bruno Rodríguez, rechazó la decisión del gobierno de Estados Unidos.

“Usted ha hecho millones con la propiedad robada en los últimos 60 años”, le respondió el senador Marco Rubio al canciller cubano Bruno Rodríguez.

“La suspensión de hoy del título III de Helms-Burton por sólo 45 días en lugar de los habituales 180 días y la advertencia adjunta, es una fuerte indicación de lo que viene después”, añadió. “Si usted está traficando en propiedad robada en Cuba, ahora sería un buen momento para salir”.

La ley Helms-Burton fue promulgada en marzo de 1996, luego de que aviones de la Fuerza Aérea de Cuba derribaron, por orden expresa de Raúl Castro, dos avionetas de la organización de exiliados cubanos “Hermanos al Rescate” sobre aguas internacionales del estrecho de la Florida.

Reclamaciones

Existen 8.821 reclamaciones contra expropiaciones sin indemnización , de las cuales 5.913 fueron certificadas por la Comisión de Resolución de Reclamaciones Extranjeras de Estados Unidos (USFCSC- https://www.justice.gov/fcsc) en el departamento de Justicia de EE. UU., valoradas en 1.902.202.284,95 millones de dólares.

El primer activo expropiado por el gobierno de la República de Cuba fue una refinería de petróleo en 1960, propiedad de White Plains, Texaco, Inc. con sede en Nueva York, según Cubatrade.org.

La mayor reclamación certificada es la de Cuban Electric Company, valorada en 267.568.413,62 millones de dólares, y que actualmente está controlada por Office Depot, Inc. de Boca Raton, Florida.

La segunda reclamación certificada más grande pertenece a la International Telephone and Telegraph Co, ITT as Trustee, Starwood Hotels & Resorts Worldwide, Inc., valorada en 181.808.794,14 milloones de dolares, y está controlada por Bethesda, Marriott International, con sede en Maryland.

Treinta (30) reclamantes certificados poseen el 56% del valor total de las declaraciones certificadas.

La USFCSC permitió que se devengaran intereses por un monto del 6% anual; con un valor actual de aproximadamente 9.000 millones de dólares.

A continuación:

Cómo el comunismo busca destruir la humanidad

TE RECOMENDAMOS