Estados Unidos inicia investigación sobre sustracción de órganos en China

Por The Epoch Times
23 de Octubre de 2020
Actualizado: 23 de Octubre de 2020

Robert Destro, subsecretario de Estado de la Oficina de Democracia, Derechos Humanos y Trabajo, pidió esfuerzos conjuntos para detener la esclavitud moderna, en una conferencia de prensa celebrada el 16 de octubre. Cuando un periodista hizo una pregunta sobre Falun Gong, Destro dijo que Estados Unidos ya ha investigado las acusaciones del crimen del Partido Comunista Chino (PCCh) sobre sustracción de órganos a personas vivas.

El periodista Ken Yang, de The Epoch Times Taiwan, dijo que el PCCh ha estado persiguiendo a los practicantes de Falun Gong durante 21 años y que el PCCh ha cometido el crimen de sustracción forzada de órganos en China. Preguntó, “¿intervendría el Departamento de Estado y tomaría medidas específicas para detener la sustracción forzada de órganos por parte del PCCh?”

El subsecretario Destro: “Bueno, no puedo pensar en un abuso de los derechos humanos más horrible que robar el hígado de alguien. Hemos tenido informes consistentes de esto. De hecho, hemos investigado las acusaciones. Y animo a cualquiera que tenga información, que podamos utilizar para concretar esto, a que se ponga en contacto con nosotros”.

John Cotton Richmond, Embajador en misión especial para monitorear y combatir la trata de personas, también abordó la pregunta.

Embajador Richmond: “También diré que la extracción de órganos es una de las formas de explotación bajo el Protocolo de Palermo y el protocolo de la ONU contra la trata de personas. Y seguimos recopilando información sobre esto”.

Las atrocidades del PCCh de sustraer órganos a practicantes vivos de Falun Gong se expusieron por primera vez en 2006. Desde entonces, grupos de Falun Gong y abogados de derechos humanos han realizado investigaciones y han proporcionado información a agencias gubernamentales en Estados Unidos, Canadá y países europeos.

Por ejemplo, el ex miembro del Parlamento canadiense, David Kilgour, y el abogado de derechos humanos, David Matas, llevaron a cabo investigaciones independientes y publicaron informes para confirmar la existencia de la sustracción forzada de órganos vivos en China. El periodista de investigación, Ethan Gutman, también realizó investigaciones independientes y publicó un libro sobre el crimen.

Teresa Chu, portavoz del Grupo de Abogados de Derechos Humanos de Falun Gong, dijo que cree que el Departamento de Estado de Estados Unidos ya tiene un conocimiento considerable sobre la sustracción de órganos vivos.

Teresa Chu (portavoz del Grupo de abogados de derechos humanos de Falun Gong), dijo:

“Por ejemplo, cuando Wang Lijun huyó al consulado de Estados Unidos en 2012, por lo que sabemos, Wang Lijun trajo consigo algunos documentos sobre la sustracción de órganos vivos. Pero hasta ahora ninguno de ellos ha sido expuesto. Para tales atrocidades contra la humanidad, esperamos que el gobierno de Estados Unidos pueda tomar acciones más específicas, como publicar la evidencia en el momento apropiado. Debemos perseguir a estos criminales y llevarlos ante la justicia”.

El PCCh ha perseguido a Falun Gong durante 21 años. La Organización Mundial para Investigar la Persecución a Falun Gong (WOIPFG), con sede en Nueva York, reveló recientemente que, según sus investigaciones, el PCCh nunca ha cesado su crimen de sustracción de órganos vivos a practicantes de Falun Gong.

Wang Zhiyuan, presidente de WOIPFG: “Acabamos de publicar un nuevo informe el 20 de julio de este año. Incluye 100 grabaciones de investigación, que fueron seleccionadas de un gran número de grabaciones recientes. El informe describe con más detalle el estado actual de la sustracción de órganos vivos. En China continental, incluso durante el brote del virus del PCCh a principios de año, la sustracción de órganos vivos no se detuvo, solo se ralentizó un poco”.

Wang Zhiyuan cree que, aunque los países occidentales saben sobre la sustracción de órganos vivos, no se lo toman en serio. Es una gran cosa que el Departamento de Estado de EE.UU. esté realizando investigaciones sobre la sustracción de órganos vivos por parte del PCCh.

Wang Zhiyuan: “La reciente exposición total de la infiltración del PCCh y la amenaza a los países occidentales ha llevado a la comunidad internacional a prestar atención a la verdadera amenaza del PCCh a la humanidad. Este es un buen comienzo. La sustracción de órganos vivos es un mal sin precedentes en la historia de la humanidad. Nadie debería guardar silencio sobre esto. Se trata de proteger la seguridad de la humanidad y de la conciencia moral, es un asunto que no se limita a una determinada nación o un determinado grupo”.

El Congreso de Estados Unidos y el Parlamento Europeo han aprobado resoluciones que condenan al PCCh por sustraer órganos a la fuerza de los presos de conciencia y que exigen que el PCCh detenga la práctica malvada de inmediato. El subcomité canadiense de derechos humanos también aprobó un proyecto de ley similar por unanimidad.

Además, muchos países, como Israel y España, han promulgado leyes que prohíben viajar a China para el trasplante de órganos.

En 2015, Taiwán modificó el Reglamento sobre trasplantes de órganos humanos para prohibir el turismo de trasplantes, tanto a nivel de industria como a nivel individual. Corea del Sur aprobó una ley el 8 de octubre, que requiere que sus ciudadanos se registren después de regresar tras ir a otro país para un trasplante de órganos cuyos orígenes sean desconocidos. Japón está actualmente en el proceso de revisar las leyes de trasplantes para seguir su ejemplo.


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


A continuación

China toma a la fuerza sangre de practicantes de Falun Gong

TE RECOMENDAMOS