Estadounidenses que creen que estamos en recesión solo están confundidos, dice asesor de Casa Blanca

Por Tom Ozimek
05 de Agosto de 2022 2:13 PM Actualizado: 05 de Agosto de 2022 2:13 PM

El asesor económico de la Casa Blanca, Jared Bernstein, dijo recientemente que los estadounidenses que piensan que el país ha caído en una recesión están básicamente confundidos sobre el origen de su sufrimiento económico, al mismo tiempo que reafirmó la opinión del gobierno de Biden de que la economía estadounidense no está, de hecho, en una contracción, a pesar de dos impresiones trimestrales consecutivas negativas del PIB.

Jared Bernstein, miembro del Consejo de Asesores Económicos de la Casa Blanca, dijo la semana pasada en el programa “Situation Room” de la CNN que, aunque es comprensible que la mayoría de los estadounidenses piensen que el país está en recesión, la razón por la que se sienten así es la alta inflación y no los fundamentos económicos o la contracción de la economía.

“La mayoría de la gente está pensando en la inflación. Están pensando en las presiones sobre sus presupuestos familiares. Y es completamente comprensible que lo hagan”, dijo Bernstein, añadiendo que la inflación en Estados Unidos es inaceptablemente alta.

Según los últimos datos del Índice de Precios al Consumidor (IPC), la inflación estadounidense se disparó al 9.1% en términos anuales en junio, un nuevo máximo en 40 años.

“Tiene mucho sentido”

En la entrevista, se pidió a Bernstein que comentara una encuesta de la CNN realizada por SSRS (pdf), que reveló que el 64% de los estadounidenses cree que la economía está ahora en recesión.

Bernstein dijo al medio que es razonable que la mayoría de los estadounidenses piensen que el país está en recesión porque están experimentando una crisis en el costo de la vida impulsada por la inflación.

“Digo que para mí tiene mucho sentido que la gente responda a una encuesta con ese tipo de respuesta. Y la razón es que si se observa realmente cómo el grupo que designa las recesiones… es un conjunto de análisis bastante técnico del que hemos estado hablando a lo largo de la semana”, dijo Bernstein, añadiendo que la mayoría de la gente está pensando realmente en la inflación cuando responde a las preguntas sobre la recesión.

La economía estadounidense se contrajo a una tasa anualizada del 1.6% en el primer trimestre y del 0.9% en el segundo.

Dos cifras negativas consecutivas del PIB son una definición común y práctica —aunque no oficial— de una recesión.

Formalmente, las recesiones en Estados Unidos son declaradas por un comité de economistas de la Oficina Nacional de Investigación Económica (NBER, por sus siglas en inglés), que utiliza una definición más amplia que la regla de los dos trimestres, que tiene en cuenta una serie de indicadores —incluidos los relativos al mercado laboral— que se ha mantenido en una base relativamente sólida.

El gobierno de Biden ha aprovechado los criterios del NBER para declarar una desaceleración, insistiendo en que la economía no está en recesión, citando principalmente la fortaleza del mercado laboral, aunque hay señales de que puede estar enfriándose.

Un número creciente de empresas estadounidenses, por ejemplo, ha anunciado la congelación de las contrataciones o los despidos, mientras que el número de estadounidenses que solicitaron el seguro de desempleo aumentó en 6000, hasta 260,000 la semana pasada, según el Departamento de Trabajo (pdf). Las solicitudes continuas, que van una semana por detrás de las iniciales, aumentaron en 48,000, hasta 1.42 millones. Y el número de ofertas de empleo en junio cayó en más de 600,000 en junio, la mayor caída desde abril de 2020.

En cambio, el último informe sobre el empleo mostró que los empleadores estadounidenses añadieron 528,000 puestos de trabajo en julio, muy por encima de las estimaciones del mercado, mientras que la tasa de desempleo se redujo al 3.5%.

¿Biden resta importancia al riesgo de recesión?

En la entrevista, se le preguntó a Bernstein si el presidente Joe Biden ha restado importancia a la bandera roja de la recesión en forma de dos datos negativos consecutivos del PIB.

“¿Es un error, Jared, que esté restando importancia a los riesgos económicos en este momento?”, le preguntó Wolf Blitzer de la CNN a Bernstein.

Bernstein se refirió a las declaraciones de Biden de que la inflación es “inaceptablemente alta” y que su “prioridad número uno” es bajar los precios.

Bernstein se refirió a las declaraciones de Biden de que la inflación es “inaceptablemente alta” y que su “prioridad número uno” es bajar los precios.

Añadió que el telón de fondo de la insistencia de Biden en que la economía no ha caído en una recesión es un mercado laboral fuerte, con la economía añadiendo alrededor de 375,000 puestos de trabajo al mes en promedio en los últimos tres trimestres y “un desempleo muy bajo”.

“Ese telón de fondo es un amortiguador realmente importante contra estos precios inaceptablemente altos, pero nadie —nadie aquí en la Casa Blanca— le resta importancia”, añadió.

Bernstein también dijo que las familias estadounidenses que expresan su preocupación por la recesión y los precios altos “a menudo tienen balances bastante decentes” y están “gastando a un ritmo decente”, al mismo tiempo que señaló que el gasto real de los consumidores ajustado a la inflación estuvo en territorio positivo en los dos últimos trimestres en los que el PIB fue negativo.

Sus comentarios coinciden con las recientes declaraciones de la secretaria del Tesoro, Janet Yellen, quien dijo que “la mayoría de los economistas y la mayoría de los estadounidenses” definen una recesión como un “debilitamiento generalizado” de la economía estadounidense que incluye el cierre de empresas en número significativo y despidos masivos.

“Eso no es lo que estamos viendo ahora cuando se mira la economía. La creación de empleo continúa, las finanzas de los hogares siguen siendo sólidas, los consumidores están gastando y las empresas están creciendo”, dijo Yellen.

Varios expertos y economistas no están de acuerdo con la opinión de la Casa Blanca de que la economía estadounidense no está en recesión.

“Estamos en recesión. Punto final”

Cuando se le preguntó a Jim Bianco, fundador de Bianco Research, si aceptaba la insistencia del gobierno de Biden en que el país aún no ha entrado en recesión, dijo al programa Real Vision Finance en una reciente entrevista que, aunque sea “superficial”, es una recesión.

“Permítanme intentar ser claro aquí. Sí, estamos en recesión. Punto final, una recesión”, dijo Bianco.

El experto añadió que puede ser razonable calificar la recesión de “superficial”, aunque advirtió que la desaceleración podría ponerse pronto fea.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.