“Están arriesgando sus vidas”: comentarista chino

14 activistas de Beijing anuncian conjuntamente su candidatura independiente en las próximas elecciones generales
Por Sophia Lam
19 de Octubre de 2021
Actualizado: 19 de Octubre de 2021

Catorce residentes de Beijing anunciaron en una declaración conjunta el 15 de octubre que se postularían como candidatos independientes en las próximas elecciones generales. Prometen defender y servir a los ciudadanos chinos comunes una vez que sean elegidos.

Sabiendo que este acto es un desafío directo a la dictadura del régimen chino, al tiempo que elogiaba sus valientes actos, un comentarista de China expresó su grave preocupación por su seguridad.

Los 14 valientes y sus misiones

Los candidatos independientes incluyen agricultores, activistas de derechos humanos y esposas de abogados de derechos humanos.

Dijeron en su declaración que todos son ciudadanos de base y que en la vida real no pueden encontrar verdaderos representantes del pueblo a través de ningún canal.

“Tenemos un fuerte deseo de convertirnos en representantes del pueblo. Queremos que todos nuestros vecinos y todos nuestros votantes puedan comunicarse con nosotros en cualquier momento. Estamos dispuestos a defender a los ciudadanos comunes y trabajar para ellos”, dice el comunicado.

Los candidatos independientes a menudo se enfrentan al acoso y a detenciones por parte de la policía, además de los obstáculos procesales.

Una candidata, que intentaba presentarse por tercera vez a las elecciones generales, tuiteó el 16 de octubre que dos de los candidatos independientes decían que sus maridos habían recibido llamadas de advertencia de la policía local, que les pedía que se retiraran de las elecciones porque “la noticia se ha difundido en el extranjero”.

Persistencia ante la represión

Ye Jinghuan, defendió sus derechos cuando ella, su hermana y otros cientos de personas se convirtieron en víctimas de la estafa de las inversiones en futuros de 1998, en la que los inversores perdieron los ahorros de toda su vida, unos USD 77 millones en total.

“En todo el proceso de mi apelación a la justicia, encontré extremadamente difícil para los ciudadanos de base comunicarse con los gobiernos, el Congreso Popular, los tribunales y las fiscalías”, dijo Ye a la edición china de The Epoch Times el 15 de octubre. “Los representantes de las personas están autorizados para representar a las personas y yo quiero ser un representante para comunicarme con las autoridades en nombre de las personas”.

Ye dijo que se había presentado dos veces a las elecciones generales como candidata independiente, y dos veces fue reprimida.

En 2011, cuando anunció por primera vez su candidatura, la policía la golpeó y le impidió presentarse a las elecciones. Con la ayuda de sus amigos realizó exitosamente dos campañas electorales.

Pero los otros candidatos independientes no tuvieron tanta suerte. Zheng Wei fue encerrado en una comisaría y no le dieron comida. Wang Xiuzhen fue mantenida en la sala de guardias de seguridad en su barrio residencial, y afuera había tres niveles de bloqueo: el administrador de la propiedad, cuatro guardias de seguridad masculinos y siete mujeres mayores de 70 años. La revista quincenal de Derechos Humanos en China (HRIC), una organización no gubernamental con sede en Nueva York, informó sobre estos incidentes el 20 de septiembre de 2011.

Según un informe de HRIC realizado en 2016, la policía local se llevó a Ye de su casa, mientras que los periodistas japoneses, que tenían una cita con ella para una entrevista, fueron bloqueados fuera de su casa por la policía y por los empleados de la comunidad.

Ye dijo que estaba decidida a postularse para las elecciones de este año a pesar de las intimidaciones.

Entre los candidatos se destacan las esposas de abogados de derechos humanos

Wang Qiaoling, esposa del abogado de derechos humanos Li Heping; y Li Wenzu, esposa del abogado de derechos humanos Wang Quanzhang, se unieron a los otros candidatos independientes para postularse en las elecciones.

Los dos abogados fueron arrestados por “subversión del estado” en la “Represión de julio”, que comenzó el 9 de julio de 2015 y tuvo como objetivo a cientos de otros abogados de derechos humanos y sus familias en toda China. Esa supresión de abogados de derechos humanos también se conoce como el “Incidente 709”.

“A lo largo de los últimos seis años, hemos sufrido numerosos tratos injustificados”, dijo Wang Qiaoling en una entrevista. “Nos obligaron a mudarnos de casa, a nuestros hijos no se les permitió asistir a la escuela y nuestra solicitud de pasaportes fue rechazada”.

“Necesitamos representantes de la gente que hablen por nosotros. Pero en la vida real, no se encuentran por ningún lado”, dijo Wang, “quiero ser un representante que pueda ser encontrado y contactado por personas, a diferencia de los representantes que no tienen dirección ni número de teléfono y solo existen en la televisión”.

Después de que arrestaron al esposo de Li Wenzu, su familia fue acosada, amenazada y obligada a mudarse varias veces en los últimos seis años. Su hijo fue expulsado de la escuela cuatro veces. Además, fue confinada en su pequeño apartamento en 2018 por policías vestidos de civil, informó The Epoch Times en abril de 2018.

Li una vez se afeitó la cabeza para protestar por el arresto de su esposo por parte del régimen chino. Su acto implica que no hay ley en China, ya que las palabras chinas para “cabello” y “ley” tienen pronunciaciones similares.

Ambas mujeres se destacan en su candidatura a las elecciones por una sencilla razón: Quieren convertirse en representantes legales de las personas que hablan por ellas y cumplir fielmente con sus deberes como representantes del pueblo, le dijeron a The Epoch Times.

Pueblo de Wukan: Un intento democrático fallido

Wukan es un pequeño pueblo de pescadores, con una población de 20,000 habitantes, ubicado en el sur de la provincia de Guangdong. El 29 de septiembre de 2011, los residentes expulsaron a los funcionarios locales del PCCh por sus problemas de corrupción y tierras, eligieron a sus propios representantes y establecieron sus propias organizaciones.

El 9 de diciembre, las autoridades de la ciudad de Lufeng anunciaron que las organizaciones creadas por los aldeanos eran “ilegales” y arrestaron a cinco representantes.

Más de 1000 policías con equipo antidisturbios entraron en la aldea de Wukan, en el condado de Lufeng, provincia de Guangdong, antes del amanecer del 11 de diciembre de 2011. La policía disparó más de 50 rondas de gas lacrimógeno y otras municiones. Los aldeanos de Wukan han protagonizado varias protestas a gran escala y bien organizadas durante los últimos meses contra la apropiación ilegal de tierras y la corrupción de los funcionarios. (Cortesía de los aldeanos de Wukan)

El 11 de diciembre, uno de los cinco representantes arrestados, Xue Jinbo, murió bajo custodia policial. Todos los arrestados fueron torturados, informó The Epoch Times.

La lucha por la democracia duró menos de tres meses y costó la vida y la libertad de las personas.

En medio de la creciente pérdida de libertad y de la democracia en Hong Kong, los 14 candidatos independientes de Beijing se destacan por hacer campaña por los derechos y desafiar al régimen.

A diferencia de los países democráticos, “ser diputado [en China] es inútil; postularse para las elecciones generales es la única forma legal de desafiar al régimen”, dijo el comentarista de asuntos actuales de China, Shi Tao, en su canal de YouTube el 15 de octubre y exclamó: “¡Esto es algo grande!”.

Shi expresó su preocupación por la seguridad de los candidatos.

“Están arriesgando sus vidas para hacer esto”, dijo.

Hong Ning, Li Yun y Mary Hong contribuyeron a este artículo.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS