Niño con autismo logra calmar a un pitbull agresivo leyéndole cuentos

Por La Gran Época
22 de Julio de 2019 Actualizado: 28 de Agosto de 2019

A este pequeño niño con autismo le gusta leerle a los perritos de un refugio. Esta actividad es parte de una iniciativa que tiene como objetivo ayudar tanto a los animales a relajarse y socializar mientras mejora las habilidades de concentración y relajación de los niños con autismo.

El programa es mutuamente beneficioso tanto para los animalitos como para los niños, debido a que ambos van calmándose ante el estrés provocado por los ruidos. Durante este proceso se aprecian las mejoras en la concentración, en las habilidades interpersonales y de lectura.

Jacob Tumalann es un niño de California que padece autismo y que participó como invitado en el programa “lectores al rescate” donde los niños pueden ser voluntarios para leerle libros a los perros de Carson Animal Shelter, un refugio para animales en el condado de Los Ángeles.

Jacob se unió a esta iniciativa y fue a leerle a los perros del refugio todos los jueves después de salir de la escuela.

Su madre, Katie Tumalan, comentó a Abc News que estas visitas ayudaron a que Jacob sea más abierto con las personas que lo rodean… “, han mejorado sus habilidades de lectura e incluso lo han ayudado a salir un poco de su propio caparazón”.

“Mi hijo siempre ha tenido un gran problema con los ruidos fuertes y cuando hay mucha actividad a su alrededor. Cuando él está allí, parece que está bastante concentrado y puede bloquear mucho de eso. A veces se tapa las orejas, pero se mantiene enfocado ante los perros mientras lee sus libros, así que eso es bastante increíble para mí”, dijo Katie a ABC News.

Jacob no es el único beneficiado con este inusual programa, ya que también los perros tienen mejorías gracias a sus visitas.

Hay un perro llamado “Pirata”, un pitbull, con el que Jacob ha desarrollado un vínculo especial. Pirata llegó al refugio luego de pelear con un gato, informó KTVU.

Los pitbull se asocian a veces con la agresividad, pero cuando Jacob comenzó a leerle a Pirata, parecía tener un efecto calmante para el perro.

¿Y qué eligió Jacob para leerle a Pirata? Escogió especialmente un libro que sabía que Pirata disfrutaría, uno sobre un gatito que usa coloridos zapatos.

Pirata se relajó cuando escuchó leer a Jacob y dejó de ladrar. Parecía estar escuchando atentamente, según Aaron Reyes, el subdirector del Departamento de Cuidado y Control de Animales del Condado de Los Ángeles.

Este pequeño ama los libros desde que es un bebé, y ahora comparte su amor por la lectura para traer calma a los perros sin hogar, dijo su familia a KTVU

Sabemos que los animales pueden tener un buen efecto en nuestra psique y también pueden ayudar mucho más de lo que imaginamos a las personas con capacidades diferentes.

En el caso de Jacob realmente mejoró tanto la capacidad de concentración y de lectura, ¡que hasta recibió una distinción por su talento narrador!

El programa “lectores al rescate” también demuestra que los humanos pueden ayudar a los animales a aliviar algunos de sus problemas.

El fundador del programa, quien también es primo de Jacob, considera que el programa ha sido tan exitoso que planea reclutar voluntarios adicionales.

¡Mira en este video cuánta concentración tiene Jacob para leerle un cuento a este perrito!

Estos perros se divierten cantando con sus dueños…

TE RECOMENDAMOS