Perrito anciano desaparece y regresa exhausto con una nota en su collar que revela que es un héroe

Por La Gran Época
10 de Octubre de 2018 Actualizado: 06 de Abril de 2019

Un viejo perro que suele pasar la mayor parte de su tiempo en casa, un día desapareció por un buen rato, mucho más de lo usual. Al final de la tarde regresó, pero muy exhausto. La familia preocupada no tenía ni idea a dónde se había metido, hasta que vieron una asombrosa nota colgando de su collar.

Louie es un perro pastor que vive con Marolyn Diver y su familia, en Nueva Zelanda. Siempre fue un aventurero hasta que se hizo demasiado viejo. Ahora, con más de 12 años de edad (64 de vida perruna) pasa la mayor parte del tiempo en casa, así que cuando un día estuvo afuera más de lo normal, su familia preocupada supo que algo pasaba.

“Mi madre estaba un poco gruñona porque pensaba que él ya había dejado de vagar”, dijo Marolyn a The Dodo. “Nos preocupaba que olvidara dónde vivía”.

El viejo perro regresó al caer la tarde. Estaba bastante decaído y tan cansado que se desplomó en el piso. Fue entonces cuando sus dueños descubrieron que tenía una nota atada a su collar.

“Louie, el héroe del día, me llevó a donde estaba Maddy en apuros, atrapada bajo un montón de ramas. Saludos, Rob”.

Rob, que es el dueño de Maddy, es un amigo granjero que vive a más de kilómetro y medio de distancia. Le dijo a Marolyn que no podía encontrar a su cachorra ese día, pero que tenía que salir fuera de la ciudad. Cuando regresó, se encontró con que su mascota no se estaba en casa, solo Louie estaba allí.

Louie entonces empezó a hacer señas a Rob para llamar su atención para que lo siga.

Después que Rob entendió, siguió a Louie hacia una montaña de leña. Allí estaba Maddy atrapada.

Ambos ayudaron a sacar a Maddy. Louie cavó debajo de los arbustos, mientras que Rob intentaba arrancar las ramas caídas. Por fin, el dinámico dúo de rescate la liberó.

Los dueños de Louie se enteraron toda la travesía cuando a la mañana siguiente Rob llevó a Maddy a su casa en una canastilla verde.

Marolyn le dijo a La Gran Época que la popularidad del viejo perro creció. “Hace unos días, Louie empezó a recibir correo de sus fans”, dijo Marolyn. “Principalmente golosinas para caninos y cartas de jóvenes y adultos de toda Nueva Zelanda, diciendo lo buen chico que es”.

Un cariñoso perro no deja que su dueña lea

Si esta linda historia inspiró tu corazón, por favor, compártela. Apoya el periodismo independiente y ayúdanos a difundir las buenas noticias a todo mundo.

TE RECOMENDAMOS