Estos nobles maestros donan sus días de licencia remunerada para apoyar a un compañero con cáncer

Por La Gran Época
22 de Enero de 2019 Actualizado: 23 de Enero de 2019

Tratar de decidir si tomarse o no un día pago por enfermedad, es una decisión muy difícil para los trabajadores. Aunque tomarse un día completo de reposo puede acelerar la recuperación, acumularlos para una situación inesperada puede resultar muy positivo.

Para un grupo de maestros de Florida, el hecho de guardar su licencia por incapacidad se convirtió en la mejor decisión de sus vidas cuando se dieron cuenta que un compañero necesitaba esos días más que ellos.

Robert Goodman, un profesor de historia de secundaria , entró en crisis cuando el pasado abril le diagnosticaron cáncer de colon en etapa III.

Robert utilizó 38 días por enfermedad mientras se sometía a los tratamientos, pero a mediados de julio se dio cuenta que debía esperar 20 días más para tener derecho a una “licencia por enfermedad crítica” autorizada por el distrito escolar.

Desesperado, publicó un mensaje en Facebook dirigido al departamento de Recursos Humanos de la Escuela Secundaria Comunitaria Palm Beach Gardens, consultando si algún maestro tenían días libres por enfermedad.

Robert conoce los corazones bondadosos de los maestros y esperaba que el mensaje le ayudara a reunir suficientes días para sobrevivir a su tratamiento y con suerte, regresar al salón de clases.

Lo que no esperaba, era una masiva respuesta a su petición. Y antes que se diera cuenta, se le habían transferido 75 días de maestros que aportan al sistema de jubilación de Florida y no solo de su propia escuela.

Robert le dijo a CNN que los profesores de la Universidad Atlántica de Florida se pusieron en contacto con él para ofrecerle días libres, e incluso los administradores y los trabajadores del comedor llamaron al departamento de recursos humanos de su escuela para asegurarse que se ocuparan de él.

Por fortuna, esta práctica se volvió muy común en Estados Unidos, en especial cuando se trata de permisos médicos y de paternidad.

Los trabajadores recopilan paquetes de “licencia por maternidad” de sus días de incapacidad remunerada para los padres que esperan a sus hijos o para situaciones parecidas a la de Robert. Otros hacen lo mismo con enfermedades o eventos inesperados.

En este caso, Robert no solo aprecia a los maestros por ayudarlo, sino que está agradecido por la oportunidad que le dan para recuperarse y volver a hacer lo que ama.

“Los estudiantes que compartieron historias de cómo los he influenciado positivamente fueron un buen recordatorio de por qué decidí enseñar y por qué quiero volver rápido”, dijo Robert.

Mira el video a continuación:

Esta niña supera leucemia y toca la campana de la victoria

¿Te gustó este artículo? Entonces, te pedimos un pequeño favor. Compártelo en tus redes sociales, apoya al periodismo independiente y contribuye a que tus amigos se enteren de las noticias, información e historias más interesantes. Tardarás menos de un minuto. ¡Muchas gracias!

TE RECOMENDAMOS