Estrella de rugby denuncia represión del régimen chino hacia los uigures

Por Débora Alatriste
24 de Diciembre de 2019
Actualizado: 24 de Diciembre de 2019

Sonny Bill Williams, exjugador del famoso equipo de rugby All Blacks, se unió al futbolista Özil para denunciar la represión de los uigures en China.

El jugador de rugby denunció este 22 de diciembre a través de Twitter el trato hacia los uigures por parte del Partido Comunista Chino (PCCh). “Es un momento triste cuando elegimos los beneficios económicos por encima de la humanidad #Uyghurs”.

En la imagen publicada por Williams se puede ver una mano pintada con la bandera de China retorciendo un brazo que tiene pintada la bandera de Turquestán Oriental hasta hacerlo sangrar.

Williams firmó recientemente con el equipo Wolfpack de Toronto, señaló BBC, luego de una larga y exitosa carrera con la selección de rugby de Nueva Zelanda, apodada oficialmente como All Blacks.

Ganó la Copa Mundial de Rugby Union con Nueva Zelanda en 2011 y 2015, de acuerdo con la agencia Wire Service Content.

Aún se espera ver si el PCCh reaccionará a la acción del deportista, como lo hizo con la estrella de fútbol de la Premier League, Mesut Özil.

La estrella turco-alemana de 31 años del club Arsenal de la Premier League y exjugador del equipo nacional alemán, publicó sus comentarios sobre la detención masiva de uigures musulmanes por parte de China en Instagram y Twitter el viernes 13 de diciembre.

Los comentarios de Özil fueron recibidos con críticas venenosas de los usuarios chinos en Internet y funcionarios comunistas. Hu Xijin, editor de Global Times, un tabloide chino que pertenece al estado, escribió en un comentario: “Es seguro decir que este incidente dañará la imagen de Özil y el club del Arsenal a los ojos de los fanáticos del fútbol chino”. Pero aconsejó a los fanáticos no despertar más atención internacional.

“Sostengo que los chinos debemos mantener una actitud despectiva hacia este tipo de personas y sus juegos”, continuó Hu.

Por otra parte, la empresa NetEase, responsable de la versión china de Pro Evolution Soccer, eliminó a Ozil del conocido videojuego de fútbol diciendo que “las palabras del futbolista han herido los sentimientos de los aficionados chinos y han violado el espíritu de amor al deporte y la paz. No podemos entender, aceptar y perdonar esto”, informó Corriere.

Por las mismas declaraciones de Özil, el fin de semana del 20 de diciembre fue cancelado el partido Arsenal-Manchester City en la televisión de Beijing.

El 16 de diciembre, la Televisión Central de China (CCTV) decidió no emitir el partido de la Premier League inglesa, informó la agencia EFE.

El mensaje de Özil en Instagram decía: “Turkestán Oriental, la herida sangrante de la Ummah, resistiendo contra los perseguidores que intentan separarlos de su religión. Queman sus Qurans. Cierran sus mezquitas. Prohíben sus escuelas. Matan a sus hombres santos. Los hombres son obligados a acampar, y sus familias se ven obligadas a vivir con hombres chinos. Las mujeres se ven obligadas a casarse con hombres chinos”, según una traducción de The Guardian.

“Pero los musulmanes guardan silencio”, continuó Özil. “No harán ruido. Los han abandonado. ¿No saben que dar consentimiento para la persecución es la persecución en sí misma?”

A continuación

70 años de comunismo en China, 70 años de tragedia

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS