Científicos advierten peligro de extinción de 1800 especies de estrellas de mar

08 de Diciembre de 2015 Actualizado: 08 de Diciembre de 2015

Científicos del todo el mundo analizan la vertiginosa desaparición de las estrellas de mar, de las que se teme se hayan extinguido ya algunas variedades, mientras que algunas han perdido prácticamente su capacidad reproductiva, ante el embate de un “densovirus” que se propagó, presumen, en base al calentamiento de los mares.

En toda la costa del Pacífico, donde se descubrió e identificó el problema, las poblaciones de estrellas de mar han desaparecido totalmente o se han visto diezmadas, por una enfermedad que en pocos días les consume literalmente sus brazos y mueren. Una infección a partir de un denso virus aparece como la causa principal según estudios de científicos de la Universidad de Cornell, quienes entienden que la patología suele ser causa mortal habitual de estas especies, pero ahora se presentó en condiciones mucho más potentes.

“Creemos que la expansión y magnitud del problema en nuestras aguas se debe a la temperatura: sabemos que cuando las temperaturas son más altas, las estrellas de mar mueren más rápidamente y los océanos han estado anormalmente calientes estos últimos dos años: creemos que es el principal factor que hay que tener en cuenta”, afirma el biólogo Drew Harvell, que estudió el fenómeno desde Alaska a California.

Las causas y posibilidades ante un fenómeno crítico.

Los científicos desconocen no obstante si el denso virus ha aumentado su potencia y reproducción debido a las altas temperaturas marinas, o si las mismas estrellas de mar han perdido su capacidad de resistencia ya que son altamente susceptibles a las variaciones de temperatura, lo que las podría haber expuesto más todavía a la patología en cuestión.

“Una de las prioridades que debemos señalar, es que no entendemos en absoluto cuál es la causa de esta enfermedad. Es muy difícil recoger los datos que necesitamos a gran escala”, explica la bióloga Melissa Miner de la Universidad de California, en Santa Cruz.

Los biólogos agregan que el fenómeno además ha pasado casi inadvertido, en tanto como las estrellas de mar no son comestibles ni tienen aplicaciones industriales, nadie ha reclamado hasta ahora por su vertiginosa desaparición.

Las estrellas de mar, o asteroideas, comprenden a más de 1.800 variedades registradas que tienen en común ser predadoras de cinco brazos, aunque algunas especies tienen muchos más, y existen desde los mares tropicales hasta el océano Ártico, habitando en profundidades que van desde la costa bajo las piedras, hasta los 6.000 metros o más.

Articulo original aquí

Encuentre también en LA GRAN ÉPOCA información sin censura sobre China

Le recomendamos: “Todo está bien”, dicen funcionarios chinos a pesar de los miles de peces muertos en Tianjin

TE RECOMENDAMOS