Las tasas de natalidad están cayendo en todo el mundo tras la vacunación contra el COVID-19: esto es lo que las mujeres pueden hacer

30 de Junio de 2023 Verdad Sana

Las tasas de natalidad han descendido en todo el mundo de forma “inquietante”, según el Dr. James Thorp, ginecólogo obstetra especializado en embarazos de alto riesgo.

—-

Esta tendencia se ha observado en la Unión Europea utilizando portales de datos gubernamentales.

Países como el Reino Unido han registrado un déficit de casi 5.000 nacimientos al mes en los dos primeros trimestres de 2022 en comparación con años anteriores. Esta tendencia a la baja comenzó después de la vacunación COVID-19.

¿Cómo han ido las cosas en Estados Unidos? Hay señales contradictorias.

Según datos recién publicados por los CDC, el año pasado en Estados Unidos faltaron unos 3.000 bebés en comparación con 2021.

El autor principal del informe dijo que este es un cambio muy pequeño, por lo que los funcionarios lo están tratando como un indicador normal de la tendencia general a la baja de la tasa de natalidad. Desde 2014, las tasas de natalidad han disminuido un 2% cada año.

A pesar de ello, hay algo preocupante sobre el terreno que está afectando a una parte de las mujeres embarazadas.

A finales del año pasado, una enfermera denunciante publicó una carta de un hospital de Fresno, California. La carta describía cómo el hospital estaba experimentando un aumento sin precedentes de mortinatos mensuales. La tasa rondaba los 22 mortinatos y seguía subiendo. Thorp afirma que en los años anteriores a la vacunación con COVID-19, la tasa de mortinatos era de alrededor de 5,8.

“Se trata de un aumento de 40 veces la desviación estándar de mortinatos que sólo se produjo tras la introducción de la vacuna”, afirma Thorp.

¿A qué se debe?

Thorp afirmó que el mayor riesgo para una mujer embarazada es la inflamación.

“A mi entender y según mi experiencia clínica, el agente más inflamatorio jamás introducido en medicina son las vacunas COVID-19”, afirmó Thorp.

Por su parte, el Dr. John Littell, médico de familia de Florida especializado en la gestión de embarazos, sospecha que las vacunas COVID-19 pueden provocar microcoágulos en la placenta.

“Hay que hacer todo lo posible para prevenir estos pequeños coágulos y optimizar el flujo hacia el bebé en desarrollo”, afirma Littell.

El Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos (ACOG) sigue recomendando encarecidamente los refuerzos bivalentes “lo antes posible para maximizar la salud materna y fetal.”

Únase al Dr. Thorp y al Dr. Littell en Primera Línea de la Salud mientras hablan de estrategias concretas que pueden adoptar las mujeres embarazadas para protegerse a sí mismas y a sus bebés de los riesgos de las vacunas COVID-19.

—-

Descargo de responsabilidad médica:

Primera Línea de la Salud (el “Programa”), sus invitados y colaboradores ofrecen las últimas noticias sobre salud y descubrimientos médicos, y su finalidad es meramente informativa. El programa no proporciona consejo médico, diagnóstico, tratamiento, cura, mitigación o prevención de ningún tipo de enfermedad o condición médica. Del mismo modo, no está destinado al autodiagnóstico o autotratamiento de ninguna afección relacionada con la salud.

La información del programa procede de fuentes acreditadas; sin embargo, ni Frontline Health ni The Epoch Times Association Inc. son responsables de errores u omisiones en la información o en la explicación y no serán responsables de ningún daño directo, indirecto, consecuente, especial, ejemplar o de otro tipo que se derive de ello.

Los pacientes deben consultar siempre a un médico u otro profesional sanitario para obtener asesoramiento médico o información sobre diagnóstico y tratamiento.