Estudiante de 12 años trabaja en la granja familiar y provee productos frescos a la comunidad

"Es mi sueño. Me enseñó de dónde vienen todos nuestros alimentos".
Por EPOCH INSPIRED STAFF
04 de Octubre de 2022 12:16 PM Actualizado: 04 de Octubre de 2022 12:16 PM

La transformación de una diminuta semilla en un árbol sigue sorprendiendo a este agricultor de 12 años que trabaja duro después de la escuela para proporcionar productos frescos a su comunidad. Su pasión por la agricultura comenzó muy pronto en la infancia, y su enfoque optimista de la vida hace que sea un placer estar cerca de él.

Le presentamos a Brayden Nadeau, el alumno de séptimo grado al que le encanta cuidar de las plantas en la granja de 28 acres de sus abuelos en Minot (Maine). En una entrevista con The Epoch Times, el joven productor recordó los días en que se sentaba en el regazo de su abuelo y montaba en su tractor.

“Estuve rodeado de la agricultura toda mi vida, probablemente, desde los dos años”, dijo. “En el jardín de infancia nos preguntaron qué queríamos ser de mayores, y mi respuesta fue que quería ser agricultor, y eso sigue siendo cierto hoy en día”.

“Tengo algunos amigos que piensan que es genial, y algunos de ellos incluso vienen a ayudarme de vez en cuando. Mientras que otros se preguntan por qué lo hago en lugar de jugar a los videojuegos”.

Brayden con su abuelo. (Cortesía de Kari Nadeau)
Brayden con su abuelo. (Cortesía de Kari Nadeau)
Brayden y su hermana Emma en su puesto de productos, Brayden's Vegetable Stand. (Cortesía de Kari Nadeau)
Brayden y su hermana Emma en su puesto de productos, Brayden’s Vegetable Stand. (Cortesía de Kari Nadeau)

Observe al pequeño agricultor en su puesto de productos:


(Cortesía de Marie Herrick)

Este joven sabio no solo entiende el valor de los alimentos, sino que también tiene claros sus objetivos profesionales: abrir algún día su propia tienda de productos agrícolas.

“Me encanta la agricultura, y para mí no es realmente un trabajo. Es mi sueño”, dice. “Me enseñó de dónde vienen todos nuestros alimentos. Estoy seguro de que mi familia está orgullosa de mí”.

Hace dos años, Brayden decidió vender los productos extra de su granja familiar. Abrió su primer puesto, Brayden’s Vegetable Stand, en 2020. Al año siguiente, compró un puesto de productos más grande, ya que quería cultivar más verduras. Hizo un alquiler con opción a compra, y en cuatro meses pudo pagarlo por completo.

“Fue una sensación increíble saber que había trabajado duro y podía decir que era mío y todo pagado con mi propio dinero”, dijo. “Nunca esperé que llegara a ser tan grande como lo es”.

Brayden preparándose para limpiar el establo (Cortesía de Kari Nadeau)
Brayden preparándose para limpiar el establo (Cortesía de Kari Nadeau)
Brayden recogiendo las verduras. (Cortesía de Marie Herrick)
Brayden recogiendo las verduras. (Cortesía de Marie Herrick)
Brayden con su ganado. (Cortesía de Marie Herrick)
Brayden con su ganado. (Cortesía de Marie Herrick)

La granja pertenece a los abuelos de Brayden, Dan y Marie Herrick, y el joven espera hacerse cargo de ella algún día y convertirla en un éxito.

Mientras que los niños de su edad pasan horas en las redes sociales, Brayden disfruta trabajando en el campo y perfeccionando sus habilidades agrícolas. Trabaja unas 10 horas al día cuando no está en la escuela. Además de alimentar a los animales, limpiar los establos y recoger los huevos, su trabajo rutinario también incluye el manejo de la mayor parte del equipo para la henificación.

“Mi abuelo se encarga de segar el heno, pero yo me encargo de henificarlo, rastrillarlo y empacarlo en gran parte”, explica el joven agricultor. “Recojo las verduras del huerto, hago la siembra y el deshierbe. Mi abuelo también hace algo de eso por mí”.

Brayden a los 2 años en la granja de su abuelo (Cortesía de Kari Nadeau)
Brayden a los 2 años en la granja de su abuelo (Cortesía de Kari Nadeau)
Brayden, de 2 años, con su abuelo. (Cortesía de Kari Nadeau)
Brayden, de 2 años, con su abuelo. (Cortesía de Kari Nadeau)
Brayden, de 4 años. (Cortesía de Kari Nadeau)
Brayden, de 4 años. (Cortesía de Kari Nadeau)

La familia dio un buen uso a sus tierras de cultivo: 5 acres son para vacas y cerdos; 1 1/2 acres son para pavos, pollos de carne y gallinas ponedoras; y unos 8 acres están especialmente reservados para el huerto de Brayden. El resto de la tierra se destina al cultivo de árboles, que pueden convertirse en pastos o jardines en el futuro.

El abuelo de Brayden también mantiene una granja a unos 11 kilómetros de su casa, donde henifican unos 60 acres y mantienen también un campo de 5 acres.

“También tenemos 2 acres de jardines en la tierra de una vecina, y mantenemos un campo para ella a cambio del uso de la tierra”, añadió. “También henificamos en las propiedades vecinas para tener cama y alimento para nuestro ganado”.

(Cortesía de Kari Nadeau)
(Cortesía de Kari Nadeau)
(Cortesía de Kari Nadeau)
(Cortesía de Kari Nadeau)

El puesto de Brayden permanece abierto desde las 7:30 de la mañana hasta el anochecer, y él suele encargarse de todo, desde atender a los clientes hasta hacer las demás tareas de la granja. Durante los días de colegio, su abuelo le ayuda a montar el puesto por la mañana, y una vez que Brayden vuelve del colegio, va a la granja y hace la recolección del día siguiente.

El joven agricultor vende casi cualquier verdura que se pueda imaginar: maíz, calabacín, calabaza de verano y de invierno, judías verdes y judías de cera, nabo, remolacha, berenjena, cebolleta, rábano, calabaza, brócoli, coliflor, y la lista continúa. También vende el pan de calabacín hecho a mano por su abuela, y una salsa especial para barbacoa hecha por un amigo de la familia en Maine.

Brayden es realmente un líder humilde en ciernes, no rehúye trabajar incansablemente y siempre agradece el apoyo de los demás. Y este productor previsor es simplemente imparable.

(Cortesía de Marie Herrick)
(Cortesía de Marie Herrick)
(Cortesía de Kari Nadeau)
(Cortesía de Kari Nadeau)

Este joven seguro de sí mismo quiere seguir cultivando sus huertos y, algún día, tener su propia tienda.

“Mi objetivo es que cuando me gradúe de la escuela secundaria, me gustaría tener mi propio camión, remolque y tractor. Espero tener 100,000 dólares en el banco”, dice.

“Ame lo que hace, y nunca pensará que es un trabajo, y siempre, siempre siga sus sueños”.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí.


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.