Joven de 20 años con diagnóstico de pocos días de vida por cáncer cumple sueño de casarse con su novia

Por Celeste Armenta
27 de Marzo de 2021
Actualizado: 29 de Marzo de 2021

Un joven estudiante de teatro de 20 años en Reino Unido, fue diagnosticado repentinamente con un tumor cerebral sumamente agresivo, que le pronostica solo unos días de vida. A pesar de la noticia, decidió aferrarse a la esperanza y se “casó” con su novia en su propia casa.

Owen Copland, de Liverpool, en el condado de Merseyside, fue diagnosticado con un glioblastoma multiforme (GBM) de grado 4, un tipo de tumor sumamente agresivo, en noviembre de 2020. A pesar de haberse sometido a una cirugía de 6 horas que le salvó la vida,  el tumor no pudo ser extirpado en su totalidad. Únicamente fue removido el 85%, ya que el restante se había convertido en tejido cerebral, informó la fundación Brain Tumour Research.

Después de la cirugía, Copland se sintió un poco mejor. Sin embargo, luego de regresar a su casa recibió la noticia de que el tumor podría haberse extendido a través del líquido cefalorraquídeo a la columna vertebral. Lo que siguió fue tratamiento con quimioterapia y radioterapia.

El 25 de febrero de este año, Copland recibió una segunda opinión de la oncóloga McBain, que le dio un panorama “de lo mal que estaba todo”. Ante este diagnóstico el joven tomó una decisión:

“Cuando llegué a casa vi a mi novia y le dije: ‘Quiero casarme contigo'”, de acuerdo a Daily Mail.

Copland con su familia en día de la ceremonia. (Cortesía de Owen Copland)

El estado de salud de Copland empeoró. El 5 de marzo, después de una estancia en el hospital con una frecuencia cardiaca de 45 (lo normal es 115) y una presión arterial también baja, Gill Copland, la madre del joven y su hermana Jane, recibieron noticias aún más duras, informó Brain Tumour Research.

“Nos dijeron que la mitad de su cerebro está lleno de tumores y ahora está presionando contra su tronco cerebral, lo que hace que su frecuencia cardíaca baje. De forma devastadora, dijeron que la muerte podría ser inminente, potencialmente en unos días”, dijo Gill.

A pesar de lo sombrío del panorama, Copland lo tomó muy bien y solo dijo “Es lo que es”, y pidió regresar a su hogar.

(Cortesía de Owen Copland)

Con el tiempo pisándoles los talones, la familia organizó una boda con la ayuda de Suzie y Abbey, dos amigas de Copland, y “en menos de dos horas”, la boda estaba planeada para el 8 de marzo.

“Owen y Sarah tuvieron una ceremonia de compromiso, que fue simplemente maravillosa. Había un cantante en vivo, maquilladores, peluqueros, decoraciones de la habitación, obsequios de bodas, comida, fotógrafos, camarógrafo y flores en torno al color favorito de Owen, el amarillo”, dijo la madre del joven.

Incluso el padrino, que fue avisado con menos de 24 horas de anticipación “pronunció el discurso más hermoso que jamás hayamos escuchado. Fue un día maravilloso, que todos apreciaremos por siempre”, dijo Gill.

Copland después de una sesión de radioterapia. (Cortesía de Owen Copland)

“Me sentí bien al ver a mis amigos y escuchar el discurso de mi padrino, al que pedí que fuera mi padrino justo el día anterior”, compartió Copland a Daily Mail. “Me apetecía estar en el juego y hablar con mis amigos por Internet, pero por culpa de Covid no pude verlo”, agregó.

A pesar de las circunstancias, el joven se mantiene con buena actitud y enfatiza en sus redes sociales: “Me mantengo positivo y pongo toda mi lucha en esto”.

“Antes daba por sentada a mi familia y desde que me diagnosticaron quería que estuvieran a mi lado, y así ha sido […] Sé que nunca me dejarán ni me abandonarán, los quiero”, dijo a Daily Mail.

Los novios el día de su ceremonia de compromiso. (Cortesía de Owen Copland)

En Reino Unido, los tumores cerebrales afectan a más niños y adultos menores de 40 años que cualquier otro cáncer, quitándoles la vida. Ante este panorama, Copland y su familia se unieron a Brain Tumour Research, una fundación dedicada a la visibilización e investigación de los tumores cerebrales.

Además, para poder recibir un diagnóstico certero, la familia de Copland pasó por varios intentos fallidos, lo que prolongó su tratamiento.

“La lucha de Owen por el diagnóstico fue traumática y no quiero que otros pasen por lo que pasó Owen para incluso conseguir ayuda. Pensé que era un desastre. No sabía que lo peor estaba por llegar”, dijo Gill a The Epoch Times.

Para sobrellevar los gastos  hospitalarios, la familia de Copland recauda fondos en su página de Facebook y en Owens GoFundMe, y su amiga Suzie organizó una rifa para recaudación de fondos en la página Keep Goin’ Owen.

La familia dijo a The Epoch Times que se encuentra en la búsqueda de tratamientos alternativos para Copland.

(Cortesía de Owen Copland)

“Creo vehementemente que debería haber más fondos para la investigación de los tumores cerebrales. Él y otras personas que sufren merecen que se produzca este cambio”, dijo Gill a Daily Mail. “A diferencia de otros cánceres, este es algo de lo que nunca había oído hablar; no hay conciencia de ello”, agregó.

Copland anima a sus seguidores en redes sociales a unirse para encontrar una cura: “Especialmente si acabas de conocer el glioblastoma por primera vez… Como yo lo hice por primera vez hace unas semanas”.

“Sé que no hay cura y que el pronóstico es malo pero si me dicen que dos semanas iré por otra. Solo quiero sentirme mejor pero es lo que es y lo afrontaremos”, dijo Copland a Daily Mail.

Con un futuro incierto, este joven de 20 años y su novia de 21, dejan un mensaje de esperanza de que nada está escrito y que aún en las condiciones más adversas se puede tener un oasis con las personas que más quieres.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí.


 

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS