Estudiante de Indiana demanda a escuela por rechazar su club provida

Por Alice Giordano
21 de Enero de 2022 11:46 AM Actualizado: 21 de Enero de 2022 4:51 PM

Una estudiante de la Escuela Secundaria de Indiana, Estados Unidos, presentó una demanda por discriminación y difamación contra su escuela por prohibirle crear un club provida dentro de la institución.

La estudiante de primer año del instituto del distrito escolar de Noblesville, situado a unas 27 millas de Indianápolis, alega que el centro educativo infringió su derecho a la libertad de expresión, obtenido en la Primera Enmienda y que ha estado empleando tácticas de intimidación y acoso como forma de hacerla desistir de su propuesta de tener un club contrario al aborto.

“El distrito escolar no puede prohibir a un grupo de estudiantes simplemente porque la administración de la escuela no está de acuerdo con su posición política sobre importantes cuestiones sociales”, dijo Zac Kester, el abogado de la estudiante, en una declaración.

“Las escuelas públicas deberían estar dispuestas a apoyar un entorno inclusivo que muestre una variedad de puntos de vista. Los estudiantes no deberían tener miedo de que los profesores y administradores les intimiden por sus creencias”.

La demanda federal de 52 páginas fue presentada en el Tribunal de Distrito de Indiana la semana pasada y busca una orden judicial permanente para que la escuela no prohíba el club provida.

Los funcionarios de la escuela se negaron a comentar sobre la demanda, remitiendo a The Epoch Times a un abogado que no devolvió las llamadas telefónicas.

Lisa y Michael Duell, que son los padres de la estudiante, declinaron а la solicitud de comentarios de The Epoch Times.

La estudiante nombró a más de una docena de maestros y profesores en la demanda y los acusó de acoso y de hacer comentarios difamatorios contra ella en las redes sociales.

Al criticar el club provida propuesto por la estudiante, un profesor asistente de la escuela escribió en Facebook que “no hay lugar para un club que respalda la misoginia, el fanatismo y la política conspirativa en nuestras escuelas públicas”.

“Así que, por curiosidad, ¿estaría bien que hubiera carteles de clubes en la escuela de la Unión de Estudiantes Negros que dijeran ‘Desfinanciar a la Policía’?”, dijo el profesor.

La demanda argumenta que el distrito escolar de Noblesville aprobó sin discusión una serie de clubes basados en cuestiones sociales y políticas controvertidas. Nombra, como ejemplo, a un grupo de la Unión de Estudiantes Negros del NHS (Escuela Secundaria de Noblesville) al que se le permitieron colgar carteles con el logotipo del “puño levantado” asociado a Black Lives Matter y al marxismo.

Según Kester, en el centro de la controversia están las fotos que los estudiantes utilizaron en sus folletos para promocionar el club. Estas incluían una foto de estudiantes manifestando frente al edificio de la Corte Suprema de Estados Unidos en Washington DC sosteniendo carteles que decían “somos la generación provida” y “Desfinanciar Planned Parenthood”.

La estudiante alega que después de que acudiera al club feminista “Peonies” de la escuela, para hacer fotos de una presentación que ellos estaban realizando, el decano de la escuela, Jeremey Luna, la abordó hasta el punto de asustarla.

Luna “se mantuvo muy cerca” de la estudiante “a pesar de que se le dijo que ella estaba incómoda y que la interacción era inapropiada”, alega la demanda. Contactado este martes en la escuela para que comente sobre el incidente, Luna dijo a The Epoch Times que lamentablemente no podía hablar debido a un litigio pendiente.

Kester dijo que la estudiante tomó las fotos del club feminista para mostrar que la escuela no se había opuesto a los clubes con puntos de vista sobre el aborto y por las imágenes utilizadas por ellos.

“NHS está enseñando a sus estudiantes que la Primera Enmienda no se aplica a algunos actores del gobierno, otorgándose una discreción desenfrenada para discriminar el discurso de los estudiantes debido a su punto de vista”, acusa la demanda.

El grupo conservador Alliance Defending Freedom (ADF) se enfrentó a una situación similar en 2019 en Florida, cuando The Gulf Coast High School en Naples se negó a reconocer el club provida de una estudiante.

La escuela consideró que el club era “demasiado controvertido”. Sin embargo finalmente accedió a certificar el club llamado Sharks 4 Life, que ha estado celebrando reuniones en la escuela desde el pasado mes de enero.

La escuela accedió a reconocer el club después de que la ADF enviara una carta a la escuela acusándola de violar el Derecho de Acceso Igualitario federal, “que prohíbe a las escuelas públicas recibir fondos federales si niegan el derecho de la Primera Enmienda de un estudiante a realizar reuniones con discursos con contenido religioso, político, filosófico o de otro tipo en dichas reuniones”.

En 2018, el Distrito Escolar de Noblesville fue noticia a nivel nacional por un tiroteo en su escuela media que dejó a una estudiante en estado crítico y causó heridas graves a un profesor que fue aclamado como un héroe por abordar al pistolero y quitarle el arma de la mano.

La víctima, Ella Whistler, que tenía 13 años en el momento del tiroteo, recibió siete disparos. Ella ya se ha recuperado de sus heridas, al igual que el profesor de ciencias de séptimo grado y también entrenador de fútbol, Jason Seaman.

El tiroteo reunió a la comunidad, que celebró vigilias por las víctimas del tiroteo.

Lisa Duell, la madre de la estudiante que presentó la demanda por el club provida, encabezó el grupo nacional para padres cuyos hijos asisten a clases en una escuela donde ocurrió algún tiroteo. Duell, cuyo grupo se llama “Save Our Students”, se unió a los padres del tiroteo de la escuela de Parkland, en Florida, para establecer sistemas de seguridad avanzados en las escuelas.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.