Estudiantes de la Universidad de Beijing exigen: “Derribar el muro”

Por Mary Hong
17 de Mayo de 2022 1:57 PM Actualizado: 17 de Mayo de 2022 4:53 PM

La universidad más prestigiosa de China, la Universidad de Beijing, fue testigo de una protesta contra sus medidas de contención contra el COVID. A la medianoche del 15 de mayo, los estudiantes protestaron por la construcción de un muro de metal temporal que mantiene a los estudiantes encerrados y divide los dormitorios fuera del campus al este y al oeste, como el Muro de Berlín.

En un video, se ve al vicepresidente de la universidad, Chen Baojian, diciéndoles a los estudiantes: “Si confían en mí, escriban su nombre, hablaremos uno por uno”.

Los estudiantes respondieron: “¡No, no lo haremos!”

Estudiantes: Derriben el muro

En medio de la creciente pandemia en China, la universidad de Beijing construyó un muro para facilitar sus medidas de confinamiento.

El recinto de Wanliu es una zona de dormitorios fuera del campus para los estudiantes y el personal. El muro permite que el personal se mueva libremente mientras que los estudiantes están confinados en la zona, y no se permite la entrega de alimentos en la residencia de los estudiantes.

Justo antes de la medianoche del 15 de mayo, un estudiante de la Universidad de Beijing escribió en la plataforma social china Weibo: “Sin ningún consenso ni papeleo, se construyó un Muro de Berlín, Wanliu ahora está dividido entre el este y el oeste”.

La publicación continuó: “Todos los estudiantes ahora están protestando”.

En el video, se ve al vicepresidente Chen Baojian diciendo: “Es mi promesa, si no se resuelve, no me iré de este lugar”.

Los estudiantes dijeron: “No podemos dejar este lugar de todos modos”.

Chen les pidió a los estudiantes que regresaran a sus habitaciones y dijo que visitará cada edificio y se asegurará de tener una conversación con todos ellos, en cada habitación; pero alguien inmediatamente dijo: “Primero derriba el muro”. Chen no respondió.

Mientras Chen continuó hablando, el sonido de la pared de hierro derrumbándose se puede escuchar de fondo. Los estudiantes mostraron su apoyo con fuertes aplausos.

Antes de la protesta

Wanliu Compound es una zona designada para dormitorios de estudiantes y viviendas familiares para el personal. Desde el brote de la pandemia en Beijing, los autobuses de enlace ya no operan en el complejo y está prohibida la entrega de alimentos en la zona. Los estudiantes argumentan: “El personal puede ir libremente, no los estudiantes. Entonces, ¿Cuál es el punto de mantenernos encerrados en Wanliu?

La discusión no trajo ninguna resolución, pero los muros de hierro que dividen el recinto en este y oeste se instalaron en la oscuridad y de inmediato provocaron la protesta.

Amenaza de represalia

Durante la protesta, se oyó a Chen decir: “Primero les pido que hagan una cosa: Bajen sus teléfonos celulares; deberíamos proteger la Universidad de Beijing”. Un estudiante respondió: “¿Qué hay de nuestros derechos? ¿Quién nos protegerá?

Según las publicaciones online de los estudiantes, los líderes universitarios se negaron a firmar una garantía de que no responsabilizarían a los representantes estudiantiles; los consejeros políticos de la universidad invitaron a los estudiantes a identificar a sus compañeros de clase usando las grabaciones.

Un post de un estudiante decía: “Los que no están en los dormitorios son tratados como si hicieran parte de un ‘motín'”.

Como muchas de las publicaciones y videos se eliminaron rápidamente, un internauta escribió: “Asesinado antes de que florezca, esta es la Universidad de Beijing”.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.