Estudio: Adolescentes y la adicción al celular

04 de Mayo de 2016
Actualizado: 04 de Mayo de 2016

Según un nuevo estudio, la mitad de los adolescentes en Estados Unidos son adictos a sus teléfonos móviles.

La mayoría de los jóvenes revisan los aparatos al menos una vez por hora y sienten la presión de responder inmediatamente a mensajes.

De acuerdo a la empresa sin fines de lucro Common Sense Media, el 59% de los padres con hijos entre los 12 y los 18 años, dicen que los muchachos son adictos a sus teléfonos celulares. 1.240 padres y jóvenes fueron consultados por la empresa.

Common Sense Media se especializa en los efectos de los medios y la tecnología en los niños, y los hallazgos del estudio ponen de relieve la tensión que dicha adicción a los teléfonos inteligentes puede causar al manejar, al cumplir con los deberes escolares y en los momentos en que la familia comparte junta.

El fundador y presidente de la empresa con sede en San Francisco, James Steyer, dio a conocer en una declaración que la adicción a los celulares está causando problemas todos los días en las familias estadounidenses.

Ellen Wartella, directora del Centro de Medios y Desarrollo Humano de la Universidad Northwestern, y asesora de la encuesta, dijo que se desconoce cuál será el impacto definitivo de tales medios en la conducta de los menores y sugirió que los adultos tendrán que ajustar su propia conducta a las nuevas situaciones.

Según expertos, más preocupante aún es que 56% de los adultos encuestados revisan su celular mientras manejan y que más de la mitad de los adolescentes dijeron haber visto a sus padres distraídos al volante por el uso del teléfono.

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS