Estudio de caso del Instituto Confucio: cómo China organiza sus campañas con motivaciones políticas

Las campañas con motivaciones políticas de China están enfocadas en el logro de objetivos estratégicos de corte nacional e internacional
Por Jingduan Yang
25 de Mayo de 2020
Actualizado: 25 de Mayo de 2020

China es un país que tiene un sistema político diferente a cualquier otro. Desde que asumió el poder en 1949, el Partido Comunista Chino (PCCh) ha perfeccionado su estrategia, tácticas, sistemas y mecanismos para mantenerse en el poder y lograr sus objetivos políticos.

El secreto de su éxito es el establecimiento de los siguientes dos mecanismos.

El primero es garantizar el control absoluto del PCCh sobre cada parte del gobierno y la sociedad. Este primer mecanismo es la base para que el otro mecanismo sea posible y efectivo.

Un gobierno del PCCh

Para las personas en Occidente que no están familiarizadas con el sistema político de China, la relación entre el PCCh y el gobierno chino es confusa.

La constitución de China establece que el país y el gobierno están dirigidos por el PCCh con los principios rectores del marxismo, el leninismo y los pensamientos de Mao. En otras palabras, el PCCh tiene poder absoluto sobre el gobierno chino. De hecho, como veremos, el gobierno chino es el PCCh y el PCCh es el gobierno chino.

Para implementar su control, el PCCh se asegura de que cada nivel y rama de los gobiernos central y local tengan un miembro y un presidente del comité del PCCh, que tenga la última palabra sobre todas las decisiones que se tomen. A veces, el jefe de una agencia es también el secretario del comité del partido.

Comenzando desde arriba, hay siete miembros del Comité Permanente del Politburó del Comité Central del Partido Comunista Chino, los que toman las decisiones finales del PCCh. Este grupo está dirigido por el secretario general del Partido Comunista Chino, Xi Jinping, quien también es el presidente de la República Popular de China y, lo que es más importante, el presidente de la Comisión Militar Central, porque la constitución de China exige que los militares sean leales únicamente al PCCh, no a ningún otro partido político ni al pueblo chino.

Entre los otros seis miembros, Li Keqiang y Han Zheng son el primer ministro y el primer viceprimer ministro, respectivamente, del Consejo de Estado de la República Popular de China. En otras palabras, son las principales autoridades administrativas de China. Se aseguran de que el poder y los recursos del gobierno sirvan a las necesidades del PCCh antes de servir al país y al pueblo.

Li Zhangshu preside el Comité Permanente del Congreso Nacional del Pueblo, que es el órgano legislativo de China. Se asegura de que este congreso legitime las políticas que ya elabora el PCCh y se asegura de que cualquier legislación propuesta por miembros seleccionados por el PCCh, en el Congreso Nacional del Pueblo, no entre en conflicto con las políticas del PCCh.

Wang Yang es el presidente de la Conferencia Consultiva Política del Pueblo Chino, donde, nuevamente, el PCCh ha seleccionado a los miembros no pertenecientes al PCCh o miembros de los llamados partidos democráticos aprobados por el PCCh. Por lo tanto, el PCCh puede decirle al mundo que respeta las opiniones de los miembros de otros partidos políticos o independientes, y que todos ellos apoyan al 100 por ciento sus políticas. A menudo, hasta que mueren los líderes de estos partidos democráticos, se les dice a las personas que estos líderes de partidos democráticos también eran en realidad miembros del PCCh.

Los funcionarios del PCCh también dirigen organizaciones aparentemente independientes como los sindicatos de toda China, la federación de mujeres de toda China, la federación juvenil de toda China, la federación china de ultramar devuelta de toda China y muchas otras. Cada vecindario tiene un comité del PCCh que monitorea las actividades de los residentes. Por lo tanto, en realidad este partido controla no solo al gobierno sino también a toda la sociedad, las comunidades y los individuos.

Zhao Leji es el líder de la Comisión Central para la Inspección de Disciplina (CCDI), que es el órgano más alto que preside el control interno sobre el PCCh, mantiene las reglas y combate la corrupción y la malversación dentro del Partido. El diputado del CCDI también es el jefe del Ministerio de Supervisión (MOS) y, por lo tanto, le da al CCDI el control natural de la función disciplinaria del gobierno. De hecho, están fusionados, alojados en las mismas oficinas y comparten el mismo sitio web. El CCDI ha encarcelado a miles de líderes de partidos e íconos empresariales en los últimos cinco años por sus crímenes de corrupción y deslealtad política, muchos de los cuales, supuestamente, se han suicidado.

Wang Huning, conocido como arquitecto ideológico de los últimos tres secretarios generales del PCCh, es el presidente de la Comisión Central de Orientación para la Construcción de la Civilización Espiritual. Este es el órgano directivo ideológico más importante del PCCh y su gobierno. Esta “civilización espiritual” se basa en la ideología del socialismo y el comunismo. Controla la propaganda nacional y la difusión ideológica, superponiéndose a otro órgano similar, el Grupo Pequeño Líder de Propaganda y Trabajo Ideológico. Wang preside tanto la Comisión como el Grupo Líder responsable de la propaganda y controla el Departamento de Propaganda del PCCh.

Una estructura idéntica de liderazgo del PCCh en el gobierno llega hasta el nivel más bajo del gobierno y los rincones de la sociedad. El gobierno chino es verdaderamente un gobierno del PCCh, por el PCCh, y para el PCCh.

Por lo tanto, cuando cree que simplemente se está asociando con una empresa, institución o cualquier nivel del gobierno chino, de hecho, se está asociando con el PCCh.

Liderando pequeños grupos

Si el primer mecanismo es mantener el control absoluto del país bajo el gobierno del PCCh de manera regular, el mecanismo de Liderando Pequeños Grupos (LPG) es la innovación del PCCh para lograr los objetivos estratégicos nacionales y extranjeros motivados políticamente.

Los LPG están establecidos para coordinar mejor los esfuerzos de varios departamentos y movilizar recursos nacionales y superar las barreras burocráticas.

Los LPG normalmente son liderados por los líderes del PCCh de más alto rango que requiere el proyecto. Por lo tanto, tiene poder sobre los departamentos y agencias gubernamentales existentes.

Xi encabeza personalmente ocho LPG, pero la dirección de los LPG parece estar repartida entre los miembros del Politburó y los miembros del Consejo de Estado, en función de sus responsabilidades reglamentarias oficiales e independientemente de las inclinaciones a diferentes facciones (dentro del partido) que tengan los individuos.

Los LPG tienen autoridad centralizada sobre la gobernanza normal y los recursos asignados más allá del presupuesto gubernamental documentado. No tienen que documentar lo que hacen y pueden dar instrucciones orales para llevar a cabo las órdenes de los principales líderes del PCCh sin estar restringidos por las leyes y regulaciones existentes. Los LPG están por encima de la ley.

Por ejemplo, cuando Mao quiso deshacerse de sus rivales políticos, formó un Grupo Líder de la Gran Revolución Cultural dirigido por su esposa y otros asociados de confianza. El grupo líder pudo poner al revés al gobierno, cerrar escuelas y universidades, perseguir a los líderes intelectuales y políticos que no eran del gusto de Mao, incluido el asesinato de Liu Shaoqi, entonces presidente de China, el segundo líder del PCCh.

Un ejemplo más reciente es el llamado Grupo Principal de Prevención y Eliminación de Cultos Malignos del Comité Central del PCCh. Su oficina, conocida como la oficina “6-10”, ha llevado a cabo 20 años de persecución a los practicantes de Falun Gong, una práctica espiritual que aboga por la verdad, la compasión y la tolerancia; la meditación; y estilos de vida saludables.

Según los informes, la oficina 6-10 torturó a millones en campos de trabajo forzado, encarceló a personas arbitrariamente, usó drogas y otros métodos para abusar de la salud mental, y condonó la sustracción forzada de órganos para obtener ganancias. Ha matado a miles o posiblemente a millones de practicantes. Se dice que gastó una cuarta parte del PIB de China para mantener sus operaciones a nivel nacional e internacional, simplemente porque Jiang Zemin, el secretario general del PCCh, insistió en que la práctica de Falun Gong era una amenaza para el gobierno del comunismo en China. Irónicamente, los líderes de la oficina 6-10 han tenido tanto poder y recursos que algunos de ellos se convirtieron en prisioneros en las cárceles del PCCh porque eran tan corruptos y poderosos que llegaron a ser una amenaza para la autoridad del nuevo líder del PCCh.

Los LPG son una de las tácticas perfeccionadas que usan los líderes del PCCh cuando se necesita ejecutar un plan estratégico.

El LPG usado para promover el idioma chino

El 24 de julio de 1987, el PCCh decidió establecer el Grupo Nacional de LPG para la Promoción Internacional del Idioma Chino (NLPGIPCL), formado por líderes del Ministerio de Educación, la Oficina de Asuntos Chinos en el Extranjero del Consejo de Estado, la Oficina de Asuntos Exteriores del Consejo de Estado, el Ministerio de Relaciones Exteriores, el Ministerio de Cultura y Turismo, la Administración Estatal de Prensa, Publicaciones, Radio, Cine y Televisión de la República Popular de China, la Comisión Estatal de Idiomas y la Universidad de Lengua y Cultura de Beijing. En 1998, se agregaron líderes del Ministerio de Finanzas, la Comisión Nacional de Desarrollo y Reforma y el Ministerio de Comercio Exterior y Cooperación Económica.

La gente puede preguntarse cómo enseñar el idioma chino a personas fuera de China se ha convertido en una tarea estratégica tan importante, tarea que justificó la creación de un LPG.

Es comprensible que cada vez más personas fuera de China estén interesadas en aprender chino ya que China está abierta a hacer negocios con cualquier persona que el PCCh considere conveniente.

Sin embargo, hay suficientes maestros e instituciones educativas de China, Taiwán y otros países que pueden adaptarse a la necesidad de aprendizaje del idioma chino de personas fuera de China. El libre intercambio de estudiantes y académicos sería suficiente para lograr el objetivo. El profesor Arthur Waldron de la Universidad de Pensilvania dijo: “Sabemos cómo enseñar chino e historia china a nuestros estudiantes, y no hay necesidad de que el gobierno chino nos diga cómo hacer eso o que hagan eso por nosotros”.

Sin embargo, el gobierno del PCCh vio en la promoción del idioma chino en otros países una oportunidad para aumentar su influencia política y cultural, y potencialmente infiltrar otras actividades, incluida la gestión de opiniones internacionales sobre sus políticas nacionales y sobre la práctica de los derechos humanos. Dos informes de investigación del gobierno de EE.UU. proporcionaron los detalles de la intención y la función del PCCh al promover la enseñanza del idioma chino en Estados Unidos.

La importancia de la promoción del idioma chino se hizo más evidente cuando Hu Jintao, entonces Secretario General del PCCh, asistió a la ceremonia de firma de un acuerdo de colaboración entre el gobierno de Indonesia y China sobre los programas de enseñanza del idioma chino en 2005.

Li Changchun fue en algún momento el quinto miembro de más alto rango del Comité Permanente del Politburó. Según The Economist, Li dijo que los Institutos Confucio son “una parte importante de la propaganda de china en el extranjero”.

Los líderes del LPG que hacen la promoción de China

En 2006, el Consejo de Estado anunció el nuevo liderazgo del LPG con funcionarios de alto rango liderados por Chen Zhili, una consejera estatal que al obtener el cargo se haría a un puesto equivalente al del viceprimer ministro.

Las publicaciones anteriores de Chen en Shanghái incluyeron al secretario del comité del PCCh de la Comisión de Ciencia y Tecnología de Shanghái, director del departamento de propaganda de Shanghái y al vicesecretario del Comité del PCCh de Shangai.

En 1998, se convirtió en la ministra de educación. En 2003, fue elevada a la posición de concejal estatal, a cargo de educación, cultura y deportes. Más tarde, en marzo de 2008, Chen fue elegida para convertirse en vicepresidente del Congreso Nacional del Pueblo. Chen era un miembro suplente de los comités centrales 13 y 14 y miembro de pleno derecho de los comités centrales 15, 16 y 17 del PCCh.

Zhou Jie, el subdirector de LPG, es el Ministro de Educación y miembro de pleno derecho de los Comités Central 17 y 18 del PCCh. Durante el mandato de Zhou, el sistema educativo en China se forjó con deshonestidad académica y corrupción. Además, no era popular porque introdujo 16 números educativos de la Ópera de Pekín “sancionados oficialmente” que tenían temas subyacentes similares a los de la Revolución Cultural. También fue responsable de cerrar una plataforma de comunicación conocida como BBS (Bulletin Board System) en los campus universitario para controlar la libertad de expresión.

La oficina ejecutiva del NLPGIPCL se conoce como Hanban, o sede del Instituto Confucio, administrada por el Ministerio de Educación de la República Popular de China. Es claramente una sede sin fines de lucro, pero nunca una ONG, como se afirma.

La única misión de la sede del Instituto Confucio (IC) o Hanban es instalar un centro o programa de Lengua y Cultura China fundado por el PCCh dentro de una universidad, colegio o escuela secundaria en todo el mundo. Estos centros, llamados Institutos Confucio o aulas, siguen las normas establecidas por la sede de IC en Beijing y usan el mismo logotipo y marca.

Al seleccionar, capacitar y contratar a los instructores, diseñar el plan de estudios y los libros de texto, seleccionar codirectores, a menudo un chino y un profesorado del instituto anfitrión, fundar la operación conjunta, exigir que la operación conjunta cumpla con las leyes de China y las del país anfitrión, el LPG de Promoción Internacional del Idioma Chino ve a los IC como medios efectivos para lograr su objetivo estratégico. Al colaborar con una universidad de acogida, los IC se legitiman y sus verdaderas misiones se disfrazan.

La Asociación Estadounidense de Profesores Universitarios expresó sus preocupaciones con el programa y, en junio de 2014, emitieron un comunicado anunciando el final de la colaboración con los Institutos Confucio. La única forma en que los IC podrían continuar sería si las universidades pudieran tener el control total de los asuntos académicos, “que los maestros en los Institutos Confucio puedan tener la misma libertad académica que disfrutan otros miembros de la facultad universitaria, y que los acuerdos entre universidades e Institutos Confucio estén disponibles para la comunidad”. Ninguna de estas condiciones es posible ya que eliminan las razones de la existencia de los IC, desde la perspectiva del PCCh.

En agosto de 2014, Xu Lin, directora general de Hanban y directora ejecutiva de los IC de todo el mundo, ordenó a su personal que arrancara las páginas que se hacían referencia a las instituciones académicas de Taiwán, páginas que estaban dentro del programa de la conferencia de la Asociación Europea de Estudios Chinos en Braga, Portugal. Los responsables del acto de censura alegaron que los materiales eran “contrarios a las regulaciones chinas”. Su comportamiento reflejó los verdaderos colores de la estrategia del PCCh. Este comportamiento fue descrito por el Wall Street Journal como un “enfoque de intimidación a la libertad académica”.

Peter Chang, un experto político y económico chino que vive en Nueva York, dijo a La Gran Época que el primer Instituto Confucio que se inauguró en Europa, el de la Universidad de Estocolmo fundado en 2005, intentó bloquearlo impidiendo su nombramiento como investigador visitante de la Universidad de Estocolmo, pero el IC fracasó ante las protestas de las facultades. Este CI fue cerrado en 2015.

Confucio, la persona

Aparentemente, incluso el PCCh cree que Confucio tiene una mejor reputación en el mundo que la suya propia. Hanban decidió llamar al instituto y al programa “Instituto Confucio” en las universidades y “aula Confucio” en las escuelas secundarias o escuelas intermedias, convirtiéndolos en un lobo con piel de cordero.

Confucio, un símbolo de la cultura tradicional china y el fundador del confucianismo, fue un filósofo y político chino que vivió entre el 551 a. C. y el 479 a. C. Una deidad tradicional en el taoísmo, Confucio defendió los valores de la lealtad familiar, incluida la piedad filial y el respeto entre esposos y esposas. También abogó por utilizar la estructura familiar como base para el gobierno. El conocido principio “no hagas a los demás lo que no quieres que te hagan a ti mismo” puede atribuirse a Confucio y a sus enseñanzas. Las enseñanzas de Confucio tuvieron un impacto indeleble en la configuración de la cultura y en la mentalidad de la humanidad a lo largo del tiempo.

La ideología del PCCh nunca ha estado en línea con el confucianismo. El PCCh cree en el uso ilimitado de la violencia, la propaganda y la guerra política contra cualquiera es su forma de lograr su versión del comunismo a través del poder absoluto. Mao percibió el confucianismo en la mente china como un obstáculo para sus ambiciones políticas y lanzó una campaña contra el confucianismo durante la Revolución Cultural, mientras intentaba destruir la cultura tradicional china.

Hoy, Xi Jinping, el líder supremo del PCCh, defiende las acciones de Mao y prohíbe a las personas hablar negativamente sobre la Revolución Cultural, que resultó ser desastrosa para China.

Naturalmente, los Institutos Confucio no pueden existir dentro de China. Pero fuera de China, con miles de millones de dólares gastados, los IC se multiplicaron por todo el mundo.

Institutos Confucio en Estados Unidos

Según la Asociación Nacional de Académicos (NAS), el gobierno chino ha ejecutado el proyecto del Instituto Confucio desde 2004, comenzando en Seúl, Corea del Sur. El Instituto Confucio ofrece cursos de lengua y cultura china en colegios y universidades de todo el mundo, en las que se incluyen más de 100 instituciones en Estados Unidos. (Cuadro de NAS de los actuales Institutos Confucio en Estados Unidos).

Un informe bipartidista del subcomité de Seguridad Nacional analizó el papel de los Institutos Confucio como parte del impacto de China en el sistema educativo estadounidense. En sus hallazgos, se confirmó que el Hanban tiene control y censura ubicuos sobre los Institutos Confucio, lo que lo convierte en una amenaza fundamental para la libertad académica en Estados Unidos. Casi todos los aspectos del Instituto Confucio son investigados, controlados y supervisados por el Hanban, que actúa como representante del gobierno chino.

Estos IC están en deuda con el gobierno chino, que utiliza el instituto para ejercer su poder blando, que la Asociación Nacional de Académicos describe como un “intento de persuadir a las personas hacia una actitud complaciente, en lugar de generar coerción a la conformidad”.

Para ejecutar esto, el Hanban generalmente proporcionará una variedad de fondos para ayudar a establecer Institutos Confucio. Su apoyo y control monetario vienen en la forma de examinar a los instructores y determinar sus salarios, proporcionar fondos iniciales y anuales, e incluso elegir materiales educativos para usar en estos programas. Entre 2006 y 2016, se informó que Hanban gastó más de USD 2000 millones en los Institutos Confucio. Esto asegura que cada Instituto Confucio se ejecutará exactamente de la manera que el PCCh lo desea, ya que controla todos los aspectos, desde la financiación a las personas hasta el curso exacto.

El informe también demostró que muchas universidades estadounidenses no revelaron con precisión cuánto dinero habían recibido del gobierno chino, que según los informes había gastado más de USD 158 millones en escuelas en Estados Unidos desde 2006. Muchas universidades no revelaron el hecho que habían aceptado cientos de miles de dólares de China, a pesar de la orientación del Departamento de Educación que requiere la notificación de obsequios extranjeros.

“La ley actual exige que todas las escuelas postsecundarias informen cada dos años sobre los fondos que proporcione una entidad extranjera que se valoren en más de USD 250,000. Casi el setenta por ciento de las escuelas de EE.UU. con un Instituto Confucio que recibió más de USD 250,000 en un año no informaron adecuadamente esa información al Departamento de Educación”, dijo el informe.

La regulación operativa de los IC establece claramente que estos IC en Estados Unidos tienen que seguir también las leyes y regulaciones de China. Los maestros tienen que amar a China y tener una “fe fuerte” en un sistema de creencias no declarado. Se les exige que deben recibir capacitación adicional, además de sus competencias académicas.

Además, el gobierno chino ha incumplido reiteradamente los términos de la visa J-1 para los instructores que envían a Estados Unidos como parte del programa del IC. La visa J-1 es una visa de no inmigrante que se emite a profesores y académicos de investigación que participan en un programa de intercambio cultural. Hay algunos tipos de visas J-1, y los problemas encontrados tuvieron que ver con las visas de profesores y becarios de investigación. Se descubrió que, en 2018, el Departamento de Estado revocó 32 de estas visas para maestros del Instituto Confucio que no realizaban investigaciones, como lo exige la visa, sino que enseñaban en escuelas K-12.

Según el Informe del Senado que detalla el papel de China en el sistema educativo estadounidense, “el Departamento de Estado también encontró evidencia de que un director chino del Instituto Confucio entrenó de manera inapropiada a los maestros para discutir su investigación durante las entrevistas con los investigadores del Departamento de Estado”. El Departamento de Estado no recopila información sobre los detalles de estos solicitantes de visa y, por lo tanto, no puede administrar y garantizar el uso adecuado. En otras palabras, el Departamento de Estado no tiene idea de si alguien en China afiliado al Instituto Confucio busca alguna variante de una visa J-1, una afiliación que históricamente no ha cumplido adecuadamente con los requisitos de la visa.

Según NPR, “los políticos estadounidenses, los analistas de China y el establecimiento de seguridad nacional están de acuerdo en que China está llevando a cabo una campaña masiva de espionaje contra Estados Unidos. Los objetivos incluyen secretos gubernamentales y militares clasificados, empresas de alta tecnología e investigación universitaria”. Aunque ningún IC en Estados Unidos ha sido acusado de ningún delito, están claramente posicionados para ofrecer la plataforma de espionaje según sea necesario.

Tampoco hay reciprocidad ofrecida por China para ningún instituto de intercambio de EE.UU. En 2010, el Departamento de Estado otorgó USD 5.1 millones en subvenciones para establecer 29 Centros Culturales Americanos (“ACC”) en China para promover la “cultura, sociedad, gobierno, idioma, leyes, centro económico y valores” estadounidenses. Aunque los dos centros culturales parecen tener misiones similares, los Centros Culturales Americanos se pueden distinguir de los Institutos Confucio de una manera marcada: los ACC no examinan a los instructores o cursos, ni censuran temas “inapropiados” como los de IC.

Ha habido 80 casos documentados en los últimos 4 años en los que el gobierno chino ha “interferido directamente con los esfuerzos diplomáticos de Estados Unidos en China”. Por ejemplo, una Universidad en China se negó por completo a abrir un ACC en sus instalaciones. Un funcionario de Estados Unidos escribió en un correo electrónico a sus colegas que creían que el PCCh intervino para evitar que esto sucediera.

“Esto es un típico eufemismo político chino. Obviamente, [la Universidad de China] recibió instrucciones del [Ministerio de Educación] de no proceder con nuestra propuesta”.

Si se abrió un instituto ACC en una escuela china asociada, cada evento tenía que ser aprobado por la escuela anfitriona china. En muchos casos, evitarían la celebración de eventos. Al ACC no se le permitió organizar una obra que detallara la vida de Muhammad Ali, ni se le permitió celebrar una serie de conferencias sobre políticas que impactaron a los estadounidenses.

A partir de septiembre de 2019, NAS contaba con un total de 89 Institutos Confucio en Estados Unidos, incluidos “81 Institutos Confucio en colegios y universidades estadounidenses, 1 Instituto Confucio en una organización educativa privada, el Instituto de China y 7 Institutos Confucio en distritos escolares públicos K-12”.

Cierres del Instituto Confucio

(La tabla de NAS de los Institutos Confucio con sede en EE.UU. que cerraron).

Un número creciente de universidades, que alguna vez se asociaron con el Instituto Confucio de China, están rompiendo vínculos y cerrando estas instituciones. En la actualización más reciente en septiembre de 2019, ha habido 27 Institutos Confucio que han cerrado en Estados Unidos.

El primer cierre notable fue en la Universidad de Chicago, en 2014. Afirmaron que un correo electrónico ofensivo del director general de Hanban, Xu Lin, hizo que la asociación fuera “incompatible” con el plantel educativo. La Universidad Estatal de Pensilvania hizo lo mismo y cerró su IC unas semanas más tarde, declarando que “varios de nuestros objetivos no son consistentes con los de la Oficina del Consejo Internacional de Idiomas Chinos, conocida como Hanban, que brinda apoyo a los Institutos Confucio en todo el mundo”.

Siguiendo el ejemplo, la Universidad de Indiana, la Universidad de Oregón, la Universidad de Minnesota y la Universidad de Rhode Island han cortado los lazos con el Instituto Confucio después de que el Departamento de Defensa anunció que, debido a preocupaciones de “interés nacional”, dejarían de financiar Programas de idioma chino en universidades que albergaban Institutos Confucio.

Otras escuelas, como la Universidad Estatal de Carolina del Norte y la Universidad del Norte de Florida, han declarado que su misión y objetivos no se alinearon con los del Instituto Confucio y los cerraron. Algunos han reemplazado a los de IC y han expresado planes para crear su propio programa de idioma y cultura de China.

Es interesante para nosotros cómo, en primer lugar, el PCCh identificó y se acercó a estas universidades y escuelas estadounidenses, quién en estas universidades estadounidenses tomó la decisión de colaborar con Hanban y qué recibieron a cambio del PCCh. Por último, pero no menos importante, sería interesante saber por qué, a pesar de todos los problemas planteados con el establecimiento de los IC y la notificación de los gobiernos de cesar la financiación, las otras IC en Estados Unidos aún permanecen abiertas.

Las opiniones expresadas en este artículo son las opiniones del autor y no reflejan necesariamente las opiniones de The Epoch Times.


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


Relacionado

Institutos Confucio: amenaza a la libertad global

 

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS