Estudio encuentra 3 maneras en que fumar a largo plazo puede afectar negativamente su personalidad

Por Robert Jay Watson
18 de Marzo de 2020
Actualizado: 18 de Marzo de 2020

Si bien los riesgos de fumar para la salud han quedado ampliamente demostrados en estudios científicos y el alto costo para los sistemas de atención de la salud que presentan los fumadores, un nuevo estudio publicado en el Journal of Research in Personality muestra que fumar a largo plazo también puede alterar la personalidad de una persona.

El estudio descubrió que fumar “puede alterar las formas características de pensar, sentir y comportarse de los individuos a lo largo del tiempo”.

Utilizando una muestra de más de 15,000 participantes de adultos estadounidenses y japoneses de entre 20 y 92 años de edad, los investigadores encontraron que a lo largo de la edad adulta “en comparación con los no fumadores, los fumadores actuales tenían más probabilidades de aumentar su neuroticismo o inestabilidad emocional y de disminuir su extraversión, franqueza, afabilidad y conciencia”.

Miraremos tres de los resultados del estudio y veremos lo que el uso de cigarrillos a largo plazo hace al bienestar emocional de los fumadores, incluso después de que lo dejen.

1. Los fumadores a largo plazo muestran un aumento de mal humor y ansiedad

El neuroticismo es uno de los “cinco grandes” rasgos de personalidad que los investigadores de la psicología utilizan para describir el rango de la experiencia emocional humana. Esto significa que la gente es propensa a los malhumores y a toda una gama de emociones negativas, desde el miedo y la ansiedad, hasta la irritación y el estrés.

Un estudio de 2015 del Journal of Psychiatric Research mostró que el neuroticismo “se asociaba con un mayor riesgo de progresión de fumar alguna vez a fumar a diario y a fumar diariamente de forma persistente durante un período de diez años”. Cinco años después, el nuevo estudio muestra que el neuroticismo no es solo una causa de fumar, sino también un resultado.

Contrariamente a la idea de que fumar ayuda a la gente a lidiar con sentimientos como el nerviosismo o la ansiedad, los investigadores descubrieron que el neuroticismo en realidad se ve exacerbado por el tabaquismo. “En cuanto a los fumadores que nunca han sido fumadores, el grupo de fumadores actuales en la línea de base se asoció con aumentos relativos en el neuroticismo”, escribieron los autores. Así que, aunque un descanso para fumar podría calmarle momentáneamente, en realidad le da más razones para preocuparse a largo plazo, que probablemente estén relacionadas con los efectos negativos que el fumar tiene en la salud física, como causar cáncer, enfermedades cardíacas y pulmonares.

Esta foto ilustrativa muestra a un hombre fumando un cigarrillo en Washington, DC el 12 de septiembre de 2019. (EVA HAMBACH/AFP vía Getty Images)

2. Fumar no hace que la gente sea más social

Aunque a veces se considera que fumar es una actividad que reúne a la gente, el estudio muestra que los fumadores mostraron niveles más bajos de extroversión, uno de los otros cinco grandes rasgos de la personalidad. A menudo entendida como la capacidad de obtener gratificación de las interacciones con el mundo exterior, la extroversión muestra cuán dispuestos y proclives somos a ser sociables.

Ser más extrovertido que la persona promedio podría ser un factor para comenzar a fumar, como lo demostró un informe de investigación de 2015 para la revista Addiction, pero con el paso del tiempo, los fumadores tienen menos probabilidades de obtener placer de estar con otros. Este hallazgo fue uno de los “más consistentes entre los cinco [grupos] de muestra” que los investigadores analizaron.

Con el creciente estigma social asociado al tabaquismo y el conocimiento sobre los peligros del humo indirecto, no es terriblemente sorprendente que este comportamiento aísle a los fumadores de los no fumadores.

Mujeres fuman en público en un café del norte de Riyadh el 25 de enero de 2020. (FAYEZ NURELDINE/AFP vía Getty Images)

3. Fumar a largo plazo sigue siendo perjudicial incluso después de dejar de fumar

Las conclusiones del estudio, según las cuales “las implicaciones deletéreas del tabaquismo pueden extenderse a cambios perjudiciales de la personalidad”, fueron totalmente coherentes con las investigaciones anteriores, pero ¿podría el hecho de dejar de fumar revertir algunos, si no todos, los daños?

Desafortunadamente, los investigadores se sorprendieron al encontrar que el dejar de fumar no mejoraba los aspectos de la personalidad de las personas afectadas por el tabaquismo. Como mostró el estudio, “Dejar de fumar no parece compensar los cambios de personalidad perjudiciales asociados con la línea de base del tabaquismo”. Esto significa que los fumadores de larga duración siguen siendo menos concienzudos, menos extrovertidos, menos abiertos a nuevas experiencias y más neuróticos incluso después de dejar de fumar.

No solo eso, sino que el estudio muestra que después de dejar de fumar, demostraron una disminución de la “simpatía”, es decir, la propensión a ser amables y cariñosos, posiblemente debido a que su cuerpo y su cerebro están lidiando con la abstinencia de la nicotina.

Aunque reconocen que “dejar de fumar per se puede no ser suficiente para promover el cambio de personalidad si no va acompañado de cambios conductuales complementarios, como la actividad física o los programas de control de peso”, los autores vieron que el fumar a largo plazo cambia la personalidad de maneras negativas que son muy difíciles de deshacer.

Aunque el nuevo estudio deja algunas preguntas sin responder, como por qué los cambios de personalidad negativos son tan profundos y persistentes, sí sugiere que fumar a largo plazo es mucho más perjudicial para toda persona de lo que se entendía anteriormente. Pero en lugar de proporcionar razones para dejar de fumar, el estudio muestra por qué nunca empezar o hacerse adicto es aún mejor.

Mire a continuación

Calma para el alma: la quietud de la madrugada de pie bajo las estrellas

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS