Evangélicos provida por Biden dicen “sentirse usados ​​y traicionados”: Carta abierta

Por Samuel Allegri
08 de Marzo de 2021
Actualizado: 08 de Marzo de 2021

El domingo, Pro-Life Evangelicals for Biden escribió una carta abierta al presidente Joe Biden, pidiéndole que “honre su compromiso”, le dijeron “sentirse usados ​​y traicionados”, señalando la exclusión de la Enmienda Hyde en el paquete de alivio demócrata contra el virus del PCCh de 1.9 billones de dólares.

La Enmienda Hyde es una legislación que entró en vigor en 1980 para prohibir el uso de fondos federales para realizar abortos, con excepciones aplicables para situaciones que implican salvar vidas o embarazos resultante de una violación o incesto.

“Estamos muy decepcionados por la exclusión de la Enmienda Hyde del paquete de ayuda COVID-19, una política bipartidista de larga data que evita que los contribuyentes financien el aborto”, se lee en la carta.

“Estamos aún más molestos de que la administración Biden apoye este proyecto de ley. Como líderes provida en la comunidad evangélica, apoyamos públicamente la candidatura del presidente Biden con el entendimiento de que habría un compromiso [con] nosotros sobre el tema del aborto y particularmente [con] la Enmienda Hyde”, agregó.

Los evangélicos dijeron entonces que se sentían usados ​​y traicionados porque, para obtener su apoyo, les dijeron que habría diálogo con ellos, pero afirmaron que hasta el momento este no ha ocurrido.

“El equipo de Biden quiso hablar con nosotros durante la campaña para obtener nuestro apoyo”, continúa la carta, “y lo dimos con la condición de que hubiera un diálogo activo y soluciones en común sobre el tema del aborto”.

“No ha habido diálogo desde la campaña”, agregaron.

El mes pasado, el presidente de una organización católica de derechos civiles lanzó una critica mordaz a la Ley de Igualdad presentada por los demócratas, diciendo que promueve “el ataque más completo contra el cristianismo jamás escrito en la ley”.

Bill Donohue, presidente de la Liga Católica por los Derechos Civiles y Religiosos, dijo en un comunicado de prensa que la legislación “evidentemente anticristiana” permitiría que “los derechos de los homosexuales se impongan a los derechos religiosos”.

El presidente Joe Biden sostiene una reunión sobre el cáncer con la vicepresidenta Kamala Harris y otros legisladores en la Oficina Oval de la Casa Blanca el 3 de marzo de 2021. (Samuel Corum/Getty Images)

Donohue dijo que aunque la ley pretende existir para “poner fin a la discriminación”, y esa puede ser la intención, las repercusiones efectivamente secularizarían las entidades religiosas y obligarían a los creyentes a violar códigos de conducta religiosos.

“Los proveedores de atención médica se verían obligados a proporcionar terapias hormonales y procedimientos quirúrgicos que se requieren para cambiar las características físicas asociadas con los cambios de sexo”, señaló Donohue, preguntando si a alguien se le permitiría objetar, o señalar los “problemas físicos y mentales a largo plazo asociados con la reasignación de sexo”.

El arzobispo de Kansas City, Joseph Naumann, dijo en una entrevista reciente que Biden debería reconocer que su apoyo al aborto contradice su profesa fe católica.

“El presidente debería dejar de definirse a sí mismo como un católico devoto y reconocer que su punto de vista sobre el aborto es contrario a la enseñanza moral católica”, dijo Naumann.

“Sería un enfoque más honesto de su parte decir que no está de acuerdo con su iglesia en este importante tema y que estaba actuando en contra de la enseñanza de la iglesia”, agregó el arzobispo.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS