Ex embajadora de la ONU advierte sobre las peligrosas consecuencias del socialismo en EE.UU.

Por Janita Kan - La Gran Época
31 de Mayo de 2019 Actualizado: 20 de Junio de 2019

La ex embajadora de las Naciones Unidas, Nikki Haley, advirtió a una audiencia el 29 de mayo sobre la proliferación generalizada de ideas socialistas en la educación y en los medios de comunicación, y agregó que si eso continúa, será peligroso para los Estados Unidos, advirtiendo que podría conducir “a la pobreza y la opresión”.

“El peligroso coqueteo de Estados Unidos con el socialismo se encuentra en las universidades, en los medios de comunicación y en el Congreso. Tenemos la obligación de recordarles a todos que si te preocupa la pobreza mundial, debes apoyar al capitalismo”, dijo Haley durante la 32ª reunión anual del Club Económico de Grand Rapids en Michigan, informó M Live.

Esto se debe a que más estadounidenses han mostrado su apoyo a los candidatos socialistas demócratas como el senador Bernie Sanders (Independiente en Vermont). Una encuesta reciente de Gallup ha observado este cambio, afirmando que más del 40 por ciento de los estadounidenses dicen que el socialismo sería algo bueno para los Estados Unidos. También encontró que el 47 por ciento de los estadounidenses votaría por un candidato presidencial que es socialista, un número que se ha mantenido igual desde 2015.

Varios candidatos presidenciales demócratas han impulsado las políticas socialistas como su agenda principal en la carrera de 2020. Por ejemplo, Sanders ha promovido políticas socialistas como “Medicare para todos”, “Green New Deal”, matrícula universitaria gratuita y el salario mínimo de USD 15, que han sido respaldados por otros candidatos demócratas, incluido el senador Kamala Harris (Demócrata de California), El senador Cory Booker (Demócrata de New Jersey) y la senadora Elizabeth Warren (Demócrata de Massachusetts).

Haley, quien es la presidente de Stand for America, dijo que los estadounidenses tienen la obligación de transmitir el conocimiento sobre las consecuencias del socialismo a la próxima generación, informó M Live. Stand for America es un grupo que promueve “políticas públicas que fortalecen la economía, la cultura y la seguridad nacional de Estados Unidos”, con el objetivo de crear conciencia y combatir el socialismo en el país y en el extranjero.

El presidente Donald Trump, el vicepresidente Mike Pence y muchos destacados oradores conservadores han advertido repetidamente sobre los peligros del socialismo. Además, Trump, que es un fuerte crítico del socialismo y el comunismo, ha prometido previamente que Estados Unidos nunca se convertirá en un país socialista.

“Aquí, en los Estados Unidos, estamos alarmados por los nuevos llamados a adoptar el socialismo en nuestro país”, dijo Trump durante el discurso anual sobre el Estado de la Unión en febrero. “América se fundó en la libertad y la independencia, no en la coerción, la dominación y el control del gobierno. Nacemos libres, y nos mantendremos libres”.

“Renovamos nuestra determinación de que Estados Unidos nunca será un país socialista”, agregó.

Durante la Conferencia Anual de Acción Política Conservadora realizada en febrero, otras figuras prominentes también reclamaron a los demócratas por impulsar las políticas socialistas.

Sebastian Gorka, ex asistente adjunto de Trump, advirtió que la invasión del socialismo en los Estados Unidos se está convirtiendo en una gran amenaza.

“¿Pero sabes cuál es la mayor amenaza para Estados Unidos? No el socialismo en Moscú”, dijo Gorka. “[Es] el socialismo aquí en América”.

Dijo que el 52 por ciento de los millennials tienen puntos de vista positivos sobre el socialismo y el comunismo en Estados Unidos, citando estadísticas de la Fundación en Memoria de las Víctimas del Comunismo. Añadió que el comunismo se está apoderando de Estados Unidos bajo el disfraz de socialismo demócrata.

Aunque muchos demócratas han apoyado abiertamente el socialismo, la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi (Demócrata de California), ha distanciado al partido del tema.

“Rechazo el socialismo como sistema económico. Si la gente tiene esa opinión, esa es su opinión. Esa no es la opinión del Partido Demócrata”, dijo Pelosi el mes pasado durante una entrevista.

Haley dejó su cargo de embajadora en diciembre del año pasado y desde entonces se ha unido a la junta directiva de Boeing, informó The Hill. Fue nominada para el nuevo cargo en febrero de este año.

El socialismo, que toma la forma de progresismo en los Estados Unidos, es un precursor del comunismo que ya se ha infiltrado en la política estadounidense, la educación superior y la cultura, según la serie de La Gran Época: Cómo el espectro del comunismo rige nuestro mundo.

Ivan Pentchoukov contribuyó a este informe.

***

Cómo Brasil escapó por poco de ser un desastre socialista como Venezuela

TE RECOMENDAMOS