Exclusiva: el gobernador DeSantis dice que el PCCh debe rendir cuentas por inducir la pandemia

Por Ivan Pentchoukov
19 de Abril de 2021
Actualizado: 21 de Abril de 2021

El Partido Comunista Chino (PCCh) debe rendir cuentas por su encubrimiento y mala praxis, que agravó la pandemia del virus del PCCh, según el gobernador republicano de Florida, Ron DeSantis.

“Como mínimo, creo que esto es algo que probablemente se escapó de ese laboratorio. Ellos lo sabían. Lo encubrieron. No dijeron nada durante mucho tiempo. No facilitaron el acceso”, dijo DeSantis a The Epoch Times el 1 de abril.

“Tomaron esa decisión a sabiendas, y creo que probablemente costó muchas vidas en el proceso. Así que absolutamente deben rendir cuentas”.

Los funcionarios del PCCh estuvieron al tanto de un brote viral en Wuhan durante al menos seis semanas antes de advertir al mundo sobre el contagio. Mientras tanto, el régimen arrestó a los denunciantes y censuró las discusiones en internet sobre el brote. El PCCh aisló Wuhan del resto de China mientras seguía permitiendo la entrada y salida de vuelos internacionales en la megalópolis.

Durante una entrevista con The Epoch Times el 1 de abril, DeSantis acusó al PCCh de promover sus cierres draconianos a otras naciones como una medida de mitigación esencial, llevando a naciones como Italia a destruir sus economías. DeSantis también criticó a algunos de los principales funcionarios de salud de Estados Unidos, como Anthony Fauci, por adoptar ciegamente el modelo de bloqueo del régimen comunista.

“Creo que la gente como Fauci se basó en el Partido Comunista de China para algunas de estas cosas. No se puede confiar en lo que sale del Partido Comunista de China”, dijo DeSantis. “Creo que fue un gran error dar validez a lo que estaban haciendo”.

Fauci, director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas (NIAID), ha sido un defensor incondicional de los cierres masivos, las mascarillas y las medidas de distanciamiento social como forma de frenar la pandemia. Ha ignorado en gran medida a los miles de científicos médicos y de salud pública que han evaluado los datos disponibles y han concluido que los cierres, otras restricciones y obligaciones generales son inútiles.

Bajo el liderazgo de Fauci, el NIAID gastó los dólares de los contribuyentes estadounidenses en la investigación de los coronavirus de los murciélagos en China, incluyendo la controvertida investigación de ganancia de función que busca cómo los coronavirus evolucionan la capacidad de saltar de los animales a los humanos. La Administración Trump recortó la financiación de los proyectos después de que varias noticias mostraran que algunos de los investigadores implicados estaban vinculados al laboratorio de virología de Wuhan, situado cerca del lugar donde se registraron los primeros casos del virus del PCCh.

Anthony Fauci, director del NIAID y principal asesor médico del presidente, testifica en una audiencia del Subcomité Selecto de la Cámara de Representantes sobre la Crisis del Coronavirus el 15 de abril de 2021 en el Capitolio en Washington, DC. (Amr Alfiky-Pool/Getty Images)

El NIAID no respondió a una solicitud de comentarios.

“Sería interesante ver con gente como Fauci, y su relación con el PCCh porque (…) en esos primeros días no tenían la intención de responsabilizar a China en absoluto”, dijo DeSantis. “Estaban comprando la propaganda que salía de allí. Y eso ha tenido, obviamente, consecuencias negativas, porque creo que ha contribuido a que acepten los cierres”.

Casi 14,000 médicos y científicos de la salud pública que se oponen a los cierres han firmado la Declaración de Great Barrington, que pide a los líderes electos que centren las medidas de mitigación en la población vulnerable mientras dejan que el resto de la sociedad siga su vida con normalidad. DeSantis ha adoptado dicho enfoque y las mediciones del virus en su estado han justificado su decisión.

El gobernador, que se describe a sí mismo como un “anticomunista visceral”, cree que la promoción de los cierres por parte del PCCh tiene su origen en el plan del régimen comunista para que otros países dañen sus economías con restricciones desacertadas. Señaló específicamente al gobierno de Italia, que cerró el país en un intento de detener la propagación de la enfermedad.

“Occidente se hizo mucho daño a sí mismo al adoptar algunas de estas políticas, que han demostrado no funcionar para detener la propagación, pero que son muy destructivas económicamente”, dijo DeSantis.

“Creo que hubo un ángulo de operación de información en esto, donde realmente creyeron que si podían hacer que estos otros países se bloquearan, y estaban dispuestos a hacer algo de propaganda en el camino, particularmente en Europa, eso finalmente ayudaría a China. Y creo que ha ayudado a China”.

En septiembre del año pasado, el presidente Donald Trump pidió a las Naciones Unidas que hicieran responsable a China de sus acciones. Ni Trump ni la ONU tomaron medidas manifiestas para castigar al régimen.

“El gobierno chino, y la Organización Mundial de la Salud —que está prácticamente controlada por China— declararon falsamente que no había pruebas de transmisión entre humanos”, dijo Trump en un discurso el 22 de septiembre de 2020. “Más tarde, dijeron falsamente que las personas sin síntomas no contagiarían la enfermedad”.

El presidente Donald Trump durante una ceremonia en el Jardín Sur de la Casa Blanca en Washington el 29 de enero de 2020. (Charlotte Cuthbertson/The Epoch Times)

No es la primera vez que DeSantis llama la atención al régimen comunista. En mayo del año pasado, pidió al PCCh que dejara de acaparar equipos de protección personal para “engañar al resto del mundo”.

El 1 de marzo de este año, flanqueado por legisladores estatales republicanos, propuso una ley que penalizaría a las universidades de Florida que no informaran de las donaciones procedentes de fuentes extranjeras, concretamente de China. El propósito de la medida era dificultar que los agentes chinos se infiltraran en las universidades y robaran secretos comerciales y propiedad intelectual.

Las universidades estadounidenses aceptaron 1500 millones de dólares en regalos y contratos de China, según el Departamento de Educación. Una parte importante del dinero no se declaró hasta que el departamento abrió una investigación sobre el asunto durante la Administración Trump.

“China ha convertido en una misión el robo de la propiedad intelectual de nuestras empresas, nuestro gobierno y nuestras instituciones académicas, todo para alimentar sus objetivos globales”, dijo DeSantis en ese momento.

“La creciente presencia de la influencia del Partido Comunista Chino en los asuntos domésticos e internacionales es una de las amenazas más graves para la seguridad y la prosperidad estadounidenses”.

Este artículo es el segundo de una serie basada en entrevistas realizadas al gobernador Ron DeSantis y a altos miembros de su gabinete a principios de abril de 2021.

Siga a Ivan en Twitter: @ivanpentchoukov

Siga a Ivan en Parler: @IvanPentchoukov


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS