Exempleado de Tesla admite haber subido secretos comerciales a su iCloud antes de comenzar a trabajar para competidor chino

Por Eva Fu
22 de Julio de 2019 Actualizado: 22 de Julio de 2019

Un exingeniero de Tesla admitió haber subido archivos de propiedad de la compañía a su iCloud personal, según muestran recientes documentos de un tribunal.

Durante su empleo en la sede de Tesla en Palo Alto, California, Cao Guangzhi, exingeniero del programa Autopilot de Tesla, almacenó archivos de la empresa en su cuenta personal de iCloud. También comprimió los archivos relacionados con el Autopilot en archivos zip para facilitar su transporte, según documentos judiciales.

Cao renunció abruptamente el 3 de enero de 2019 para unirse a XMotors, competidor de Tesla, una subsidiaria estadounidense del fabricante chino de automóviles eléctricos Xiaopeng Motors Technology Company, con sede en Guangzhou, también conocida como XPeng Motors, que está respaldada por el gigante tecnológico Alibaba. Cao está a cargo del avance de su tecnología de conducción autónoma.

Dos meses después de que Cao dejara su trabajo, Tesla presentó una demanda judicial ante un tribunal federal de Estados Unidos en el norte de California, alegando que Cao se llevó consigo más de 300.000 “copias completas” de archivos y directorios, incluyendo el código fuente del firmware, Autopilot y de la red neutral, según documentos del tribunal. Tesla dijo que la divulgación del código fuente sería un riesgo que “daría a los competidores una ventaja injusta e inmerecida” en la conducción autónoma.

Tesla también alegó que después de que Cao almacenara los archivos, borró más de 120.000 archivos en diciembre pasado, en un aparente intento de cubrir sus rastros.

La disputa

En una presentación ante el tribunal (pdf) del 8 de julio, Cao admitió que no informó a Tesla al hacer las copias, pero declaró que la empresa nunca preguntó sobre los materiales u otra información confidencial.

“A pesar de la vaga insinuación en la demanda de Tesla (y en la lectura de los ‘hechos’ mencionados) de que sus secretos comerciales están ‘en peligro’ y que Tesla ‘debe saber lo que Cao hizo con la propiedad intelectual de Tesla’ (…) la verdad de este caso es que Cao precisamente no hizo nada con la propiedad intelectual de Tesla”, dijo el abogado defensor de Cao, de acuerdo con una declaración conjunta presentada ante el tribunal el 3 de julio (pdf).

Cao también negó que la información que descargó fueran secretos comerciales o que su conducta hubiera sido perjudicial o hubiera supuesto una pérdida potencial para Tesla.

En su defensa, el equipo legal de Cao alegó que él había “intentado diligente y seriamente eliminar toda la propiedad intelectual y el código fuente de Tesla de sus dispositivos personales” antes de dejar su trabajo y que “cualquier código fuente u otra información confidencial que permaneció en los dispositivos de Cao después de su partida (…) fue solo como resultado de un descuido”.

Pero Tesla desestimó las afirmaciones del equipo legal de Cao y dijo que ocultó intencionalmente sus actos.

“El Sr. Cao conocía el valor y la confidencialidad del código fuente de Tesla, sin embargo lo copió a su cuenta personal de almacenamiento en la nube y accedió a este a través de múltiples dispositivos personales, incluso después de unirse a XMotors –todo ello en violación de su acuerdo de confidencialidad con Tesla”, según otra declaración presentada ante el tribunal el 3 de julio.

Tesla dijo en el juicio que Cao era uno de los 40 empleados que tenían acceso al código fuente, y que su tecnología de conducción automática era una “joya de la corona de la cartera de propiedad intelectual de Tesla”.

El documento del tribunal mostró que Cao hizo un acuerdo verbal para trabajar en XMotors alrededor del 26 de noviembre de 2018, días antes de viajar a China. Obtuvo una oferta por escrito poco después de su regreso a Estados Unidos en diciembre.

Alrededor del 26 de diciembre de 2018, Cao desconectó su cuenta personal de iCloud de su ordenador de Tesla, pero continuó conectándose a las redes de ordenadores de Tesla hasta el 1 de enero de 2019, dos días antes de su dimisión, según la demanda judicial. Las redes solo son accesibles a los empleados actuales de Tesla con las credenciales adecuadas.

En una presentación judicial, Cao también admitió haber borrado el historial del navegador de su ordenador antes de su partida.

Se está llevando a cabo una auditoría de los dispositivos electrónicos de Cao para determinar si alguna información sensible podría haberse filtrado a la competencia.

‘Clon de Tesla’

El caso Tesla llega ocho meses después de que los fiscales federales acusaran a un ingeniero de Xpeng de robar secretos comerciales a Apple. El exempleado de Apple, Zhang Xiaolang, presuntamente intentó llevarse consigo un documento confidencial de 25 páginas que contenía un plano detallado de una placa de circuito impreso para un auto de conducción automática. Las autoridades arrestaron a Zhang mientras iba en camino a abordar un vuelo a China que reservó a “último minuto”, según un comunicado de prensa del Departamento de Justicia de Estados Unidos. Zhang había trabajado durante tres años en el proyecto del auto de conducción automática de Apple antes de aceptar un puesto en XMotors.

Tesla entregó a Apple una citación para solicitar su ayuda en la demanda judicial.

Aunque ni Apple ni Tesla apuntaron a XMotors, Tesla dijo que XMotors era una de las “startups inspiradas en Tesla”, haciendo referencia a un informe de 2017 del sitio de noticias estadounidense Electrek que comparó el primer vehículo del fabricante de automóviles chino, el G3, con el Modelo S de Tesla. El informe decía que el modelo G3 era un “Clon de Tesla”, con una variedad de similitudes visuales con el auto de Tesla, que iban desde el diseño del interior, la interfaz de usuario, los faros y la pantalla táctil.

La amplia red de “súper cargador” que XMotors planea ofrecer también se asemeja mucho a la red global de carga rápida de Tesla llamada “red Supercharger”, según alegó la compañía en su demanda judicial.

Al menos otro empleado de Tesla aceptó una oferta de trabajo en XMotors después de que Cao dejara la empresa. Los mensajes de texto del empleado indican que Cao había estado en contacto con él, tratando de convencerlo para que se uniera a XMotors como gerente, según las acusaciones de Tesla.

Tesla dijo que XMotors reclutó al menos a otros cuatro exempleados del equipo de Autopilot.

En una declaración del 22 de marzo sobre la demanda judicial de Tesla, XMotors dijo que “respeta plenamente los derechos de propiedad intelectual e información confidencial de terceros” y que inició una investigación interna sobre el asunto. Desde entonces, la declaración fue eliminada del sitio web de la empresa china.

“XMotors de ninguna manera causó o intentó causar que el Sr. Cao se apropie indebidamente de secretos comerciales, información confidencial y de propiedad de Tesla, ya sea que las acusaciones de Tesla sean ciertas o no”, decía la declaración.

***

Descubre

Cómo Huawei es utilizado como herramienta de espionaje y subversión

TE RECOMENDAMOS