Exespía chino es amenazado para retractarse y difamar al gobierno de Taiwan antes de las elecciones

Por Olivia Li
17 de Enero de 2020 Actualizado: 17 de Enero de 2020

Tres días antes de las elecciones presidenciales de Taiwán, los medios australianos informaron que el espía desertor chino Wang Liqiang fue contactado por un empresario chino y un miembro de alto rango del Partido Kuomingtang (KMT) de Taiwán, quienes lo coaccionaron para que se retractara de su confesión previa sobre su trabajo como espía de China, y la cambiara por una nueva versión que acusará al Partido Democrático Progresista (DPP) de Taiwán de corrupción. Las directivas tenían como objetivo influir en el resultado de las elecciones presidenciales.

El empresario chino, llamado Sun Tianqun, contactó a Wang en las redes sociales chinas y dijo que actuaba en nombre de Alex Tsai, exlegislador y actual subsecretario del partido pro-Beijing Kuomingtang (KMT) de Taiwán. A Wang le ofrecieron recompensas si cumplía con sus directivas, según un informe del 8 de enero del medio australiano The Age.

El informe también reveló que Wang fue amenazado con ser enviado de vuelta a China y asesinado a menos que se retractara públicamente de su historia y cooperara con los dos hombres.

Wang huyó a Australia para solicitar asilo a finales del año pasado. En una serie de entrevistas con medios de comunicación australianos en noviembre, Wang detalló el plan de Beijing para influir en las elecciones presidenciales de Taiwán en 2020 y promover la infiltración comunista en Hong Kong y Australia a través de sus extensas redes de espionaje locales. Wang también expuso a su supervisor en la red de espionaje, Xiang Xin, que también es director ejecutivo de China Innovation Investment Ltd., con sede en Hong Kong.

Historial de chat online e inducciones expuestas

De acuerdo con los informes de los medios australianos, el empresario chino Sun Tianqun pidió a Wang Liqiang por la red social china WeChat que se retractara de su historia de trabajar para el régimen chino como espía y la cambiara por otra versión, diciendo que fue sobornado por el DPP de Taiwán para que inventara todos los acontecimientos sobre cómo Beijing planeaba influir en las elecciones presidenciales de Taiwán.

Alex Joske, analista del Instituto Australiano de Política Estratégica, publicó en Twitter parte del intercambio por WeChat entre Wang y Sun. Su conversación, según las fechas que aparecen en las capturas de pantalla, tuvo lugar el 29 y 31 de diciembre.

Sun inició la conversación usando el antiguo método de romper el hielo. Después de que Wang lo agregara como un nuevo contacto, Sun saludó a Wang diciendo: “Creo que nos hemos conocido en Shanghai”.

Cuando Wang rechazó su solicitud de un video chat —porque el hijo de Wang estaba durmiendo en ese momento— Sun tuvo que seguir escribiendo por WeChat. “KMT me ha confiado la tarea de contactarte”, escribió.

El 31 de diciembre, Sun envió a Wang tres promesas por WeChat que supuestamente fueron hechas por el oficial del KMT Alex Tsai: 1) China retirará la orden de arresto de Wang y no le causará problemas cuando solicite la residencia en el extranjero en el futuro; 2) [el KMT se encargará de que] algunos hombres de negocios de Taiwán ayuden a Wang a pagar las deudas que tiene en China para que su padre y su hermana mayor no se vean implicados; 3) [el KMT se asegurará de que] China no imponga un castigo severo a Wang y que se le permita entrar y salir de China libremente.

Guión de confesión Falsa

Sun envió a Wang un guión preparado que se suponía que Wang grabaría de sí mismo leyéndolo frente a una cámara de vídeo para que pudiera salir al aire como una confesión pública.

“El video a grabar es así”, decía el mensaje de Sun, y continuaba con el siguiente guión:

“En principio, simplemente quería inventar una historia de espías para poder solicitar asilo político en Australia. Posteriormente, me reuní con una persona en Australia asignada para encontrarse conmigo por el funcionario del DPP de Taiwán, Chiu Yi, quien me pidió que me pusiera en contacto con los medios [australianos] y expusiera que China comenzó a inmiscuirse en las elecciones de Taiwán desde 2017 mediante la movilización de trolls en Internet, y continuó su infiltración en las elecciones 9 de 1 de Taiwán en 2018. Han Kuo-yu, el candidato presidencial del KMT para las elecciones de 2020, recibió una donación política de 20 millones de yuanes. La persona que se puso en contacto conmigo prometió que después de las elecciones presidenciales de Taiwán de 2020, el DPP de Taiwán me daría una enorme suma de dinero y haría los arreglos necesarios para que yo solicitara asilo político en Australia o me estableciera en Taiwán”.

Wang también recibió instrucciones de retractarse de las acusaciones que hizo contra el empresario Xiang Xin y su esposa Kung Ching, quienes Wang afirmó que eran sus supervisores mientras trabajaba para la red de espías del régimen chino. Wang alega que tanto Xiang como Kung son oficiales de inteligencia con estrechos lazos con el ejército chino.

A continuación, se muestra el guión que se le dio a Wang en relación a Xiang y su esposa Kung:

“Con respecto a Xiang Xin, es simplemente un conocido que encontré una o dos veces. La razón por la que los acusé [a Xiang y a su esposa] de ser mis cómplices espías es que son las únicas figuras super ricas y de alto rango dentro de mi red. Impliqué a la pareja como mis supervisores en mi historia de espías para que mi recuento sonara aún mejor. Por la presente expreso mis disculpas al jefe Xiang y a su familia”.

El 24 de noviembre de 2019, Xiang y Kung fueron arrestados por investigadores de Taiwán en el aeropuerto internacional de Taoyuan, en Taipei, cuando ambos trataban de salir del país y volar de regreso a Hong Kong. La pareja está siendo investigada por actividades de espionaje y se les prohibió salir de Taiwán.

*****

A continuación:

Memorias de un esclavo del comunismo

Una historia de tragedia, fe y resistencia frente al totalitarismo brutal.

TE RECOMENDAMOS