Exjefe de vacunas de Reino Unido: Casos de miocarditis son más “de lo que la mayoría de nosotros preveía”

Por Owen Evans
01 de Diciembre de 2022 4:32 PM Actualizado: 01 de Diciembre de 2022 4:32 PM

Sir John Bell dijo a los miembros del Parlamento británico que los refuerzos no proporcionan realmente una protección prolongada contra la transmisión y que su “mayor problema” con las vacunas de ARNm es la incidencia de la miocarditis, especialmente en los hombres jóvenes. También dijo que era “posible” que hubiera una fuga accidental en el laboratorio de Wuhan.

El miércoles, el inmunólogo y genetista canadiense-británico Sir John Bell dijo a los parlamentarios de la Comisión de Ciencia y Tecnología y de la Comisión de Sanidad y Asistencia Social, en el marco de la investigación sobre las lecciones aprendidas de la pandemia de COVID-19, que no sabía por qué las vacunas de refuerzo contra COVID-19 se extendieron a toda la población.

Como catedrático de medicina de la Universidad de Oxford, Bell desempeñó un papel fundamental en el desarrollo de la vacuna de Oxford-AstraZeneca como uno de los primeros miembros del grupo de trabajo sobre vacunas del gobierno.

“La infección natural es mucho más eficaz”

“Así que permítanme empezar diciendo que las tres vacunas originales, la de AstraZeneca, y las dos de ARNm han sido increíblemente efectivas que eliminaron esa enfermedad realmente espantosa que causó muchas muertes al principio, y la durabilidad de esas vacunas y la prevención de esos problemas ha sido impresionante”, dijo.

“Y no estoy del todo seguro de que ni siquiera se necesitaran refuerzos, y no tenemos ningún indicador claro al respecto, pero ese síndrome, asociado al Coronavirus, ha desaparecido esencialmente ahora”, dijo, y añadió que cree que los refuerzos “son probablemente una apuesta segura para los mayores”.

Dijo que todavía hay muertes, pero que se asocian en gran medida a personas de edad avanzada y a aquellas que suelen infectarse por COVID junto con otros problemas médicos particulares.

Bell señaló que las dosis de refuerzo se asocian ahora a un nivel de protección contra las transmisiones que “solo” dura unos 70 días.

“Así que los refuerzos no proporcionan realmente una protección prolongada contra la transmisión”, dijo.

Añadió que “la infección natural es mucho más eficaz” en cuanto a la prevención de la reinfección, ya que dura unos 180 días, con extremos de hasta unos 10 meses.

Epoch Times Photo
Ilustración de los anticuerpos (en forma de y) que responden a una infección por el nuevo coronavirus SARS-CoV-2. (Getty Images)

Miocarditis

La parlamentaria laborista Rebecca Long Bailey citó a HART (Equipo de Asesoramiento y Recuperación Sanitaria, por sus siglas en inglés) y planteó su preocupación por una serie de posibles efectos secundarios de las vacunas COVID-19.

HART es una organización que se creó para compartir las preocupaciones sobre las recomendaciones políticas y de orientación relacionadas con la pandemia de COVID-19.

“Las tres vacunas, pero en particular las dos que estamos utilizando ahora, han obtenido perfiles de seguridad bastante buenos, lo que no significa que no estén exentas de algunos problemas menores que deben ser rastreados, obviamente”, dijo Bell.

“El mayor problema con las vacunas de ARNm, en mi opinión, es la incidencia de miocarditis, sobre todo en varones jóvenes de entre 15 y 30 años”, dijo.

“Esto se observó muy pronto originalmente por los israelíes y todo el mundo lo ha replicado”, añadió.

“Y creo que la verdadera cuestión es, en primer lugar, que la incidencia de esa miocarditis es mayor, creo, de lo que la mayoría de nosotros preveía”, dijo.

Bell se refirió a trabajos científicos realizados en Canadá y en Estados Unidos que mostraban una incidencia en ese grupo de edad concreto, en el que uno de cada 30,000 varones padecerá una miocarditis lo suficientemente grave como para buscar atención médica en los hospitales.

“Es una cifra más alta de lo que se quiere”, dijo.

Bell afirmó que “la miocarditis desaparece”.

“Pero creo que hay una pregunta interesante sobre si podría haber algunos efectos a largo plazo de eso y eso requiere un escrutinio continuo”, añadió.

“Medidas que son mucho peores”

La Dra. Clare Craig, patóloga consultora y miembro del HART, dijo a The Epoch Times que la miocarditis “no es leve”.

“La cuestión es cómo se mide, básicamente siempre que se ven problemas de seguridad con los medicamentos se verá que con el tiempo, lo malo que fue en términos de incidentes, empeora a medida que se mide con más cuidado y eso es exactamente lo que vemos con la miocarditis”, dijo.

“Hemos visto absolutamente medidas que son mucho peores que 1 de cada 30,000”, dijo.

Craig dijo que la “miocarditis histórica” que la gente ha contraído por otras causas y no por la vacuna del ARN mensajero (ARNm) no es benigna, ya que un cierto porcentaje puede necesitar un trasplante de corazón y la tasa de mortalidad es alta.

“Cuando se dice qué gravedad tiene una vacuna, primero hay que comprobar que se está midiendo bien, y perseguir a esos pacientes para ver qué les ocurre. A corto plazo parece que es leve para una proporción”, dijo.

“Pero si siguen teniendo problemas, a veces durante meses, no se puede decir que sea leve”, añadió.

“Un adolescente, o alguien de veinte o treinta años con un problema cardíaco durante meses, no es leve”, dijo Clare.

“Y cuando has tenido miocarditis, las células del corazón se han dañado y no puedes reemplazar las células del corazón, no son reemplazables, por lo que te quedarás con un corazón dañado para el resto de tu vida, aunque de forma muy leve. Pero hasta que no hayamos tenido tiempo para un seguimiento adecuado, no sabemos lo que significa”, dijo.

Epoch Times Photo
Un trabajador es visto dentro del laboratorio P4 en Wuhan, capital de la provincia china de Hubei, el 23 de febrero de 2017. (Johannes Eisele/AFP vía Getty Images)

Fuga en el laboratorio

Bell, que también forma parte del Comité Asesor Científico de la Fundación Bill y Melinda Gates, dijo al comité que “es muy posible que haya habido una fuga accidental fuera del laboratorio”.

“Para ser honestos, la manipulación de virus altamente patógenos, en cualquier circunstancia controlada, tiene muchos riesgos asociados y hay fugas, las hemos tenido nosotros mismos y por supuesto una de nuestras instalaciones, tuvimos una fuga de viruela hace muchos años en Birmingham”.

“Así que estas cosas, ocurren”, dijo.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.