Jóvenes latinos a punto de ser arrestados en EE.UU. logran salir ilesos de la manera más inesperada

Por Michael Wing
18 de Julio de 2019 Actualizado: 19 de Julio de 2019

Es muy probable que tengas que admitir que si vieras a este grupo de jóvenes latinos tatuados en tu vecindario, probablemente también llamarías a la policía.

Bueno, eso es lo que hicieron los lugareños de Stockton, California, cuando ese mismo grupo entró en su comunidad el verano pasado.

A juzgar por su aspecto, ¿quién los culparía? Pero las apariencias engañan a veces.

Los muchachos que llevaban gorras y ropa holgada no estaban tramando nada travieso o criminal de hecho; más bien, estaban allí en una misión, y era predicar la palabra de Dios.

De hecho, eran de la Iglesia Victory Outreach en los Estados Unidos, que se extiende a expandilleros, drogadictos y otras almas en problemas que necesitan redención y ofrece darles esperanza.

Eso explica los tatuajes.

A pesar de todas sus buenas intenciones, como era de esperar, la policía apareció de todos modos.

Pero el enfrentamiento del grupo con las fuerzas de seguridad ese día terminó de una manera que no se podía esperar. Incluso se podría decir que lo que sucedió fue muy inspirador.

El grupo no había llegado muy lejos en el vecindario cuando fueron detenidos por más de media docena de oficiales en coches de policía.

El incidente fue descrito más tarde por uno de los miembros de la iglesia que estaba allí, Karlos Valázquez, a Liftable:

“Nos detuvieron y entonces el joven que estaba orando por los oficiales explicó lo que hacíamos, los oficiales nos escucharon y nos preguntaron si podíamos parar en 20 minutos y estuvimos de acuerdo”.

La pandilla cumplió, y estaban a punto de irse, cuando la inspiración golpeó a uno de sus miembros, y uno de los más jóvenes de los chicos se acercó a los oficiales y les hizo una simple petición.

“El joven les preguntó a los oficiales si les importaba que orara por ellos”, recordó Karlos. “Los oficiales dijeron que no les importaba y él empezó a rezar por ellos. Uno de nuestros chicos vio lo que pasaba y empezó a grabar”.

La oración fue apasionada, y de hecho fue todo un espectáculo para admirar (asegúrate de verlo en el video de abajo).

Algunos de los chicos mayores son vistos en el video uniéndose a sus propias oraciones, mientras los oficiales observan (con sus manos visiblemente apoyadas en sus cinturones de armas).

En la oración se incluyó una súplica para que se proteja a los oficiales y a sus familias y se les capacite para hacer “paz”, “justicia” y “amor”.

Puedes observar este giro inesperado y placentero de los acontecimientos:

En lugar de enviar a la pandilla de regreso a su lugar de origen, después de la oración, los oficiales les permitieron continuar su misión de difundir el evangelio, e incluso les agradecieron por sus palabras de bendición.

“Pero Dios cambió las cosas y les encantó nuestro mensaje y todo lo que se hablaba”, escribió el grupo más tarde en una leyenda cuando el video se publicó en su página de Instagram.

“Fue un momento increíble, después los oficiales nos dieron las gracias y nos dejaron continuar y siguieron su camino”, dijo Karlos a Liftable.

Miles de personas de todo el mundo se reunieron en Taipei para hacer una asombrosa forma humana por una causa increíble

Si esta conmovedora historia inspiró tu corazón, por favor, apoya el periodismo independiente y ayúdanos a difundir las buenas noticias a todo mundo.

TE RECOMENDAMOS