Expansión del uso federal de la tecnología de reconocimiento facial: Informe de la GAO

Por Ken Silva
29 de Agosto de 2021
Actualizado: 29 de Agosto de 2021

Una encuesta reciente de la Oficina de Responsabilidad del Gobierno (GAO, por sus siglas en inglés) muestra que al menos 10 agencias federales tienen planes de expandir el uso de la tecnología de reconocimiento facial durante los próximos dos años—una perspectiva que alarma a los defensores de la privacidad preocupados por la falta de supervisión.

La GAO publicó los resultados de una encuesta de 24 agencias federales, y concluyó que 18 de ellas usan tecnología de reconocimiento facial. Catorce de esas agencias usan la tecnología para actividades de rutina, como desbloquear teléfonos inteligentes emitidos por la agencia, mientras que seis informaron que usan software de reconocimiento facial para investigaciones criminales y otras cinco usan la tecnología para vigilancia, según el informe del 24 de agosto.

“Por ejemplo, [el Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE. UU.] informó que utilizó un sistema FRT (AnyVision) para monitorear sus instalaciones mediante la búsqueda de imágenes de cámaras en vivo en tiempo real para individuos en listas de vigilancia o sospechosos de actividad criminal, lo que reduce la necesidad para que los guardias de seguridad memoricen los rostros de estas personas”, dijo la GAO. “Este sistema alerta automáticamente al personal cuando un individuo en una lista de vigilancia está presente”.

Según la GAO, al menos 10 agencias gubernamentales planean expandir su uso de la tecnología de reconocimiento facial hasta 2023. Para hacerlo, muchas agencias están recurriendo al sector privado.

“Por ejemplo, la Oficina de Investigaciones Especiales de la Fuerza Aérea de Estados Unidos [del Departamento de Defensa] informó que comenzó un piloto operativo utilizando Clearview AI en junio de 2020, que apoya las investigaciones antiterroristas, de contrainteligencia y criminales de la agencia”, dijo la GAO.

“La agencia reportó que ya recopila imágenes faciales con dispositivos móviles para buscar en bases de datos nacionales y planea mejorar las búsquedas accediendo al gran depósito de imágenes faciales de Clearview AI de fuentes abiertas para buscar coincidencias”.

El informe de la GAO del 24 de agosto continúa una investigación de junio que se centró específicamente en el uso de la tecnología de reconocimiento facial por parte de las fuerzas del orden. El informe de junio de la GAO reveló la gran cantidad de datos que poseen las fuerzas de seguridad federales, incluidas 836 millones de imágenes que posee solo el Departamento de Seguridad Nacional.

El informe de junio también reveló la falta de supervisión con respecto a la tecnología de reconocimiento facial. Según el informe, 13 de las 20 agencias federales de aplicación de la ley que usan la tecnología no sabían qué sistemas utilizaban.

“Por ejemplo, cuando solicitamos información de una de las agencias sobre su uso de sistemas no federales, los funcionarios de la agencia nos dijeron que tenían que sondear al personal de la división de campo porque la agencia no mantenía la información”, dice el informe.

“Estos funcionarios de la agencia también nos dijeron que el personal de la división de campo tenía que trabajar a partir de su memoria sobre el uso pasado de sistemas no federales y que no podían asegurar que se nos proporcionara información completa sobre el uso de sistemas no federales por parte de la agencia”.

La falta de supervisión del uso de la tecnología de vigilancia por parte del gobierno es un tema que ha llamado la atención de los legisladores de ambos partidos. Los demócratas se han centrado en gran medida en las disparidades raciales en la precisión del reconocimiento facial, mientras que algunos republicanos han expresado su preocupación por la vigilancia nacional.

El residente de Michigan, Robert Williams, un hombre negro que fue arrestado injustamente en enero luego de que la policía de Detroit lo identificara incorrectamente como un criminal basándose en una tecnología de reconocimiento facial de mala calidad, testificó sobre tales problemas en una audiencia del Comité Judicial de la Cámara de Representantes de EE. UU.

“¿Por qué se permite que las fuerzas del orden público utilicen dicha tecnología cuando es evidente que no funciona?”, dijo Williams a los legisladores el 13 de julio. “Me enfado cuando escucho a las empresas, políticos y policías hablar sobre cómo esta tecnología no es peligrosa o defectuosa o dicen que solo la usan como una herramienta de investigación”.

“Si algo de eso fuera cierto, no me habrían arrestado”.

Williams dijo que apoya la Ley de Moratoria de Reconocimiento Facial y Tecnología Biométrica, que detendría el uso de la tecnología de reconocimiento facial por parte de las agencias federales hasta que el Congreso lo autorice. Sin embargo, se han tomado pocas medidas sobre la medida—aunque el senador Ed Markey (D-Mass.) reintrodujo la legislación en junio.

Con la inacción a nivel federal, los estados y las localidades han comenzado a frenar el uso de la tecnología de reconocimiento facial.

El estado de Washington promulgó una ley en marzo de 2020 que requiere que las agencias gubernamentales obtengan una orden judicial para realizar exploraciones de reconocimiento facial. Las jurisdicciones locales como Oakland, San Francisco y el condado de King , Washington, también han prohibido el uso de la tecnología por parte del gobierno.

Grupos como la Unión Estadounidense de Libertades Civiles (ACLU) apoyan tales esfuerzos, argumentando que la expansión de la tecnología de reconocimiento facial debe detenerse hasta que los legisladores puedan promulgar garantías.

Otros han advertido de la prohibición de la tecnología útil en el afán de proteger la privacidad.

“Los críticos pasan por alto el hecho de que los beneficios del uso del reconocimiento facial por parte de las fuerzas del orden público están bien probados; se utilizan hoy en día para ayudar a resolver crímenes, identificar víctimas y encontrar testigos, y la mayoría de las preocupaciones sobre la tecnología siguen siendo hipotéticas”, afirmó Technology & Innovation Foundation (ITIF), un grupo de expertos de la industria en gran parte a favor de la tecnología.

“De hecho, los críticos de la tecnología casi siempre hacen un argumento de ‘camino peligroso’ sobre la amenaza potencial de expandir la vigilancia policial, en lugar de señalar casos específicos de perjuicio. Prohibir la tecnología ahora haría más daño que bien”.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS