Experto duda que Julen haya caído al pozo

Por Anastasia Gubin - La Gran Época
23 de Enero de 2019 Actualizado: 24 de Enero de 2019

Un experto en georradar, colaborador de la Policía y la Guardia Civil española, reveló algunos hechos que lo hacen dudar que el menor Julen de dos años cayera en el pozo de Totalán, en Málaga.

“Estoy convencido de que el niño no está en el pozo. He hablado con la Guardia Civil y ellos también tienen muchas dudas“, dijo Luis Vial a La Razón.

“No tiene sentido que un niño con abrigo y botas pueda caer por un agujero tan pequeño. Aunque lo hubiera hecho, debería haberse quedado atascado cerca de la superficie porque no se trata de un agujero perfecto, tiene raíces y piedras. Aunque fuera de plomo, es impensable que esté a 70 metros de profundidad”, dijo el especialista.

El equipo de rescate de Julen, el niño de dos años que cayó hace diez días a un pozo en Totalán (Málaga), ha finalizado el ensanche del túnel vertical de 60 metros de profundidad paralelo al orificio y han comenzado de nuevo a entubarlo. EFE

Vial también menciona la controvertida versión de que un empresario conocido realice un pozo y lo deje sin una tapa. “Es muy extraño que alguien utilice maquinaria para hacer un pozo como ese y no lo tape con una piedra”.

El pozo de 100 a 110 metros por 23 centímetros de ancho lo hizo el empresario Antonio Sánchez Gómez, hace más de un mes, de acuerdo a una entrevista que dio a El Español el 15 de marzo.

Para llegar al niño que podría estar alojado en sus profundidades, un equipo de ingenieros realizó un tunel vertical y lo entubó para hacer descender a los rescatistas que harán un paso horizontal hacia el pozo..

Sánchez dijo que había sellado el pozo con una piedra a medio metro de profundidad pero cuando se presentó a ver la situación del terreno el domingo 13, observó que “alguien” había realizado “una zanja de unos cinco o seis metros de diámetro en torno” al agujero.

“Debieron usar una retroexcavadora para mover esa tierra. A mano es imposible. Rebajaron el terreno un par de palmos, cerca de medio metro, justo a la profundidad a la que más o menos metí la piedra. Alguien la sacó de allí. Yo no tengo la culpa de lo que ha sucedido”, explica Antonio Sánchez. ¿Por qué piensa que alguien levantó el sellado?, Esa respuesta la tienen que dar los dueños de las tierras. No yo”.

Los padres de Julen Rosello, descritos por la prensa española como residentes muy pobres del barrio El Palo, llevaron al niño a una finca de unos parientes en Totalán el 13 de enero. El padre y el tío del pequeño declararon que el niño estaba jugando con otro menor y lo vieron caer al pozo. Los primeros minutos posteriores sintieron la voz del pequeño.

José Rosello, padre de Julen que se cayó en un pozo, llora mientras continúan los esfuerzos de rescate para encontrar al niño en Totalan, en el sur de España, el 16 de enero de 2019. (JORGE GUERRERO / AFP / Getty Images)

Esto motivó una búsqueda en la que participan alrededor de 100 efectivos de la Guardia Civil, bomberos e ingenieros.

Vial relata que cuando se introdujo una cámara al pozo lo primero que encontraron fue una bolsa que llevaba el niño con chucherñias y un vaso de plástico. Luego a decenas de metros se encontró un tapón de arena que se intentó aspirar pero persiste en el lugar.

“He trabajado en muchos casos de asesinatos y colaborado en búsquedas utilizando sónar y cámaras umbilicales y hemos encontrado escombros, pero nunca un tapón de arena. Es muy difícil que al caer haya arrastrado tanta arena como para hacer un tapón. Todo me parece muy extraño, aunque me puedo equivocar”, concluyó el experto de georradar.

A continuación:

Cómo los médicos en China se convierten en asesinos

TE RECOMENDAMOS