Experto en finanzas advierte sobre inminente crisis hipotecaria en China

Por Sunny Chao - La Gran Época
24 de Abril de 2018 Actualizado: 24 de Abril de 2018

Es probable que China tenga una crisis financiera dado que las tasas de ahorro de sus ciudadanos se volvieron negativas el año pasado por primera vez, según afirma un experto en finanzas chino.

Según las estadísticas del Banco Central de China, entre enero y noviembre de 2017, los ahorros de los ciudadanos aumentaron en 3,82 billones de yuanes (U$S 608 mil millones). En comparación con el aumento de 4,54 billones de yuanes (U$S 723 mil millones) durante el mismo período en 2016, los ahorros disminuyeron más de 700 mil millones de yuanes (U$S 115 mil millones) –una disminución del 15,86 por ciento.

Li Yang, ex vice presidente de la Academia China de Ciencias Sociales estatal y presidente del Instituto Nacional para Finanzas y Desarrollo –un think tank de Beijing–, hizo algunas predicciones sobre el futuro de la economía de China durante el foro económico Bo’ao llevado a cabo en la Isla Hainan, China, a mediados de este mes, una cumbre anual para líderes del gobierno, empresas y ámbito académico de toda Asia.

Al responder las preguntas de un reportero el pasado 9 de abril, Li dijo que si la tasa de crecimiento negativa continúa, los ciudadanos incurrirán en grandes cantidades de deuda. Condiciones similares –que llevarían al colapso de una burbuja inmobiliaria– habían llevado a la crisis de las hipotecas subprime en Estados Unidos a fines de la década de 2001 a 2010, la cual precipitó la Gran Recesión.

Li Guang, un campesino desempleado que fue desalojado de su hogar para hacer lugar a un estadio de deportes financiado por Loudi City Construction and Investment Co., ingresa a una aldea temporaria en Loudi, provincia de Hunan, China, el viernes 17 de junio de 2011. (Adam Dean/Bloomberg via Getty Images)
Para estimular el crecimiento económico, los encargados de planificación central apuntaron a los bienes raíces residenciales en 2016. Dado que las hipotecas constituían al 40,5 por ciento de nuevos préstamos bancarios en 2016, los precios de viviendas aumentaron más del 10 por ciento. Para fines de 2016, el chino promedio gastaba más de 160 veces su ingreso anual para comprar una vivienda, según reportajes anteriores de La Gran Época.

Para evitar una burbuja financiera, los encargados de planificación central de Beijing procedieron a ajustar las regulaciones en viviendas y préstamos a principios de 2017. Los bancos aumentaron las tasas de préstamos hipotecarios por encima de la tasas de referencia del banco central que era del 4,9 por ciento.

Debido a los altos precios de viviendas y tasas de préstamos hipotecarios, los ciudadanos chinos tuvieron que gastar gran parte de sus ahorros en sus inversiones en bienes raíces.

Una mujer que fue desalojada de su hogar para hacer lugar al estadio de deportes financiado por Loudi City Construction and Investment Co. cocina en un albergue de la provincia de Hunan, China, el viernes 17 de junio de 2011. (Adam Dean/Bloomberg via Getty Images)

La deuda total de China es enorme, de 2,55 veces su PIB (Producto Interno Bruto), según informó el FMI (Fondo Monetario Internacional). En el análisis de Li, cuando tanto el gobierno como las corporaciones están en deuda, la carga de la deuda recae sobre los individuos particulares y sus ahorros.

Como resultado, la macroeconomía de China podría estabilizarse. No obstante, si los tres sectores están todos en rojo, el crecimiento económico comienza a depender de la inflación o de las burbujas financieras, que en última instancia llevarían a una crisis financiera, dijo Li en una entrevista con el medio de comunicación chino Ifeng News, publicada el 12 de abril.

“El crecimiento económico tendrá que depender de que el gobierno central [por ejemplo, el banco central] emita más dinero. Eso indica que la economía ya está altamente desequilibrada”, dijo Li. Con más dinero en circulación, el valor de la moneda cae.

Liu Yi contribuyó a este reportaje.

TE RECOMENDAMOS