Expertos: China nombra como ministro de Defensa a Gral. sancionado por EE.UU. y aumenta incertidumbre global

Por Jessica Mao y Olivia Li
23 de Marzo de 2023 7:34 PM Actualizado: 23 de Marzo de 2023 7:34 PM

Análisis de noticias

La Asamblea Popular Nacional de China nombró a Li Shangfu, un general del ejército sancionado por Estados Unidos, como su Ministro de Defensa. Los analistas interpretan ampliamente este nombramiento como un indicio de la creciente agresividad de Beijing hacia Estados Unidos.

Li, nacido en 1958, trabajó durante muchos años en el Departamento de Desarrollo de Equipamiento de la Comisión Militar Central de China. Como experto aeroespacial, contribuyó a avances críticos en la tecnología de defensa aeroespacial china, incluida la primera sonda lunar y la prueba de misiles antisatélite.

En 2018, Estados Unidos agregó a Li, entonces director del Departamento de Desarrollo de Equipos, a una lista de sanciones por participar en la compra de aviones de combate Su-15 y un sistema de misiles antiaéreos S-400 a Rusia. Según la sanción, Li tiene prohibido obtener una visa estadounidense, utilizar el sistema financiero estadounidense o tener activos dentro de la jurisdicción estadounidense.

Un obstáculo para las conversaciones militares bilaterales

Según el analista estadounidense Chen Pokong, el nombramiento de Li como nuevo jefe de defensa de China hará que las conversaciones militares bilaterales entre China y Estados Unidos sean más difíciles que antes. Aunque el papel de Li como ministro de Defensa es en gran parte simbólico y con autoridad limitada, el líder chino Xi Jinping puede tener algunas consideraciones especiales en mente a la hora de tomar esta decisión, dijo Chen en su programa de medios.

“Si el Partido Comunista Chino (PCCh) inicia una guerra con otro país, sería difícil para Li desertar y huir. Dado que ya está sometido a sanciones de EE. UU., Li se enfrentaría a la posibilidad de nuevas sanciones o arrestos si desertara a otros países”.

“Es decir, Xi Jinping considera que el hecho de que Li esté sancionado por Estados Unidos es un medio para contenerlo. Al menos piensa que Li no daría un golpe de Estado ni se rendiría ante el enemigo. Esta es probablemente la consideración de Xi Jinping a un nivel más profundo”, dijo Chen.

El carácter obstinado de Xi también puede estar en juego, según Chen. “Como Estados Unidos ha sancionado a Li, Xi Jinping quiso contraatacar y lo promovió a propósito como ministro de Defensa”.

Debido a que los ejércitos de EE. UU. y China necesitan mantenerse en contacto, especialmente los ministros de defensa, la parte estadounidense tendría que ponerse en contacto con Li Shangfu. Pero las sanciones de Estados Unidos quedarían anuladas al hacerlo, por lo que parece que el PCCh ha desafiado a Estados Unidos. Por otro lado, si Estados Unidos no se pone en contacto con Li, equivaldría a que el ejército estadounidense no mantuviera contacto con la máxima autoridad militar china, agregó Chen.

“En ese caso, si se produce un conflicto militar inesperado entre los dos países, o hasta el punto de que acabe por iniciarse una guerra mundial a causa del conflicto bilateral, es Estados Unidos quien debe asumir la responsabilidad moral porque es quien no se comunica con China de manera oportuna”, dijo Chen. “Por lo tanto, Xi Jinping tiene sus propias consideraciones especiales a la hora de nombrar a Li ministro de Defensa”.

Mayor incertidumbre al iniciar el tercer mandato de Xi

En una entrevista del 16 de marzo con The Epoch Times, el analista político y económico estadounidense Lu Yuanxing dijo que, por lo general, hay intercambios e interacciones entre los países en los niveles más altos, incluido el militar, para evitar malentendidos o conflictos innecesarios.

“Esos intercambios militares son necesarios, y el ministro de Defensa es quien desempeña ese papel”, dijo Lu.

Sin embargo, dado que Xi ha designado a una persona sancionada por EE. UU. para este cargo, las sanciones quedan anuladas y sin efecto si los militares de EE. UU. y China quieren comunicarse. Si no hablan y la sanción continúa, aumentará la posibilidad de que se generen errores de juicio e incluso conflictos militares.

“Este asunto es un reflejo de la actitud de Xi Jinping y su rasgo de comportamiento. Xi ya ha tomado el control de las fuerzas armadas. Si quisiera facilitar las relaciones entre China y Estados Unidos, no habría necesidad de nombrar a esa persona. Ha dejado claro que quiere salir a pelear y desafiar a Estados Unidos. En otras palabras, ha adoptado una postura dura y de confrontación”, comentó Lu.

Anteriormente, el nombramiento de Qin Gang como ministro de Relaciones Exteriores por parte de Xi se consideró un deseo de suavizar las relaciones entre Estados Unidos y China, pero el nombramiento de Li conmocionó y desconcertó al mundo exterior.

“El mundo se enfrenta ahora a una mayor incertidumbre debido al comportamiento de Xi. Es difícil predecir lo que ocurrirá a continuación, y es difícil juzgar lo que quiere. Por la forma en que ha actuado tras iniciar su tercer mandato, existe una mayor posibilidad de que se desaten conflictos internacionales”, afirmó Lu.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.