Expertos en terrorismo revelan un gran problema tras anuncio de Biden sobre muerte de líder de Al Qaeda

Por Jack Phillips
02 de Agosto de 2022 2:45 PM Actualizado: 02 de Agosto de 2022 2:45 PM

Si bien los expertos en terrorismo elogiaron que la CIA abatiera en Afganistán al líder de al-Qaeda, Ayman al-Zawahiri, señalaron que eso significa que el grupo terrorista regresó a ese país, un territorio donde supuestamente se planearon los ataques del 11 de septiembre.

El lunes por la noche, el presidente Joe Biden anunció que Zawahiri fue abatido y que “se hizo justicia”. El líder de al-Qaeda se convirtió en el jefe de la red terrorista tras la muerte del exlíder, Osama bin Laden, en 2011.

En medio de la caótica retirada de Afganistán el año pasado, Biden declaró que al-Qaeda está fuera de Afganistán y agregó: En 2001, Estados Unidos invadió el país “con el propósito expreso de deshacerse de al Qaeda en Afganistán, así como de sacar a Osama Bin Laden. Y lo hicimos”.

Los analistas y algunos oficiales militares estadounidenses han advertido que la retirada de Afganistán, así como la toma del poder por parte de los talibanes, posiblemente vuelvan a convertirlo en un semillero del terrorismo islámico.

Biden señaló que Zawahiri “se mudó al centro de Kabul para reunirse con miembros de su familia inmediata” a principios de este año, lo que sugiere que el gobierno de los talibanes hizo poco para evitar que regresara a Afganistán.

Lo que significa la muerte de Zawahiri

Max Abrahms, profesor de seguridad internacional, escribió que la muerte de Zawahiri no fue “la victoria categórica que dice Biden”.

“Se suponía que los talibanes iban a impedir que los líderes de Al Qaeda se escondieran allí, por el amor de Dios”, escribió Abrahms en Twitter, refiriéndose a las garantías que dieron los funcionarios de la administración Biden el año pasado.

Después de la baja al terrorista, el secretario de Estado Antony Blinken acusó a los talibanes de violar un acuerdo entre el grupo y Estados Unidos al acoger y dar refugio a Zawahiri en Kabul.

“Ante la falta de voluntad o la incapacidad de los talibanes para cumplir con sus compromisos, continuaremos apoyando al pueblo afgano con una sólida asistencia humanitaria y abogando por la protección de sus derechos humanos, especialmente los de las mujeres y las niñas”, dijo Blinken en un comunicado.

Después de una década de evadir extensas operaciones de inteligencia de EE.UU., Zawahiri fue finalmente “abatido en un balcón de un barrio rico del centro de Kabul; eso solo muestra la drástica sensación de empoderamiento que ha sentido el liderazgo de al-Qaeda bajo el gobierno de los talibanes en Afganistán”, escribió Rita Katz, directora del SITE Intelligence Group.

“El asesinato del emir de Al Qaeda, Ayman al Zawahiri, se venderá como un éxito antiterrorista. Pero esa narrativa enmascara la verdad innegable de que el Afganistán controlado por los talibanes es un refugio seguro para Al Qaeda”, escribió en Twitter Bill Roggio, analista de terrorismo del Long War Journal.

Señaló que Zawahiri fue abatido en el barrio de Sherpur de Kabul, dentro de “una casa de un ayudante de Sirajuddin Haqqani”, y añadió: “Sirajuddin es, por supuesto, uno de los dos emires talibanes adjuntos, así como el ministro del Interior”.

“Zawahiri no podía operar en Afganistán, particularmente en Kabul, sin el consentimiento de los talibanes. No estaba en las remotas montañas de Kunar, Nuristan o Nangarhar, o en las lejanas provincias de Ghazni, Helmand o Kandahar”, escribió Roggio.

“Estaba en la capital de los talibanes”.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.