Exsecretaria de Estado de Michigan pide auditoría sobre resultados de elecciones por demanda de fraude electoral

Por Janita Kan
13 de Noviembre de 2020
Actualizado: 13 de Noviembre de 2020

La exsecretaria de Estado de Michigan, Ruth Johnson, dijo que las acusaciones de fraude electoral hechas en un reciente juicio garantizarían una auditoría independiente para asegurar la exactitud e integridad de las elecciones, según una declaración jurada.

Johnson, que actualmente es senadora estatal republicana, atestiguó en una declaración jurada presentada el miércoles, que cree que es necesaria la “intervención del tribunal”, después de revisar las acusaciones de fraude electoral detalladas en una demanda presentada a principios de esta semana.

En esa demanda se alega que los funcionarios electorales permitieron varios procesos fraudulentos de votos, entre ellos decir a los trabajadores electorales que pongan una fecha anterior a las boletas, que no verifiquen las firmas en las boletas para votantes en ausencia, que ignoren los desajustes de firmas y que aprueben las boletas a pesar de su validez cuestionable.

“Las acusaciones y problemas planteados por los demandantes son muy preocupantes para mí y en mi opinión, requieren la intervención del tribunal”, dijo Johnson en su declaración jurada (pdf).

“En particular, me preocupa la actividad ilegal que alegan los demandantes en relación con el entrenamiento de los votantes en los centros de votación, el hecho de que se haya ordenado al personal electoral que no pida identificación con foto o una declaración jurada a las personas que van a votar, y la alegación del Sr. [Zachary] Larsen de que se estaban asignando boletas electorales a personas al azar en la lista de votantes”, dijo.

Johnson, quien se desempeñó como secretaria de Estado de Michigan desde el 1 de enero de 2011 hasta el 1 de enero de 2019, añadió que cree que sería apropiado que el tribunal ordene una auditoría independiente sobre los resultados de la elección.

La demanda incluye declaraciones juradas de varios testigos que detallan casos de acusaciones de fraude electoral. Entre los testigos se encuentra Jessy Jacob, una trabajadora electoral de la ciudad de Detroit, quien dijo que se le ordenó que pusiera al día las boletas de correo y que no buscara ninguna deficiencia en las boletas. También afirmó que le dijeron que no pidiera identificación cuando los votantes llegaran a votar en persona.

“El 4 de noviembre de 2020, se me instruyó para que pusiera incorrectamente una fecha anterior a la de recepción de las boletas en ausencia que no estaban en el QVF [archivo de votantes calificados] como si hubieran sido recibidas el 3 de noviembre de 2020 o antes. Se me dijo que alterara la información del QVF para mostrar falsamente que las boletas de ausencia habían sido recibidas a tiempo para ser válidas. Estimo que esto se hizo a miles de boletas”, declaró Jacob en su declaración jurada.

Jacob también alegó que presenció cómo los trabajadores electorales entrenaban o animaban a los votantes a votar por el candidato demócrata Joe Biden y el Partido Demócrata.

“Observé directamente, a diario, a los trabajadores electorales y empleados de la ciudad de Detroit entrenando y tratando de persuadir a los votantes para que votaran por Joe Biden y el Partido Demócrata. Vi a estos trabajadores y empleados animando a los votantes a hacer una votación demócrata directa. Vi a estos trabajadores y empleados electorales yendo a las cabinas de votación con los votantes para verlos votar y entrenarlos por quién votar”, atestiguó.

Otro testigo, Andrew Sitto, dijo en su declaración jurada que presenció decenas de miles de boletas sin sellar ni asegurar que llegaron en vehículos con placas de matrícula de otro estado en el condado de Wayne en Michigan a las 4:30 a.m. la mañana siguiente al día de las elecciones.

“Aproximadamente a las 4:30 a.m., decenas de miles de boletas fueron traídas y colocadas en ocho mesas largas. A diferencia de las otras boletas, estas cajas fueron traídas desde la parte trasera de la sala”, dijo Sitto. “El mismo proceso se realizó en las boletas que llegaron aproximadamente a las 4:30 a.m., pero noté específicamente que cada boleta que observé estaba emitida para Joe Biden”.

“Mientras contaba estas nuevas boletas, oí a los contadores decir al menos cinco o seis veces que las cinco o seis boletas eran para Joe Biden. Todas las boletas muestreadas que oí y observé eran para Joe Biden,” añadió.

Sitto dijo que el funcionario electoral bloqueó posteriormente con cartón las ventanas de la habitación en la que se encontraba y le negaron volver a entrar después de que se fue para un descanso.

La demanda fue presentada por dos candidatos a las elecciones, Cheryl Costantino y Edward McCall. Su abogado, David Kallman, consejero principal del Centro de Justicia de Great Lakes, durante una audiencia el miércoles le dijo al juez del Tribunal de Circuito del condado de Wayne que los votantes tienen “derecho a [una] auditoría” de los resultados de una elección bajo una enmienda constitucional de la Constitución de Michigan.

Mientras tanto, los abogados de la ciudad de Detroit y los funcionarios electorales argumentaron que el caso “no estaba maduro para ser adjudicado” porque no hay ningún recurso en la ley hasta que los votos hayan sido certificados.

“Se supone que los tribunales no deben involucrarse en medio de una elección, en medio de un conteo”, dijo al juez David Fink, abogado de la ciudad de Detroit.

Según Fink, los demandantes piden al tribunal que lea el requisito de la auditoría según la constitución del estado como una “oportunidad abierta” para que el tribunal ordene a los acusados que realicen una auditoría.

“Pero el tribunal no tiene que hacer eso”, dijo Fink al señalar que la constitución solo permite auditorías que están prescritas por la ley.

Fink dijo que la única situación en la que eso puede ocurrir, citando otra disposición estatutaria, es después de la elección, cuando es iniciada por el secretario de Estado.

En respuesta, Kallman le dijo al juez que “no se puede hacer una auditoría si los resultados están certificados”.

“Ese es el punto porque de nuevo los [acusados] van a argumentar que el único remedio es un recuento en ese punto”, dijo Kallman. “Esta es la razón de por qué eso es tan crítico”.

El juez dijo que emitirá un fallo sobre la moción antes del mediodía del viernes.

Este caso viene denominado Cheryl A. Costantino y Edward P. McCall, Jr. vs. la ciudad de Detroit (20-014780-AW).

Con información de Zachary Stieber e Ivan Pentchoukov

Siga a Janita en Twitter: @janitakan


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


A continuación

Grupos comunistas están detrás de las protestas violentas en EE.UU.

TE RECOMENDAMOS