Exsenador: Es irónico que Biden pida petróleo a Arabia Saudí pero “criminalice” a productores de EE.UU.

Por Tom Ozimek
11 de Julio de 2022 5:46 PM Actualizado: 11 de Julio de 2022 5:48 PM

El exsenador Judd Gregg (R-N.H.) calificó la próxima visita del presidente Joe Biden a Arabia Saudita como “irónica” a la luz de las fuertes críticas del presidente a la industria petrolera de Estados Unidos. Gregg también criticó como el “pensamiento verde” de la administración Biden socava la inversión estadounidense en la producción de crudo.

Gregg, quien también se desempeñó como gobernador de New Hampshire, hizo los comentarios en el programa “Squawk Box”, de CNBC en una entrevista que se emitió el 10 de julio, antes de la visita planeada de Biden a Arabia Saudita esta semana.

Durante su visita al Reino, se espera que el presidente presione a los líderes saudíes para que extraigan más crudo con el propósito de disminuir los altos costos de la gasolina, costos que han frustrado a los conductores estadounidenses.

Gregg respondió afirmativamente a una pregunta sobre si la administración Biden debería buscar impulsar la producción nacional de crudo, tomando medidas como expandir los arrendamientos de perforación o reactivar el oleoducto Keystone XL.

“En 2019, teníamos más de 1000 plataformas bombeando petróleo a USD 50 el barril. Hoy tenemos 750 plataformas y el precio del petróleo es el doble”, dijo.

La refinería Marathon se ve en Carson, California, el 9 de marzo de 2020. (DAVID MCNEW/AFP vía Getty Images)

“Socavados por el pensamiento verde”

Gregg dijo que no es que la industria del crudo de EE.UU. carezca de incentivos de precios para aumentar la producción; el problema es que la inversión en infraestructura petrolera se realiza a largo plazo, lo que requiere una perspectiva estable. Pero esa perspectiva se ha visto socavada por la actitud hostil de la administración Biden hacia los combustibles fósiles, argumentó.

“Eso ha sido socavado por el pensamiento verde y por la actitud de esta Administración, que en algunos niveles en realidad ha llamado criminales a la industria petrolera, y se van a Arabia Saudita, lo cual es irónico”, dijo Gregg.

Aunque Gregg no dio detalles sobre su afirmación de que la administración Biden ha calificado efectivamente de “criminales” a los miembros de la industria petrolera estadounidense, Biden ha acusado de acaparadores a los productores y refinadores de crudo de Estados Unidos.

“En tiempos de guerra, no es aceptable que los márgenes de beneficio de las refinerías, muy por encima de lo normal, se trasladen directamente a las familias estadounidenses”, escribió Biden en una carta dirigida a las compañías petroleras estadounidenses a mediados de junio.

En respuesta a la carta del presidente, Chevron dijo que desde que Biden asumió el cargo, su administración ha señalado que “impondrá obstáculos para que nuestra industria entregue los recursos energéticos que el mundo necesita”.

Si bien Chevron no dio más detalles, es posible que se haya referido a una serie de órdenes ejecutivas que Biden firmó dirigidas a la industria petrolera, como revocar el permiso del oleoducto Keystone XL, congelar nuevos arrendamientos de perforación de petróleo y gas en tierras y aguas federales y el fin de las subvenciones a los combustibles fósiles por parte de ciertas agencias.

El presidente Joe Biden hace comentarios sobre los esfuerzos para reducir los altos precios de la gasolina en el South Court Auditorium, en el edificio de oficinas ejecutivas de Eisenhower, en Washington, el 22 de junio de 2022. (Jim Watson/AFP vía Getty Images)

“Bajar los precios”

El precio de la gasolina es aproximadamente el doble de lo que era cuando Biden asumió el cargo. El presidente culpó de la actual crisis a la falta de capacidad de refinación, la escasez de suministro global frente a un fuerte repunte de la demanda posterior a la pandemia, la guerra en Ucrania y a la avaricia corporativa.

Además de apoyarse en la OPEP para bombear más petróleo y liberar reservas de crudo de la reserva estratégica nacional, Biden ha pedido a las refinerías que aumenten la producción y ha intensificado cada vez más la retórica contra los propietarios de gasolineras, exigiendo que bajen los precios.

Recientemente, Biden hizo un llamamiento a los propietarios de gasolineras para que “bajen el precio que están cobrando en los surtidores para reflejar el coste que están pagando por el producto”.

“Háganlo ahora. Háganlo hoy. Sus clientes, el pueblo estadounidense, necesitan un alivio ahora”, dijo Biden en una conferencia de prensa en la Casa Blanca el 23 de junio, en la que también pidió una exención del impuesto federal sobre la gasolina e instó a las compañías petroleras a utilizar sus beneficios para aumentar la capacidad de refinado.

Después de subir a un récord de más de USD 5 por galón, los precios promedio de la gasolina han disminuido constantemente durante los últimos 20 días y el promedio nacional ahora se ubica en USD 4.67, según la Asociación Estadounidense de Automóviles.

Pero esa tendencia podría revertirse, dicen algunos analistas de la industria.

Tom Kloza, fundador de Oil Price Information Service, dijo en Twitter que cree que los mercados del petróleo crudo están preparados para subir más en la segunda mitad del año y que los precios de la gasolina “eventualmente subirán”.

Una cliente echa gasolina a su automóvil en una gasolinera, en Petaluma, California, el 18 de mayo de 2022. (Justin Sullivan/Getty Images)

“Acabando con la expansión del petróleo y de las refinerías”

Algunos expertos dicen que, en un entorno político hostil, es difícil para la industria petrolera hacer el tipo de inversiones que amplíen su capacidad de producción.

El candidato a la gobernación de California, Michael Shellenberger, dijo en una serie de publicaciones en Twitter que la razón por la cual los altos precios del petróleo y el gas no conducen a una mayor producción y refinación de petróleo es simple: “El presidente Biden lo ha impedido activamente desde que asumió el cargo en nombre del cambio climático”.

“Biden acusó a las estaciones de servicio de cobrar en exceso, pero sus precios reflejan el precio de la gasolina establecido por el mercado, y el mercado refleja la falta de suministro que creó Biden y que acabó con el crecimiento de las refinerías y de la producción del petróleo”, escribió Shellenberger.

Shellenberger también argumentó que es posible que Biden impulse la producción de crudo a corto plazo de tres maneras.

En primer lugar aceleraría el proceso de concesión de permisos para proyectos de petróleo y gas invocando la Ley de Defensa Nacional del Petróleo y el Gas, dijo.

En segundo lugar, sería “un poderoso incentivo para los petroleros” si la administración se comprometiera a rellenar la reserva estratégica de petróleo a un mínimo de USD 80 por barril.

Y, en tercer lugar, si la administración Biden anunciara contratos de suministro de GNL con socios internacionales, esto incentivaría la producción de gas natural, argumentó Shellenberger.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.