Extirpan una mancha en la nariz cuando acudía por una mancha en el ojo

09 de Octubre de 2019 Actualizado: 09 de Octubre de 2019

Una mujer llegó a la consulta de un oftalmólogo en España con una orden de su médico de cabecera por tener una preocupante mancha en el ojo y el doctor en vez de analizar si se trataba de un tumor le extirpó un lunar en la nariz.

El caso fue mencionado el 2 de octubre por la asociación El Defensor del Paciente a principios de octubre, cuyos abogados representaron a la afectada ante un juzgado de Bilbao en 2016.

El juez en la sentencia calificó la conducta del oftalmólogo de “vergonzante, indignante y mezquina” antes de condenarlo, informó Cadena Ser.

Todo sucedió después que la mujer fue a la consulta de su médico de cabecera. El Dr. vio la mancha en el ojo y la remitió de inmediato a un oftalmólogo.

El médico especialista se fijó que la mujer tenía un lunar en el principio de la pirámide nasal, casi a la altura de la ceja y en vez de analizar la mancha del ojo que era lo prioritario, decidió extirparlo.

“Carece absolutamente de explicación y justificación que un médico de cabecera atienda a una paciente por una mancha dentro del ojo perfectamente visible y referida expresamente por la misma como motivo de consulta y que, luego, dicho especialista (el oftalmólogo) acabe operando de otra lesión distinta”, dice la sentencia del Juzgado, según Cadena Ser.

Un oftalmólogo examina el ojo de una paciente. (Wikimedia Commons)

La sentencia consideró que el oftalmólogo obvió el contenido del informe médico.

Además, pese a ser un médico especialista, “dió lugar a la creación de un riesgo relevante para la salud de la paciente”.

“Además, fue doble, ya que al no actuarse sobre la mancha en el ojo ésta fue a peor y , de ser (una mancha) maligna, producirse quizá la final pérdida del ojo y, por otro lado, el riesgo o peligro propio e inherente a cualquier intervención quirúrgica a la que uno sea sometido”.

Una mancha en el ojo puede significar la presencia de un cáncer ocular.

Retinoblastoma (Wikimedia)

Por todo ello el juez sentenció al oftalmólogo por imprudencia grave a una multa de 15 euros durante 9 meses, además de su inhabilitación profesional de 6 meses, con obligación de indemnizar a la paciente con un total de 735 euros.

La sentencia absolvió a un segundo ofltalmólogo que ayudó en la intervención quirúrgica, aunque dejó constancia que su intervención en los hechos “es igualmente un despropósito”.

Se desconoce si efectivamente la mujer desarrolló un cáncer ocular como por ejemplo un melanoma o un linfoma, o bien una extensión de un tumor desde otras partes del cuerpo.

En caso de ser un cáncer maligno un tratamiento temprano puede salvar una vida o al menos un ojo. Según Medline, el paciente puede necesitar cirugía, radioterapia, congelación o terapia de calor o terapia con láser, según el grado de avance.

***

A continuación

Los practicantes de Falun Gong están siendo asesinados por sus órganos en China

TE RECOMENDAMOS