Extraen un bebé del útero de su madre y lo vuelven a colocar después de operarlo

Por Jack Phillips - La Gran Época
12 de Febrero de 2019 Actualizado: 12 de Febrero de 2019

En un nuevo y revolucionario procedimiento, un bebé en gestación fue sacado del útero de su madre para recibir tratamiento antes de ser reincorporado nuevamente.

El niño de Bethan Simpson se sometió a este procedimiento después de que unas pruebas demostraron que el bebé, una niña, tenía espina bífida, informó Yahoo UK.

A Simpson, una enfermera de 26 años de Essex, en Reino Unido, se le dio la opción de abortar antes de que supiera sobre el procedimiento.

Solo un puñado de mujeres se han sometido a la operación, y Simpson es la cuarta. Para la nueva madre, el trabajo fue realizado por un equipo de cirujanos belgas y británicos.

Durante un ultrasonido de 20 semanas, se supo que la cabeza de la niña no era de la medida correcta, y se diagnosticó que el feto tenía espina bífida, que es cuando la médula espinal del bebé no se desarrolla completamente en el útero de la madre.

“Nuestra obstetra concertó una cita en Londres. Adelantándonos 48 horas, estuvimos en Londres haciendo escáneres en su cabeza y columna vertebral”, escribió Simpson en medios sociales.

Simpson dijo que la niña tenía espina bífida, y que le “ofrecieron continuar el embarazo, terminar el embarazo o una nueva opción llamada cirugía fetal”, lo que implicaría “arreglarla antes de que nazca”.

“Teníamos que hacerlo”, comentó. “Durante las siguientes semanas nuestras vidas fueron una montaña rusa”.

La operación para extraer a la niña se realizó a las 24 semanas del embarazo y la llevó a cabo un cirujanos del University College Hospital y del Great Ormond Street Hospital, según el informe.

Simpson agregó: “Tuve a los cirujanos más reconocidos de todo el mundo del University College London Hospital y de Bélgica cuidando de mí”.

“Fuimos un éxito. Su lesión era pequeña y sobrellevó la cirugía como no te imaginas. Estoy frágil y adolorida, pero mientras ella siga bien, es todo lo que nos importa”, dijo la madre embarazada.

Pero destacó que alrededor del 80 por ciento de los bebés en Reino Unido “son abortados cuando se les dice a sus padres que presentan esta afección”.

“No es una sentencia de muerte. Ella tiene el mismo potencial que todos nosotros”, dijo. “Sí, hay riesgos de que las cosas vayan mal, pero por favor piensen un poco más en la espina bífida, ya no es lo que solía ser.

“Siento que nuestro bebé me patea día tras día, eso nunca ha cambiado. Es extra especial, es parte de la historia y nuestra hija ha demostrado lo mucho que merece esta vida”.

Espina Bífida

Según la Clínica Mayo, la espina bífida “cae dentro de la categoría más amplia de defectos del tubo neural. El tubo neural es la estructura embrionaria que eventualmente se desarrolla en el cerebro y la médula espinal del bebé y los tejidos que los rodean”.

“Normalmente, el tubo neural se forma al principio del embarazo y se cierra a los 28 días después de la concepción. En los bebés con espina bífida, una porción del tubo neural no se desarrolla o cierra adecuadamente, lo que causa defectos en la médula espinal y en los huesos de la columna”, señaló el sitio web de la organización.

Los médicos no están seguros de qué causa el defecto, pero algunos han especulado con una deficiencia de folato o vitamina B-9. El folato se encuentra en el ácido fólico.

Además, algunos medicamentos también podrían ser la causa.

“Por ejemplo, los medicamentos anticonvulsivos, como el ácido valproico (Depakene), parecen causar defectos en el tubo neural cuando se toman durante el embarazo”, dijo la clínica.

Las mujeres con obesidad y diabetes también parecen aumentar el riesgo de que la espina bífida se produzca en sus bebés, según el sitio web.

Mira a continuación:

Dos gemelas meditaban en un parque cuando la policía china las separa de su madre

TE RECOMENDAMOS