“Huevos de hielo” aparecen en la costa de Finlandia debido a un extraño fenómeno metereológico

Por Isabel Valencia - La Gran Época
09 de Noviembre de 2019 Actualizado: 09 de Noviembre de 2019

En una playa de Finlandia, un fotógrafo aficionado captó imágenes de cientos de “huevos” de nieve que se extendían por 30 metros en la costa. El maravilloso fenómeno es causado por un factor meteorológico muy inusual.

Risto Mattila, se encontraba con su esposa en la playa Marjaniemi en la isla Hailuoto, situada en el Golfo de Botnia entre Finlandia y Suecia, cuando encontró unos extraños “huevos de hielo” que creaban un paisaje muy particular. Este fenómeno que se da cuando las condiciones climáticas son adecuadas, les causó mucha sorpresa.

Las bolas de nieve, que cubrían unos 30 metros de extensión de la playa, tenían diversos tamaños, la más pequeña era del tamaño de un huevo de gallina, mientras que las más grandes eran como una pelota de fútbol. “El huevo más grande era del tamaño de una pelota de fútbol. Fue increíble. Nunca antes había visto este fenómeno”, dijo Mattila que publicó su fotografía en su cuenta de Instagram.

“Estaba con mi esposa en una playa llamada Marjaniemi. El sol brillaba, la temperatura era cercana a -1ºC y era un día con mucho viento”, relató el fotógrafo a BBC. “Nos topamos con este fenómeno increíble. Había huevos de nieve y hielo esparcidos por toda la playa hasta el agua”, agrega.

“Era un espectáculo extraordinario. Jamás había visto algo así en los 25 años que llevo viviendo en esta zona”, afirmó Mattila al mismo medio. “Y como tenía mi cámara decidí preservar esta vista inusual para la posteridad”.

Según publicó La Vanguardia, Jouni Vainio, especialista del Instituto Meteorológico de Finlandia, explicó que este fenómeno ocurre por un extraño proceso en el que el viento y el agua hacen rodar trozos pequeños de hielo. Y aunque no son habituales, pueden ocurrir una vez al año, especialmente en otoño en Finlandia, cuando las condiciones climáticas son adecuadas,

“Se necesita una temperatura del aire determinada (por debajo de cero grados, pero solo un poco), la temperatura del agua correcta (cerca del punto de congelación), una playa de arena poco profunda y suave pendiente y olas tranquilas, tal vez un ligero oleaje”, explica Vainio. “También es necesario algo que actúe como núcleo. El núcleo comienza a recoger hielo a su alrededor y el oleaje lo mueve a lo largo de la playa, hacia adelante y hacia atrás. Una pequeña superficie de la bola se moja, se congela y se hace más y más grande”, añade el experto.

Este fenómeno aunque inusual, no es algo raro, ya que han aparecido estos mismos “huevos de hielo” en otras costas del mundo, como por ejemplo, en Rusia o en el Lago Michigan cerca de Chicago, en Estados Unidos, según indica La Vanguardia.

Por ejemplo, en la localidad de Nyda, en Siberia, encontraron en 2016 unas bolas de hielo gigantes, que tenían tamaños entre una pelota de tenis a “huevos” de un metro diámetro que se extendían por 18 kilómetros a lo largo de la costa.

*****

Te puede interesar:

Cómo China, Rusia, Irán y Cuba contribuyen a la inestabilidad de América Latina

TE RECOMENDAMOS