Los extraterrestres existen: el ufólogo más famoso de argentina lo prueba con 60 años de investigación

Por CELESTE ARMENTA - LA GRAN ÉPOCA
30 de Agosto de 2019 Actualizado: 30 de Agosto de 2019

Dedicar más de 60 años al estudio riguroso y científico de los fenómenos extraterrestres y ser tomado en serio tanto en la academia como en la sociedad en general, es un logro del ufólogo Fabio Zerpa, recientemente fallecido en Argentina.

Nacido 1928 en Rosario, Uruguay, Fabio Zerpa dedicó sus primeros años de juventud a la actuación, pero a los 21 años decidió dejar un puesto como empleado bancario y los escenarios de Uruguay y partió hacia Argentina con dos compatriotas: un conductor de TV y un cantante de tangos, recordó Fabio en Diarioépoca.

En Argentina comenzó a hacerse conocido en el ámbito artístico e incluso llegó a recibir el premio al mejor actor concedido por la municipalidad de Buenos Aires. En 1939 Fabio era parte del elenco de la serie Cóndores de acero en la base aérea de Morón, cuando ocurrió un evento que cambiaría para siempre su cosmovisión del mundo.

Era el 17 de noviembre de ese año cuando Fabio fue a dar un paseo por los hangares, y al encontrarse con Alexis De Nogaetz, su doble en las escenas de riesgo, resolvieron tomar un vuelo para ir a practicar tiro. Fue en pleno vuelo a las 12:30 del  medio día y frente a sus ojos, que de pronto apareció un objeto volador no identificado, reportó Infobae.

“Se paró, no se cayó, venció a la fuerza de gravedad, hizo un ángulo de 60 grados venciendo a la ley de inercia y le pregunté a Alexis: ‘¿Y esto qué es?’, y me dijo: ‘Eso es un plato volador’ […] ‘¿Y qué es un plato volador?’, a lo que Alexis respondió: ‘Para algunos son naves extraterrestres y para otros serán armas secretas de alguna potencia'”, explicó Fabio al mismo medio.

Fabio tenía 25 años en ese momento, pero ya desde pequeño “quería saber los porqué de todo en el  mundo”, compartió a Diarioépoca, así que dedicaría la mayor parte de su vida a dar respuestas bajo el lema “Yo no creo por creer ni niego por negar”. Así inició un camino que lo llevó a prepararse y estudiar psicología, sociología, antropología y a vivir en 25 diferentes países.

Pero el camino no fue fácil, ya que la prensa lo tomaba en broma incluso siendo popular como actor, al punto que en 1968 estuvo a punto de no tocar el tema nunca más. Pero la insistencia de una profesora del Instituto San Martín de Tours, una escuela cercana al lugar de filmación de una novela en la que participaba, lo motivó “y un día, no sé por qué”, aceptó, recordó en entrevista para Infobae.

Y, ¡oh sorpresa!, eran 200 niños que le lanzaron preguntas tales como “¿Y ellos cómo vienen? ¿Y cómo viven?…”, lo que para el joven investigador resultó revelador: esos niños nunca lo dudaron, era su propia generación la que descartaba sin haber investigado antes.

“Y me di cuenta que en aquello que me enseñaba a mirar mi padrino durante mi niñez y adolescencia, el cosmos y las estrellas, en ese lugar que uno mira casi chino, hay vida”, compartió al mismo medio.

Desde 1950, Fabio se dedicó a la divulgación del fenómeno ovni a través de diferentes plataformas, como documentales, teatro, radio, revistas, conferencias y simposios. Y como todo personaje histórico, en su camino compartió con varios y diversos contemporáneos como Benjamín Solari Parravicini, Carlos Castaneda, Gustavo Santaolalla, y hasta participó en un disco del cantante  Andrés Calamaro para “Fabio Zerpa tiene razón”.

En 1977 se realizó el Congreso Mundial de Ovnilogía en México, donde Fabio recibió el Premio Mundial a la Mejor Investigación de Contacto Extraterrestre por el caso Llanca, un camionero presuntamente secuestrado por extraterrestres. En ese congreso conoció al antropólogo Carlos Castaneda, con el que efectuó un viaje a Sonora y lo llevó con Don Juan.

“Pensar que muchos antropólogos expresaban que Don Juan no existía, que era solo una creación literaria de Carlos”, escribió en su libro Vivencias. Mi ser interior. “Regresé a Argentina con otra visión sobre mi vida”, confesó.

Durante sus años de investigación, llegó a reportar más de 3000 avistamientos y contactos extraterrestres. Fue además un escritor muy prolífico, y entre sus libros destacan Señales en el cielo, De dónde vienen ellos, El ovni y sus  misterios, entre otros. También creó la Fundación Disciplinas de Apertura, actualmente Fundación Fabio Zerpa, publicó Página 12.

En su libro Señales en el cielo, el ufólogo asegura que desde 1947 se vienen dando “señales en el cielo” que se vaticinan en los libros sagrados de varias culturas, y por eso han habido grandes exposiciones de ovnis desde el siglo pasado, como la que él mismo presenció en 1939.

También dijo que desde 1992 y 2012 hubo una “gran transformación”, viene un cambio paulatino hacia la espiritualidad “y empezamos a apoyarnos en el mejor poder que tiene el ser humano que es la seguridad espiritual”, agregó a Infobae.

“El siglo XXI será espiritual o no será”, le dijo André Malraux, al que califica como “el mejor filósofo francés de los últimos años”.

A “los grafismos de la mente” de Parravicini, cuyo trabajo nombró psicografía, dijo que lo llamó el Nostradamus de América por lo acertado de sus predicciones. “Explicaba diciendo que una voz adentro de él lo llevaba a hacer la profecía y lo hacía con el mecanismo que conocía, la pintura. Además tenía la fortuna de decir lo que significaba el dibujo porque él era muy simbólico. Le ponía el año y la fecha. A Nostradamus, por ejemplo, lo interpretamos nosotros”, aseguró Favio.

En la página oficial de Favio Zerpa se puede leer “La muerte se ha llevado su cuerpo, pero su espíritu siempre estará con nosotros, por siempre en nuestros corazones”.

En una de las últimas entrevistas que el ufólogo dio para Clarín, lanzó un poderoso mensaje: “La semilla está sembrada. Solo les pido a todos ustedes que sean mejores que yo. Tienen la obligación”.

Un curioso de su entorno y con la habilidad para demostrar que no estaba equivocado en sus descubrimientos, Favio Zerpa  murió convencido que vienen tiempos mejores para la humanidad, si está dispuesta a hacer el cambio de paradigma.

Mira la última entrevista de Favio aquí:

Este papá explica la ciencia pegando comida en la frente de su bebé

¿Te gustó este artículo? Entonces, te pedimos un pequeño favor. Compártelo en tus redes sociales, apoya al periodismo independiente y contribuye a que tus amigos se enteren de las noticias, información e historias más interesantes. Tardarás menos de un minuto. ¡Muchas gracias!

TE RECOMENDAMOS