F1: Hamilton gana en casa y roza el liderato

11 de Julio de 2016 Actualizado: 11 de Julio de 2016

El piloto inglés Lewis Hamilton (Mercedes) se hizo con la victoria en el Gran Premio de Gran Bretaña disputado en un resbaladizo circuito de Silverstone, un triunfo en casa que le deja a un punto del líder del Mundial, un Nico Rosberg que cayó a la tercera posición por una sanción, mientras que los españoles Carlos Sainz (Toro Rosso) y Fernando Alonso fueron octavo y decimotercero.

Hamilton triunfó ante su público por tercer año consecutivo para darse un baño de masas que le deja además a un punto del liderato. La remontada del británico en la general se vio favorecida este domingo por la sanción a un Rosberg que inicialmente entró segundo. Sin embargo, una penalización de 10 segundos por recibir órdenes técnicas de su equipo por la radio deja al alemán en tercera posición.

De los cuatro puntos que podía haber entre ambos, la sanción deja a Rosberg con 168 puntos por los 167 de Hamilton. Mientras, termina finalmente segundo el holandés de Red Bull Max Verstappen, quien firmó una gran pelea con el alemán de Mercedes y logró un podio de moral para su equipo, con Daniel Ricciardo en cuarta posición, acercándose día tras día a la potente escudería alemana y dejando atrás a los Ferrari.

Y es que la escudería italiana no estuvo especialmente fina en Silverstone ya que, a pesar de la quinta plaza de Kimi Raikkonen, el alemán Sebastian Vettel realizó una de sus carreras más discretas, finalizando en novena posición con penalización incluida por una desafortunada maniobra que afectó a Felipe Massa (Williams).

Los españoles también tuvieron una actuación dispar. Carlos Sainz acertó a defender su valiosa octava posición de la calificación y finalizó en ese mismo puesto y sumó de nuevo cuatro puntos de cara a sus aspiraciones mundialistas, liderando de nuevo a los Toro Rosso.

Fernando Alonso (McLaren), por su parte, sólo pudo ser decimotercero, después de una carrera donde su monoplaza dio síntomas de mejora, pero donde se vio perjudicado por una intensa lucha con Felipe Massa (Williams) y por una inoportuna salida de pista. Su pericia le hizo volver a la carrera, pero ya había perdido varias posiciones y dijo adiós a sus opciones de puntuar.

La carrera británica dio comienzo con el ‘safety car’ al frente que rodó durante las cinco primeras como medida de precaución ante la intensa lluvia que cayó en los minutos previos al inicio de la misma y que empapó por completo el asfalto del circuito, aunque el asfalto parecía ya en bastantes buenas condiciones.

Justo después de que el coche de seguridad abandonase el trazado en la vuelta número 6, los equipos ordenaron a sus pilotos la entrada en ‘boxes’ para cambiar a neumáticos intermedios ante la previsión de que el resto de la carrera sería sobre seco.

Lewis Hamilton, Nico Rosberg y Max Verstappen fueron los únicos que mantuvieron sus posiciones tras pasar por el ‘pit lane’ con los dos Mercedes en cabeza y el Red Bull en tercera posición hasta que un virtuoso movimiento del piloto holandés le sirvió para adelantar al líder del Mundial y colocarse en la segunda plaza.

A trece vueltas de la conclusión del Gran Premio, el alemán logró finalmente superar al joven piloto de 18 años que había sabido defender su posición de forma providencial como si de un auténtico muro se tratase. La sanción al alemán sin embargo devolvió al de Red Bull a la segunda plaza.

Sin embargo, Hamilton apenas tuvo problemas para afianzar su liderato y conseguir su cuarta victoria de la temporada, segunda consecutiva, con menos tensión en esta ocasión respecto a un Rosberg que terminó a casi siete segundos de su compañero de equipo, que pudo celebrar su victoria ante su público y que ya ha recuperado casi todo el terreno perdido al inicio de año.

TE RECOMENDAMOS