Fabricantes extranjeros detrás del primer avión de pasajeros hecho en China

04 de Noviembre de 2015 Actualizado: 05 de Noviembre de 2015

Estoy completamente desconcertado por cómo las empresas extranjeras asisten a las empresas chinas para construir productos que son diseñados para sustituir a sus propios mercados en China. Parece que Boeing y Airbus ahora se unen a la lista.

El Commercial Aircraft Group manejado por el régimen chino mostró su primer gran avión comercial de fabricación nacional china el lunes. Según Business Insider, al evento realizado en la fábrica donde se construyó el avión en Shanghái asistieron cerca de 4.000 funcionarios del gobierno e invitados.

Mientras que en la actualidad China es uno de los mayores mercados del mundo para los aviones comerciales, ésta compra sus aviones de Boeing y Airbus. Con el nuevo C919, planea cambiar eso. El avión con un solo pasillo que tiene capacidad para 168 pasajeros está diseñado para competir con el Airbus 320 y el Boeing 737.

Si bien muchas de las partes más importantes del C919 vienen del extranjero, esto podría cambiar pronto. El Partido Comunista Chino quiere que las piezas más importantes del C919 sean  producidas en China.

¡Mira qué ironía. Mientras  que el fabricante estatal del C919, Commercial Aircraft Corp de China (COMAC), dejó muy en claro que planea reemplazar el Airbus 320 y el Boeing 737, la Airbus y la Boeing han estado ayudando al régimen chino en esta empresa.

En septiembre, Boeing firmó un acuerdo de cooperación con COMAC para establecer un centro de terminación en China para sus aviones 737. Según Crain Chicago Business, el “centro de terminación y entrega del 737 será la primera instalación de este tipo fuera de EE.UU. para la Boeing que tiene su sede en Chicago”.

Airbus, por su parte, ya estaba un paso por delante en la asistencia al desarrollo aeroespacial chino. Ya cuenta con una línea de montaje en Tianjin, China, para su avión 320.

Airbus también anunció el 2 de julio que establecerá un centro de terminación y entrega en Tianjin, China, para su avión A330 de ancho fuselaje, después de firmar un acuerdo con Aviation Industry Corporation de China, y con Tianjin Free Trade Zone Investment Company.

Y no debe ser de ninguna sorpresa que, según CNN, COMAC de China dijo que después planea construir un avión con ancho fuselaje.

Estos planes se veían venir hace tiempo, y cuando Airbus y Boeing firmaron acuerdos para la construcción de instalaciones en China, es probable que ambas empresas eran conscientes de que COMAC planea reemplazar sus mercados en China.

La Corporación RAND publicó un informe el 4 de abril del 2014, declarando que COMAC estaba en el proceso de construir el avión comercial de fuselaje estrecho C919, y que competiría con aeronaves similares de la Airbus y de la Boeing.

Según RAND, COMAC se formó en el 2008, cuando el régimen chino consolidó sus esfuerzos bajo una nueva empresa de fabricación de aviones comerciales de propiedad estatal, con la intención de producir en el país dos aviones, el avión regional ARJ-21, y el avión con estrecho fuselaje C919.

Al tiempo que COMAC reveló su avión C919, también se cree que le tomará unos pocos años antes de que pueda construirlos  sin ayuda extranjera.

CNN señaló que la mayoría de sus partes más importantes, incluyendo el sistema de aterrizaje, las llantas, el registrador de vuelo, los sistemas de control de vuelo, y muchos otros, todavía están siendo construidos por empresas estadounidenses. Las únicas partes importantes que actualmente se fabrican en China del C919 son las alas, la cobertura del radar, el fuselaje y la cola.

Sin embargo, esto se adapta al plan. La estrategia del régimen chino, de acuerdo con RAND, es “primero participar en la producción nacional y ensamblar utilizando diseños extranjeros”, esto es lo que ya estamos viendo con Airbus y Boeing iniciando fábricas en China.

Después de eso, de acuerdo con RAND, el régimen chino planea desarrollar “sus propios diseños con la ayuda extranjera”, y este proceso culminará en la construcción por parte del  régimen chino de “un avión comercial sin ayuda extranjera”.

En otras palabras, Airbus y Boeing se han unido voluntariamente a un proceso para ayudar al régimen chino a construir un avión comercial, que finalmente tiene como objetivo aprender de ellos hasta que ya no sea necesaria su presencia en China.

Se ajusta a la filosofía empresarial china de tener un “Pei Lian” o “compañero de entrenamiento”. La idea es que se trabaja con alguien hasta que aprendes su oficio lo suficientemente bien para después hacerlo tú mismo.

Ese periodo de tiempo también podría encajar en el previsto lanzamiento del C919. Se espera que vuele el próximo año y entre en servicio alrededor del 2019.

Detrás de escenas, el régimen chino también está trabajando duro aprendiendo a construir diversos componentes para aviones. Gran parte de este trabajo se ha hecho mediante la adquisición de empresas aeroespaciales extranjeras que ya cuentan con el deseado conocimiento.

Informé sobre algunos de estos avances el año pasado, cuando el 19 de mayo del 2014, Guangdong Elecpro Electric Appliance Holding anunció que compraría dos compañías aeroespaciales europeas, la Mistral Engines SA con sede en Suiza y la SkyTrac de Alemania.

En el 2013 hizo avances similares, cuando la Aviation Industry Corporation de China adquirió la Thielert Aircraft Engines de Alemania y en el 2009, cuando adquirió la Fischer Advanced Composite Components de Austria.

Es importante tener en cuenta que esto no es un negocio habitual. El Partido Comunista Chino está impulsando el esfuerzo. Según un informe del 2013 de la Sociedad Aeronáutica Real del Reino Unido, “El espacio aéreo ha sido el objetivo principal para elevar el desempeño económico general de China a través de subir ” la escalera de la alta tecnología industrial con el fin de mejorar su economía'”.

TE RECOMENDAMOS