Facebook pagó USD 5000 millones a FTC como “quid pro quo” para proteger a Zuckerberg: Inversor

Por Ken Silva
23 de Septiembre de 2021
Actualizado: 23 de Septiembre de 2021

Una demanda presentada recientemente contra Facebook revela nuevos detalles sobre el escándalo de Cambridge Analytica, alegando, entre otras cosas, que los ejecutivos de la compañía pagaron en exceso a la Comisión Federal de Comercio para proteger al director ejecutivo Mark Zuckerberg de su responsabilidad personal.

La demanda fue presentada en un tribunal del estado de Delaware por el Sistema de Jubilación de los Empleados de Rhode Island (ERSRI), tras una batalla sobre si fragmentos de comunicaciones internas de Facebook debían divulgarse públicamente. El fondo de pensiones ganó ese caso en febrero, y utilizó esos registros para presentar su última demanda en agosto.

El ERSRI es un inversor en Facebook y alega que el acuerdo de 5000 millones de dólares perjudicó a la empresa— incumpliendo así su deber fiduciario con el fondo de pensiones.

Según la demanda de más de 200 páginas, Zuckerberg, la directora de operaciones Sheryl Sandberg y otros directivos de Facebook acordaron autorizar un acuerdo multimillonario con la FTC como “quid pro quo para proteger a Zuckerberg de ser nombrado en la demanda de la FTC, quedar sujeto a responsabilidad personal o incluso de ser obligado a prestar declaración”.

La demanda sugiere que Facebook pagó demasiado a la FTC, hasta 4900 millones de dólares, ya que la anterior multa récord de la comisión fue de 168 millones de dólares.

La demanda pretende que se declare que las acciones de los ejecutivos de Facebook fueron indebidas, así como una indemnización por daños y perjuicios. ERSRI puede tener dificultades para demostrar el daño en este caso, ya que las acciones de Facebook han subido desde unos 198 dólares cuando la FTC emitió su medida de ejecución en julio, hasta casi 350 dólares por acción actualmente.

La demanda no sugiere deshonestidad por parte de la FTC, cuyo presupuesto no se beneficia de los 5000 millones de dólares, ya que ese dinero va al Departamento del Tesoro.

Sin embargo, la demanda sí alega que otras partes, incluido el multimillonario inversor de Facebook Peter Thiel y su empresa de análisis de datos Palantir, han actuado de forma incorrecta, junto con Zuckerberg y otros miembros del consejo de administración de Facebook.

La demanda de ERSRI corrobora reportes anteriores de que Thiel —un donante de Trump— utilizó su empresa de análisis para ayudar a facilitar las violaciones de la privacidad cometidas por Facebook y Cambridge.

“Los empleados de Palantir, incluido al menos uno de los principales científicos de datos de Palantir, trabajaron regularmente en persona, durante el horario de trabajo normal, en las oficinas de Cambridge Analytica en Londres”, dice la demanda. “Fue un empleado de Palantir, Alfredas Chmieliauskas, quien sugirió por primera vez que Cambridge Analytica creara su propia app —específicamente, un test de personalidad basado en el celular— para obtener acceso a las redes de amigos de los usuarios de Facebook”.

Según la demanda, Palantir y Thiel se beneficiaron de la victoria de Trump y los republicanos, y la firma de análisis se convirtió en “uno de los mayores receptores de contratos de defensa del gobierno de Estados Unidos desde que Trump asumió el cargo”.

Facebook y la FTC declinaron hacer comentarios, mientras que Palantir aún no ha respondido a una consulta de The Epoch Times.

Aunque la demanda fue presentada en agosto, solo recientemente ha sido ampliamente publicitada.

Según el director general de Digital News Next, Jason Kint, la demanda pasó desapercibida inicialmente debido a las exorbitantes tasas que el registro judicial de Delaware cobra por los registros judiciales.

“En cuanto a cómo esta demanda pasó desapercibida, el archivo de Delaware cobra una fortuna por documento limitando el alcance del público”, dijo Kint el 21 de septiembre en Twitter. “El caso original para inspeccionar los documentos de la junta (Rhode Island) fue ganado, las demandas derivadas fueron enmendadas/presentadas/consolidadas en un juego de buscar y esconder. Seguí las migas de pan”.

El escándalo de Cambridge Analytica supuso que la empresa ya desaparecida, Cambridge Analytica, utilizara una app llamada “This Is Your Digital Life” para reunir los datos de millones de usuarios. A continuación, Cambridge Analytica utilizó supuestamente esos datos para dirigir a las personas anuncios prorepublicanos antes de las elecciones de 2016.

Nunca se descubrió que Cambridge Analytica afectara a los resultados de las elecciones de 2016. Publicaciones como National Review —que se ha declarado en contra de Donald Trump— lo describieron como “insignificante”.

Sin embargo, el escándalo sí reveló el sorprendente grado en que Facebook y sus desarrolladores de apps tienen acceso a detalles íntimos sobre sus usuarios, incluyendo datos demográficos, actividad en Internet, comportamiento de consumo y creencias políticas: miles de puntos de datos sobre cada usuario, según numerosas fuentes.

En total, Cambridge Analytica recopiló datos de unos 70 millones de personas —30 millones de estadounidenses— incluidos los que nunca utilizaron la app “This is Your Digital Life” de Cambridge Analytica.

Facebook todavía se enfrenta a demandas y acciones regulatorias por el escándalo en todo el mundo, incluyendo lugares como los Países Bajos. La compañía también se enfrenta a un caso antimonopolio presentado por la FTC, impulsado en parte por la respuesta negativa política del escándalo.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS