Familia de médico que hacía abortos en Indiana no sabe por qué habían restos fetales en su garaje

Por Zachary Stieber
17 de Septiembre de 2019 Actualizado: 17 de Septiembre de 2019

La familia de un médico abortista de Indiana quien falleció recientemente no sabe por qué más de 2000 restos fetales preservados médicamente fueron almacenados en el garaje familiar, dijo al Chicago Tribune un abogado que representa a la viuda del médico.

“Ella no tiene idea de cómo llegaron allí y no sabe por qué los puso allí”, dijo el abogado de Chicago Kevin Bolger, según el informe. “Nadie sabe”.

El Dr. Ulrich Klopfer murió el 3 de septiembre. La Oficina del Sheriff del condado de Will, Illinois, dijo que se encontraron 2246 restos fetales en el garaje de su casa en el suburbio sur de Crete Township, luego de su muerte.

El abogado dijo que la familia ha estado cooperando con los investigadores desde que su esposa hizo el espeluznante hallazgo. Bolger agregó que el garaje estaba apilado “desde el piso hasta el techo”.

También dijo que la esposa del médico no usó el garaje, y que ella no sabía cuánto tiempo pudieron los restos fetales haber estado almacenados allí.

En una declaración anterior, la oficina del alguacil dijo que no había evidencia de que se realizaran procedimientos médicos en la propiedad.

La oficina del forense ha tomado posesión de los restos.

Clínicas de aborto cerradas

Klopfer tenía tres clínicas de aborto en Indiana: en Gary, South Bend y Fort Wayne. Todas han sido cerradas, la última en 2015.

La clínica de South Bend, llamada Pabellón de las Mujeres, fue cerrada después de que la licencia de Klopfer fuera retirado luego de las acusaciones de no informar a tiempo sobre un aborto a una adolescente, según Fox59.

El sitio web Checkmyclinic.org señaló que la clínica de South Bend estaba cerrada por varias violaciones de salud.

“No se aseguró de que las pacientes de aborto firmaran formularios de consentimiento 18 horas antes de que se realizaran sus procedimientos”, dijo, y agregó que también “no se aseguró de que las pacientes de aborto recibieran asesoramiento de un médico, un asistente médico, una enfermera de práctica avanzada, o una partera antes de que se realice un aborto”.

Cuando se revocó la licencia de Klopfer en 2016, un artículo en el South Bend Tribune sobre Klopfer afirmó que “es probablemente el médico abortista más prolífico de la historia de Indiana, con números que van a decenas de miles de procedimientos en varios condados durante varias décadas”.

Él comenzó a realizar abortos en 1973 después de que el procedimiento fuese legalizado en la decisión de la Corte Suprema de los Estados Unidos en Roe v. Wade, señaló el artículo.

El derecho a la vida

Los grupos pro-vida reaccionaron a los hallazgos de los restos fetales en la casa de Klopfer.

“Estamos horrorizados por los informes de más de 2000 restos fetales encontrados en la propiedad del Dr. Ulrich Klopfer, un hombre que operaba clínicas de aborto en Gary, South Bend y Fort Wayne”, dijo Mike Fichter, presidente de Indiana Right to Life, en un comunicado.

“Estos informes repugnantes subrayan por qué la industria del aborto debe ser sometida al más alto escrutinio. Hacemos un llamado a las autoridades de Indiana para que se unan a la investigación para determinar si estos restos fetales tienen alguna conexión con las operaciones de aborto o con el personal en Indiana”.

La exdirectora de Planned Parenthood, Abby Johnson, dijo que los hallazgos resaltaron la oscuridad de la industria.

“Este médico abortista murió hace poco (…) y mira lo que encontraron”, dijo en un comunicado.

“El mal siempre esconde secretos, y no hay nada más malo que el aborto”.

La última clínica de aborto de Missouri permanece abierta

La última clínica de abortos que queda en St. Louis, Missouri perdió su licencia para realizar abortos el viernes 21 de junio, por preocupaciones de seguridad de los pacientes. Pero permanecerá abierta, al menos temporalmente, bajo la orden de un juez el mismo día.

El juez de circuito de St. Louis, Michael Stelzer, dijo que la clínica de los Servicios de Salud Reproductiva (RHS) de Planned Parenthood en St. Louis, puede continuar llevando a cabo abortos, al menos hasta que se emita una decisión final que describa los próximos pasos. No ofreció una fecha para la decisión final.

Un grupo de manifestantes se reúne durante una manifestación a favor de la vida frente al Centro de Salud Reproductiva de Planned Parenthood en St. Louis, Missouri, el 4 de junio de 2019. (Michael B. Thomas/Getty Images)

Stelzer, designado por el exgobernador demócrata Jay Nixon, dijo durante una breve audiencia el 21 de junio que una orden judicial preliminar que emitió anteriormente para mantener la clínica abierta permanecería vigente hasta entonces.

El destino de la clínica de St. Louis ha llamado la atención nacional porque Missouri se convertiría en el primer estado desde 1974 sin una clínica de aborto en funcionamiento si cierra. Justo un año antes, en 1973, la decisión Roe v. Wade de la Corte Suprema que legalizó el aborto había entrado en vigencia en todo el país.

La periodista de La Gran Época, Mimi Nguyen-Ly, contribuyó a este informe.

TE RECOMENDAMOS