Familia de niña asesinada por “justicieros” durante protestas de BLM demanda a alcaldesa de Atlanta

Por Jack Phillips
08 de Junio de 2021
Actualizado: 08 de Junio de 2021

La familia de una niña de 8 años que fue asesinada por individuos armados durante las protestas de Black Lives Matter en Atlanta el año pasado demandó a la ciudad, a la alcaldesa Keisha Lance Bottoms y a otras personas; argumentando que los líderes de la ciudad no protegieron a la niña.

Secoriea Turner, la niña, fue asesinada por disparos el 4 de julio de 2020, mientras viajaba en un auto con su madre antes de que se encontraran con un grupo de justicieros armados que, según los reportes parecían estar afiliados a los manifestantes de Black Lives Matter, cerca de un restaurante Wendy’s que fue incendiado durante los disturbios que siguieron a la muerte a manos de un oficial de Rayshard Brooks.

Tras la muerte de Brooks, los manifestantes levantaron barreras y montaron un campamento cerca del Wendy’s, y la policía dijo el año pasado que un grupo de hombres armados paró el auto en el que viajaba Secoriea y abrió fuego. El año pasado se establecieron “zonas autónomas” similares en Washington D.C., Seattle y Portland, tras la muerte de George Floyd en Minneapolis, que provocó disturbios y manifestaciones en todo el país.

La familia de Secoriea, en una demanda presentada en el Tribunal Estatal del Condado de Fulton, alegó que Bottoms, el jefe de policía de Atlanta Rodney Bryant, y la concejal de Atlanta Joyce Sheperd, permitieron que los justicieros recorrieran las calles y vincularon la muerte de la niña a su supuesta negligencia, según los abogados de la familia. Wendy’s International también fue nombrada en la demanda.

“Secoriea debería estar aquí. Nada de lo que estamos haciendo nos devolverá a nuestro bebé. Su vida no tiene precio”, dijo Charmaine Turner, la madre de la niña, durante una conferencia de prensa esta semana. “Merecemos justicia. Alguien tiene que ser responsable”.

En esta foto aérea se ve el restaurante de Wendy´s, que fue incendiado por los manifestantes después de que mataron a Rayshard Brooks, en Atlanta, Georgia, el 17 de junio de 2020. (Joe Raedle/Getty Images)
Un hombre armado con un rifle hace guardia en el memorial que hay alrededor del restaurante Wendy’s que fue incendiado después de que Rayshard Brooks fuera asesinado, en Atlanta, Ga., el 16 de junio de 2020. (Joe Raedle/Getty Images)

Un abogado de la familia, Harold Spence, alegó que Bottoms dirigió al “departamento de policía para que se retirara ante los justicieros armados” que tomaban la zona donde la niña recibió los disparos. Cuando la ciudad decidió permitir que los manifestantes tomaran el control de la calle de la ciudad, esto condujo a la muerte por disparos de la niña, dijo el abogado Mawuli Davis.

“Sabían que había justicieros armados bloqueando una calle pública y no tomaron ninguna medida para librar a los ciudadanos de Atlanta de esta amenaza y de esta peligrosa circunstancia y situación. Por ello, Secoriea Turner, una niña de 8 años, fue asesinada”, dijo Davis, reportó WSB-TV. “Hemos sabido que se enviaron memorandos al departamento de policía para que no prestara servicios en esa zona”.

Julian Conley, de 19 años, fue acusado en julio de agresión con agravantes y asesinato con felonía en relación con la muerte de la niña. Conley ha negado haber efectuado los disparos, pero ha admitido que estaba armado.

Tras la muerte de la niña el año pasado, sus padres lanzaron un apasionado reproche contra Black Lives Matter.

“Dicen que las vidas de los negros importan”, dijo entonces Secoriya Williamson, su padre. “Esta vez han matado a uno de los suyos (…) Han matado a una niña. Ella no le hizo nada a nadie”.

“Solo tenía 8 años”, dijo su madre. “Ella habría estado en TikTok bailando en su teléfono, acababa de terminar de comer. Entendemos la frustración por Rayshard Brooks. No tuvimos nada que ver con eso. Somos inocentes. Mi bebé no quería hacer daño”.

La oficina de Bottoms y Wendy’s no han respondido a una solicitud de comentarios.

“El asesinato de Secoriea Turner, como resultado de la violencia con armas de fuego sin sentido, es una tragedia que ninguna familia debería tener que soportar”, dijo un portavoz de la ciudad en una declaración a los medios de comunicación el lunes. “Debido al litigio previsto, la ciudad no ofrecerá más comentarios, en este momento”.

El oficial implicado en el tiroteo de Brooks, Garrett Rolfe, fue restituido a principios de este año después de que apelara su despido. Las imágenes de las cámaras corporales mostraban a Brooks forcejeando con los oficiales que acudieron a una llamada porque Brooks había estacionado su vehículo en el drive-thru de Wendy’s. A continuación, se ve a Brooks agarrando la pistola paralizante de un oficial antes de disparar tres veces contra Rolfe, lo que provocó que éste disparara su arma reglamentaria tres veces, matando a Brooks.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS