Familia LeBarón asegura que masacre no fue una confusión, AMLO dice que investigación lo considerará

Por Sebastian Puerta
08 de Noviembre de 2019 Actualizado: 08 de Noviembre de 2019

Una conferencia de prensa matutina fue el escenario que se usó para cuestionar al presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, con respecto a las declaraciones ofrecidas por la familia LeBarón en las que afirman que el ataque en el que murieron 9 integrantes no fue algo fortuito o una confusión de los cárteles.

Al ser consultado por los periodistas con respecto a lo dicho por Adrián LeBarón, padre y abuelo de 5 de las 9 víctimas que dejó la masacre de Sonora, con respecto a que el ataque tuvo la intención de enviar un mensaje, AMLO aseguró que, entre las diferentes hipótesis que están investigando, se tomarán en cuenta las declaraciones de los familiares de las víctimas.

“Hay un equipo que se ha integrado para la investigación, para indagar los hechos, desde luego para hacer justicia. Y están manejando todas las hipótesis, todas, no se descarta nada”, dijo el mandatario.

El activista y vocero de la familia, Adrián LeBarón había cuestionado a las autoridades que siguen considerando la tragedia como una confusión.

También señaló cierta complicidad por acción u omisión de las dependencias del gobierno que afirmaron haber llegado tarde al lugar de los hechos por no contar con gasolina para sus desplazamientos.

Hace tres días el secretario de seguridad, Alfonso Durazo, dijo que los asesinatos pudieron deberse a que los atacantes confundieron el vehículo con el de otro grupo criminal, grupo con el que se estarían enfrentando por el control de la región.

Miembros de la familia LeBarón miran el auto quemado donde parte de los nueve miembros asesinados de la familia fueron asesinados y quemados durante una emboscada en Bavispe, montañas de Sonora, México, el 5 de noviembre de 2019.
(Photo by HERIKA MARTINEZ/AFP via Getty Images)

Por su parte, el general del Ejército mexicano Homero Mendoza dijo en una conferencia de prensa el 6 de noviembre que se cree que un grupo criminal llamado “La Línea” es el responsable del ataque, ya que envió a un grupo de pistoleros a la zona para evitar la incursión de un grupo criminal rival “Los Salazar” alineado con el cártel de Sinaloa.

No obstante, la familia reveló que después de iniciado el ataque una de las mujeres salió del vehículo, miró a sus agresores y con las manos en alto les dijo que solo eran mujeres y niños. A pesar de ello los sicarios siguieron disparando.

Desde su casa, ubicada en los valles rurales del norte mexicano, el vocero de las víctimas dijo que no existe “confusión” alguna en la masacre orquestada contra sus familiares: “Sabemos que las personas que dispararon conocían con precisión que los pasajeros del automóvil eran mujeres y niños, hay muchas evidencias, hay muchas pruebas”.

David Langford, cuya esposa, Dawna Ray Langford, murió en la emboscada, dijo que cree que los asesinos iban tras las familias intencionalmente.

“Este fue un ataque dirigido y el cártel sabía que había mujeres y niños en esos vehículos”, dijo a ABC News el 6 de noviembre. “El cártel ejerció violencia contra nuestra comunidad, usando a nuestras familias como peones”.

TE RECOMENDAMOS